Menú

El Gobierno ofrece 1.500 millones a quien se quede con Catalunya Banc

Una fuerte cartera de hipotecas de particulares con morosidad creciente es el principal lastre del conglomerado bancario para encontrar comprador.

0
Una fuerte cartera de hipotecas de particulares con morosidad creciente es el principal lastre del conglomerado bancario para encontrar comprador.
Sede de Catalunya Caixa

El Gobierno parece haber encontrado importantes dificultades para enajenar Catalunya Banc, el conglomerado resultante de la fusión de cajas catalanas que capitaneó aquella que dirigió Narcis Serra, Caixa Catalunya.

El núcleo de las dificultades del Gobierno para privatizar este banco es su abultada cartera de hipotecas de particulares. Una cartera que asciende a unos 7.000 millones y que acumula una morosidad creciente. Según informa El Mundo este jueves, este es el principal motivo de que el Ejecutivo español haya informado a la Comisión Europea de que el Frob ofrecerá hasta 1.500 millones de euros -probablemente en forma de aval público- para el comprador que decida hacerse con el banco catalán.

De este modo, el Frob espera atraer compradores ya que los bancos españoles ya han comunicado que no están dispuestos a hacerse con semejante cartera por considerarla excesivamente tóxica. Así, el Frob busca ahora candidatos entre fondos extranjeros.

Desde que estalló la crisis financiera en las cajas de ahorro y comenzó el proceso de fusiones, Catalunya Banc ha recibido 12.054 millones de euros del Estado, siendo la que proporcionalmente ha contado con una mayor inyección pública directa del Estado. La inyección pública en Bankia fue de 22.426 millones de euros, teniendo un tamaño cinco veces superior al conglomerado catalán.

Así, el Ejecutivo negocia con Bruselas que el Frob confeccione un nuevo vehículo financiero para incluir un aval que seduzca, a modo de colchón en caso de que crezca aún más la morosidad, a los posibles compradores de la cartera hipotecaria. De este modo, y según El Mundo, si el interesado compra la cartera y sufre más pérdidas de las previstas podrá ser compensado en primera instancia con las provisiones ya realizadas por la entidad que cubren 2.500 millones. Si esa cifra no fuera suficiente, el comprador podría ejecutar el aval en forma, probablemente, de bonos del Frob.

Finalmente, las previsiones del Frob pasan por segregar y vender esa cartera hipotecaria, el Estado podrá vender a mejor precio Catalunya Caixa. Por tanto, de los 1.500 millones adicionales habrá que restar lo que se termine pagando posteriormente por la entidad matriz.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD