Menú
"Gracias a Madrina tengo mi bar"

Altos directivos asesoran a madres sin recursos para emprender su propio negocio

La Fundación Madrina ofrece apoyo económico y personal a mujeres gestantes y madres sin recursos, para que puedan salir adelante.

La Fundación Madrina ofrece apoyo económico y personal a mujeres gestantes y madres sin recursos, para que puedan salir adelante.
Más de 200 mujeres se han beneficiado del programa de formación y emprendimiento. | S.O.

Camino de los seis años, España continúa echando un pulso a una crisis económica que ha trastocado nuestro sistema productivo y cuestionado nuestro modelo de empleo. La frustración y desesperanza que genera el paro es más acuciante si cabe en las capas de la sociedad más desfavorecidas. Las mujeres gestantes o madres solteras sin recursos son, posiblemente, uno de los colectivos más excluidos a la hora de reinsertarse en el mercado laboral.

En este sentido, en la tarde de este jueves ha tenido lugar la entrega de premios Proyecto Emprendedoras Diamante, programa de ayuda al emprendimiento laboral destinado a mujeres gestantes o madres sin recursos, organizado por la Fundación Madrina. El Proyecto es un programa de formación y asesoramiento impulsado por mentores-voluntarios profesionales del mundo de la empresa (ejecutivas, abogados, empresarios) con el objetivo de reenganchar a las recién madres al mercado laboral.

Hasta la fecha, más de 200 mujeres han podido beneficiarse del apoyo incondicional del Proyecto Emprendedoras Diamante. En la gala estuvieron presentes entre otras personalidades, los cónsules de Perú y República Dominicana, Juan Cuevas y Arturo Chipoco, así como la Directora General del Voluntariado y la Cooperación de la Comunidad de Madrid, Ana Isabel Martín Fernández.

En la entrega de premios se pudieron escuchar experiencias de mujeres y parejas beneficiadas del asesoramiento y apoyo "que alcanza más que de lo laboral, convirtiéndose en un respaldo psicológico". Destaca la historia de Lina, madre joven sin recursos que acudió a la Fundación con un simple mensaje: "Ayuda". "Desde que llamé a la puerta pude contar con un piso de acogida y lo que es más importante, apoyo psicológico", destacaba en su intervención. "Tras nacer mi hijo Aron, que ya tiene seis meses, la ayuda de Madrina se centró en conseguirme a encontrar trabajo". Lina, con el apoyo inestimable de su mentora Mercedes, consiguió finalmente reengancharse al mercado laboral y, a día de hoy, sigue contando con apoyo de guarderías para poder compatibilizar su vida laboral y familiar.

Otra vivencia de gran calado que dejó la entrega de premios fue la historia de Ramona y Juan Carlos, padres de Sebastián. Esta pareja dominicana, sin apenas recursos económicos acudió a Madrina para revertir su situación y sacar adelante a su hijo que estaba ya en camino. Gracias al apoyo de Madrina y de su mentor voluntario, Carlos Sanz, hoy tienen su propia cafetería, Dulci, en pleno Madrid, donde ofrecen "los mejores chicharros de la capital". "Carlos Sanz nos enseñó a hacer un estudio de mercado, a conocer de antemano a nuestros clientes". Gracias al asesoramiento de este empresario, experto en Banca e Inversión, la pareja pudo enfrentarse al duro mercado laboral y emprender su propio sueño.

En palabras del presidente de la Fundación, Conrado Giménez, "Madrina busca de forma decidida dar apoyo a mujeres gestantes y madres sin recursos, pero no sólo en lo material, sino en lo que es más importante en lo psicológico". La precaria situación económica hace que sean las madres solteras y el colectivo de inmigrantes los más excluidos de la sociedad. "La familia es la empresa más importante de la sociedad y la madre es, sin duda, su CEO", destacaba en tono de emprendimiento el presidente de la Fundación.

Como no podía ser de otro modo, las intervenciones de los cónsules de Perú y República Dominicana trataron la difícil situación que están pasando los colectivos de inmigrantes en este contexto de crisis económica europea. "Nuestro consulado está actuando como una ONG", aseguraba el cónsul dominicano, Juan Cuevas. "Estamos llevando desde la embajada proyectos similares de apoyo al emprendimiento y a las pymes aquí en España", destacaba el titular dominicano, en referencia a la última Feria del Mango, de la que se esperan fuertes importaciones que puedan ayudar a la creación de empleo en España. Por su parte, Arturo Chipoco, resaltó en línea con su homólogo dominicano la importancia de los proyectos de emprendimiento, destacando la importancia del voluntariado en la vida ya que "uno es más feliz cuando da que cuando recibe".

Un ámbito múltiple de actuación

La Fundación Madrina es una entidad de carácter benéfico-asistencial de apoyo a la infancia, la mujer y su maternidad, que ya cuenta con una experiencia de más de 13 años. Su área de actuación es múltiple. Ya sea en el ámbito laboral –con su Proyecto Diamante-, en el ámbito clínico y social –a través de su Programa Madre-, así como reparto de alimentos, leche maternizada y útiles de primera necesidad –con la Operación Patuco-, además de los pisos de acogida de la Fundación, financiados a través de calendarios benéficos y, sobre todo, de donaciones altruistas.

Asimismo, la Fundación ofrece formación, transporte y guardería a más de 200 madres adolescentes y jóvenes, brindándoles la oportunidad de conseguir el Graduado escolar en ESO, así como formación avanzada, todo ello gracias a la colaboración de ejecutivas de empresa y voluntarios.

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro