Menú

El TSJM abronca a Elpidio Silva y su letrado por las maniobras para retrasar el juicio

El juicio a Elpidio Silva por prevaricación en el caso Blesa ha contado con numerosos rifirrafes entre el acusado y el presidente de la Sala.

113

El audio empezará a sonar cuando acabe el anuncio

Rifirrafe de Elpidio José Silva en el juicio Los protagonistas

Ponlo en tu web

Copia el código HTML para insertar el audio "Rifirrafe de Elpidio José Silva en el juicio" en tu blog, página web o en un foro. Puedes cambiar el ancho antes de copiar y pegar el código.

Ancho:

Código:

×

No puede escuchar el directo

Tienes alguna extensión del navegador que está bloqueando la reproducción, seguramente un bloqueador de anuncios. Desactívelo si quiere escucharnos.

×

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado este martes suspender la celebración del juicio al magistrado Elpidio José Silva, instructor del caso Blesa, tras haber renunciado ayer repentinamente su abogado, Cándido Conde-Pumpido Varela, a ejercer su defensa.

La Sala, presidida por el magistrado Arturo Beltrán, ha rehusado a acceder a este petición tras considerar que se trata de una maniobra para lograr aplazar la celebración de la vista oral en aras de poder realizar Silva la campaña para las próximas elecciones europeas como candidato del partido Movimiento Red.

El tribunal ha señalado que recogiendo jurisprudencia del Tribunal Supremo solo podría aceptar la renuncia del letrado cuando está "objetiva y plenamente justificada", unas circunstancias –han señalado- que no se dan este caso.

La decisión del tribunal ha provocado la reacción del letrado y del propio Silva, que han alegado tener derecho a la última palabra y ha acabado en un duro enfrentamiento con el presidente del tribunal.

El presidente de la Sala, firme

La pataleta del instructor del caso Blesa ha sido gigantesca al ver que sus intentos por bloquear el juicio fracasaban estritosamente. En uno de los momentos de disputa con el tribunal, el presidente Arturo Beltrán le ha espetado al acusado: "No va a hablar. No es que no vaya a tener la última palabra, es que no va a tener la primera", a lo que Silva ha respondido lamentándose de que no se siente "defendido".

"Que conste que usted no se siente defendido. Es irrelevante su voluntad, usted no suspende el juicio. Es fraudulenta su conducta", ha dicho el magistrado antes de volver a lanzar una nueva advertencia ante las quejas del acusado: "Le apercibo de que se calle. Que conste y el juicio continúa", zanjó Beltrán que en todo momento dejó claro quién era la autoridad dentro de la sala de vistas.

Asimismo, la Sala ha informado este martes a Cándido Conde-Pumpido Varela que puede ser sancionado con una multa o una falta disciplinaria por su Colegio de Abogados así como haber incurrido en un delito de deslealtad profesional tipificado en el Código Penal.

Tras un receso de 45 minutos –donde acusado y abogado han tenido que permanecer en el interior de la Sala de vistas para evitar que dieran ruedas de prensa a cadenas de televisión a las puertas del tribunal- la vista se retomó con la declaración del juez Elpidio José Silva y con una nueva disputa entre el acusado y su abogado con el tribunal.

Silva manifestó que no podía declarar porque carecía de asistencia letrada pese a que a menos de cinco centímetros de distancia se encontraba sentado su abogado Cándido Conde Pumpido Varela. El titular del Juzgado de Instrucción Número 9 de Madrid ha aportado un escrito con la renuncia expresa a su abogado porque ha habido una "ruptura" de criterios.

Peor que Corea del Norte

Por su parte, éste se ha negado a formular preguntas e interrogar a su cliente ya que decía que no "era su abogado" dando lugar a una situación surrealista. Unas afirmaciones la de acusado y defensa que desoían claramente las órdenes de la sala: ue el juicio continuase porque Conde-Pumpido Varela no podía renunciar a ser el abogado del juez Silva.

El ambiente estaba tan caldeado que varios asistentes a la vista pública comenzaron a proferir gritos dentro de la Sala a favor del instructor del caso Blesa. Los preferentistas manifestaron que el "único juez que ha hecho bien su trabajo" es Silva y han dicho sentirse "indignadísimos" con el tribunal.

El presidente Beltrán ordenó que fueran expulsados de la sala de vistas y manifestó que "tienen derecho a creer lo que quieran y a juzgar el tribunal porque el público es el juez del juez, pero no tienen derecho a dar gritos ni voces ni alterar el orden".

En ese momento, el juez Silva anunció que recusaba al tribunal y dado que no había más señalamientos previstos para este martes el presidente de la Sala indicó que el juicio continuará mañana con la declaración del expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa en calidad de testigo.

A su salida del TSJM, el juez Elpidio sostuvo que si hubiera estado en una dictadura como la de Corea del Norte le habrían permitido designar nuevo abogado para ejercer su derecho de defensa y hubiera habido así una "excepción" a esa situación. "Hoy el tribunal lo más sensato que puede hacer es darse por recusado y abstenerse de conocer", subrayó el instructor, que añadió una y otra vez que no ha podido declarar porque no tiene abogado.

El Ministerio Fiscal solicita una pena de 30 años de inhabilitación para ejercer jurisdicción para Elpidio José Silva. Mientras la defensa de Miguel Blesa pide para él 40 años de inhabilitación y el expresidente de la CEOE Gerardo Díaz Ferrán que sea condenado a una pena de 24 años. Elpidio José Silva se encuentra imputado por los delitos de prevaricación, retardo malicioso en la Administración de Justicia y contra la libertad individual del expresidente de Caja Madrid al que envió en dos ocasiones a prisión.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation