Menú

Las claves del éxito del imperio Inditex

El imperio distribuye a cada una de sus 6.300 tiendas dos colecciones por semana.

22

Inditex, el imperio fundado por Amancio Ortega, no deja de crecer y es hoy una de las enseñas textiles más conocidas en todo el mundo. La compañía ganó el año pasado 2,377 millones de euros, lo que supone un 1% más que el año anterior. En España, la empresa emplea a más de 40.000 personas y sólo el año pasado creó 2.000 puestos de trabajo, de los que 800 fueron directos, según apuntó durante la presentación de resultados su actual presidente, Pablo Isla.

La compañía gallega escogió para la presentación de sus cuentas de 2013 un enclave muy especial: su centro de distribución de Meco, en Madrid. Y la elección de este lugar no es casualidad porque gran parte del éxito de Inditex se basa en su sistema de de logística y distribución. Del centro de Meco, que cuenta con un espacio de 180.000 metros cuadrados, se distribuyen cada día cajas de productos de ZARA a cada una de sus más de 6.300 tiendas del Grupo en cualquiera de los 87 mercados en los que tiene presencia comercial. Para hacerse una idea, el año pasado pasaron por Meco más de 190 millones de unidades de producto con sello Inditex.

En España, la textil cuenta con nueve centros de este tipo que distribuyen a cualquier lugar, desde Pekín hasta Arabia Saudí. El más grande de España es el establecimiento de Arteixo, que cuenta con 330.000 metros cuadrados. En los próximos meses comenzará a operar el nuevo centro de distribución de la multinacional situado en Cabanillas (Guadalajara), en el que lnditex ha invertido 150 millones de euros y en el que se almacenará la cadena Pull&Bear. Cuando esté operativo, Cabanillas dará empleo a unas 250 personas y, pasados unos años, este volumen se podría ampliar hasta los 500 trabajadores.

La logística, la clave de Inditex

Prenda colgada, prenda doblada, cientos de muelles de salida de mercancía, silos automatizados y cada pedido en su caja. Esto es lo que se observa en una planta de distribución logística de Inditex. El sistema de la compañía está destinado para asegurar la renovación continua de la oferta de todas las tiendas de la enseña.

Por regla general, el producto apenas dura dos o tres días en el centro hasta que sale directo a su destino, y ésta es una de las claves del éxito de la compañía. "Todo el sistema está pensado justamente para que nuestro modelo de negocio no deje de recibir mercancía", dicen desde la compañía.

"La clave es que estamos diseñando, fabricando y distribuyendo a las tiendas al mismo tiempo al que están evolucionando nuestras ventas porque lo que mueve todo este proceso es la información que nos llega de las tiendas de los clientes para decidir qué productos tenemos que fabricar y distribuir", aseguran. Lo que tratan es que estos plazos de tiempo sean lo más cortos posible y "una pieza clave para conseguir eso es, precisamente, que la logística sea muy eficiente para conseguir que los productos que nuestros clientes esperan encontrar en las tiendas estén en el momento oportuno".

El sistema de Ortega garantiza que los productos lleguen a su destino desde los centros logísticos de Inditex, muchos de ellos ubicados en España, en un plazo máximo de dos días (24-36 horas en el caso de Europa, 48 en el resto del mundo).

El proceso cuenta con varios pasos fundamentales. La ropa doblada o colgada se recibe en el centro logístico y va directamente al stock de prenda doblada, que se gestiona a través de silos automatizados, y, por otro lado, al stock de prenda colgada. Mediante un carrusel, y con la vigilancia de los operarios, se distribuyen las cajas para cada una de las tiendas. En cada caja, que se distingue con un código de barras, se incluyen diferentes productos según lo que pida cada tienda. Cada caja corresponde a una tienda y, en la mayoría de ocasiones, a un país diferente.

Así, cada establecimiento recibe lo que pide y necesita, porque ésta es otra de las características de la compañía: se reparte dos veces por semana ropa de nueva colección y distinta entre unas tiendas y otras. Esas diferencias, como no puede ser de otra manera, se basan principalmente en las estaciones entre unos países y otros y en las modas.

Además, los procedimientos logísticos de cada una de las cadenas (ZARA, Pull&Bear, Stradivarius...) son independientes. Sin embargo, pese a que cada una tiene organizada su propia logística, la gestión global de toda la capacidad logística se hace de manera conjunta.

El reparto

El sistema de reparto, totalmente automatizado, es otro de los puntos fuertes de Inditex. A las doce de la noche la tienda cursa el pedido, que es recibido por el departamento de gestión comercial y el pedido consolidado. A las dos de la madrugada comienza el reparto dentro del centro logístico y a las ocho se expide la mercancía vía transporte terrestre (para las tiendas de Europa) o a través de transporte aéreo, en el caso de que los establecimientos estén en el resto del mundo.

Cada tienda recibe ropa de nueva colección dos veces por semana. Esto quiere decir que una tienda determinada en un país determinado está recibiendo los lunes y los jueves, otra los martes y los viernes. Normalmente, todas las tiendas reciben mercancía inmediatamente antes del fin de semana e inmediatamente después, y esto varía en función de cada tienda. "Como estamos distribuyendo tiendas a muchos sitios distintos del mundo nosotros organizamos esos destinos por grupos en función de los tiempos que nos cuesta que la mercancía llegue a cada destino", señalan fuentes de la compañía.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco