Menú
Carlos Rodríguez Braun

Alternativa socialdemócrata

Sostener que los mercados “han ocupado el espacio de la política” es afirmar algo que Elena Valenciano no puede no saber que no es verdad.

Carlos Rodríguez Braun
0
Sostener que los mercados “han ocupado el espacio de la política” es afirmar algo que Elena Valenciano no puede no saber que no es verdad.

Elena Valenciano, candidata a las elecciones europeas por el PSOE, fue entrevistada en El País por Vera Gutiérrez Calvo. Este el diagnóstico de la señora Valenciano: Europa se construyó

con una hegemonía clarísima de la derecha. Se desreguló todo y de repente llegó la crisis financiera y golpeó directamente a Europa. Entonces nos dimos cuenta de que habíamos perdido una batalla previa: la de la regulación pública del sistema financiero. La desregulación ha traído este desastre: hemos evitado el colapso financiero pero hemos generado un colapso social.

Es difícil encontrar en esta frase algo que sea verdad. Los políticos y burócratas que lideraron la Unión Europea no presentan un retrato de "hegemonía clarísima de la derecha", y cualquier cosa puede afirmarse sobre lo que hicieron las autoridades europeas, pero no que "se desreguló todo". La crisis no llegó "de repente" como si fuera un meteorito: fue provocada por la intervención política, y no por una inexistente "desregulación" de una actividad que es la más regulada en todo el mundo: el dinero y las finanzas. La intervención no ha evitado el colapso financiero, porque no sabemos qué habría sucedido sin ella, pero ha utilizado ese eventual colapso para legitimarse. Y por fin, aunque es cierto que la intervención efectivamente generó un colapso social, no fue por lo que sugiere la señora Valenciano, es decir, por haber sido insuficiente, sino por lo contrario, por haber sido excesiva en términos de impuestos, gastos y deuda, abortando la débil e incipiente recuperación de 2009-2011.

Y en esa misma línea prosigue doña Elena, con solemnes desatinos a modo de excusas:

Perdimos influencia en la construcción de la Europa social a favor de la Europa económica. Europa entró en la globalización sin mecanismos de regulación. Hay que atacar la causa de la crisis: la falta de responsabilidad de la política sobre la economía.

Otra vez, esto, en la medida que pueda tener algún sentido, no es cierto. Desde luego, la Europa que manda es la mal llamada "social", es decir, la política. Hay regulaciones por todas partes, y desde luego lo que pasó con la economía fue cualquier cosa menos una ausencia de intervención política.

No podía faltar la condena a la malvada austeridad:

Ahora es fundamental que gobierne la Comisión un socialdemócrata, para abandonar la política de austeridad. Quien ha instalado la hiperausteridad en la UE ha sido la derecha.

Si por austeridad entiende la señora Valenciano la reducción acusada del gasto público, es patente que en Europa no ha habido "hiperausteridad". En cuanto a asignar responsabilidades exclusivamente a la derecha, es una falsedad tan flagrante que doña Vera Gutiérrez Calvo apunta: "Francia, que es referente de la socialdemocracia europea, acaba de aprobar un paquete de recortes en ese mismo sentido". Y esta es la fantástica respuesta:

Sí, pero porque Hollande, solo, no puede cambiar la política. Es lo mismo que le pasó a Zapatero. Solo, un gobierno no puede.

Espectacular: los malos recortan porque son malos. Los buenos, porque están solitos, los pobrecillos.

Dirá usted: el desvarío es insuperable. No sé yo. Doña Vera le pregunta qué políticas distintas aplicarán los socialistas si ganan las elecciones europeas. Aquí va la respuesta:

La regulación del sistema financiero, por ejemplo. Si Martin Schulz [el candidato común de los socialdemócratas] es presidente de la Comisión Europea lo primero que hará es poner a las instituciones europeas a financiar proyectos de creación de empleo. Para que los mercados no dicten políticas hay que hacer política. Los mercados han ocupado el espacio de la política porque la política lo abandonó.

Es otra joya, sin duda. Primero, porque la regulación financiera ha sido, como ya hemos subrayado, muy abundante. Segundo, por ese pensamiento mágico de que se crearán puestos de trabajo simplemente poniendo a las instituciones europeas a "financiar proyectos", como si la financiación hubiera sido inexistente antes de 2007: la realidad fue exactamente la contraria. Y cuando la política no ha hecho más que crecer a expensas de los mercados, es decir, de las libertades y los bienes de los ciudadanos, sostener que los mercados "han ocupado el espacio de la política" es afirmar algo que Elena Valenciano no puede no saber que no es verdad.

Y llega il grande finale, donde se lucen ambos lados de la entrevista. Pregunta doña Vera Gutiérrez Calvo: "Si los socialdemócratas ganan estas elecciones, ¿usted confía en que los mercados ya no dictarán la política?". La pregunta da por sentado el diagnóstico: los mercados ya no dictaran la política, es decir, la han dictado hasta hoy: eso es precisamente lo que hay que demostrar, aunque a doña Vera no le parezca necesario. Desde luego, aún menos se lo parece a doña Elena, que remata:

Haremos que dejen de dictar la política. Interviniendo, limpiando, regulando, controlando.

Temblaría Valle-Inclán: ¡que me pega los gerundios!

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia