Menú

Ana Patricia Botín, nueva presidenta de Banco Santander

La presidenta dice que asume "con total compromiso" sus nuevas responsabilidades y agradece la confianza del consejo.

La presidenta dice que asume "con total compromiso" sus nuevas responsabilidades y agradece la confianza del consejo.

El consejo de administración de Banco Santander ha designado este miércoles por unanimidad a Ana Patricia Botín como nueva presidenta del Grupo Santander en sustitución de su padre, Emilio Botín, tras fallecer la pasada madrugada de un infarto.

El consejo de administración, reunido esta tarde de urgencia, mostró su profundo pesar por el fallecimiento de Botín, "quien ha protagonizado la extraordinaria transformación de Banco Santander, convirtiéndolo en el primero de la eurozona y en uno de los más importantes del mundo", según un comunicado emitido por la entidad.

La comisión de nombramientos y retribuciones consideró que Ana Botín es "la persona más idónea dadas sus cualidades personales y profesionales, su experiencia, su trayectoria en el Grupo y su unánime reconocimiento nacional e internacional".

Tras la reunión del consejo de administración, Ana Botín señaló que "en estos momentos tan difíciles para mí y mi familia, agradezco la confianza del consejo de administración y asumo con total compromiso mis nuevas responsabilidades. Durante años he trabajado en el Grupo Santander en distintos países y responsabilidades y he podido comprobar la enorme calidad y dedicación de todos nuestros equipos. Seguiremos trabajando con total determinación para seguir construyendo un Banco Santander cada día mejor para nuestros clientes, empleados y accionistas", dice el comunicado.

Nacida para ser banquera

La hija mayor y, hasta ahora, consejera delegada de la filial de la entidad en Reino Unido nació en 1960 en Santander y es licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad de Bry Mawr (EEUU), tras haber cursado estudios en Harvard. Fue nombrada por primera vez consejera del Banco el 4 de febrero de 1989 y reelegida en las juntas generales de 1991, 1994, 1997, 2000, 2003, 2006 y 2014.

Se incorporó al Grupo tras un período en JP Morgan (1981-1988). En 1992 fue nombrada directora general de Banco Santander, SA, y con posterioridad asumió la presidencia ejecutiva de Banesto entre 2002 y 2010. Entre otros cargos relevantes, es consejera no ejecutiva de The Coca-Cola Company. Es la tercera mujer más poderosa de Reino Unido, según la BBC, sólo por detrás de la reina Isabel II y la ministra británica de Interior, Theresa May. Además, ha entrado en la lista de los 50 banqueros más influyentes del mundo.

Así pues, Ana Patricia Botín continuará la larga saga familiar en el complejo mundo de las finanzas, ya que, a partir de ahora, se encargará de dirigir uno de los bancos más importantes del mundo tras el exitoso legado de su padre al frente de la entidad. En la actualidad, Banco Santander es una de las empresas familiares más grandes del planeta.

Bisnieto, nieto, hijo y sobrino de una estirpe de banqueros, Emilio Botín entró a trabajar en el banco a los 24 años, para, posteriormente, alcanzar la presidencia en 1986, a los 52 años de edad. Licenciado en Ciencias Económicas y en Derecho, la gestión de Botín se caracterizó por el engrandecimiento de la entidad y su expansión a través de un proceso de fusiones y adquisiciones para conseguir,primero, el liderazgo de la banca española y, después, convertirse en una de las principales referencias del sector financiero a nivel internacional.

De banco pequeño a referencia mundial

Cuando tomó las riendas del banco, el Santander era el más pequeño de la banca tradicional española, pero Botín supo aprovechar la debilidad y desorientación de sus competidores para ganar cuota de mercado y crecer hasta convertirse en una de las grandes entidades del planeta.

En 1988, situó al grupo cántabro en Europa a través de una alianza con Royal Bank of Scotland. Sus acuerdos con el banco estadounidense First Union y el Abbey National Bank, además de inversiones y compras en bancos y otros negocios financieros de Latinoamérica, le encumbraron como el banquero más influyente de España. En 1989, fue un innovador al lanzar una cuenta de alta remuneración, ganando clientes a sus competidores directos.

En 1994, Banco Santander adquirió en subasta el Banco Español de Crédto (Banesto) tras la intervención de la entidad por el Banco de España, y en 1999 se fusionó con el Banco Central Hispano Americano, acuerdo que dio lugar al Santander Central Hispano, denominado posteriormente como Banco Santander. En 1999, con la fusión de Banco Santander y Banco Central Hispano, nació el gran grupo que, posteriormente, permitiría al banco afrontar con éxito su etapa de expansión internacional.

Presencia internacional

El Grupo Santander es actualmente el primer banco de Latinoamérica, el segundo de Europa y el undécimo del mundo por capitalización, con un valor de más de 90.000 millones de euros, es una de las entidades españolas más reconocidas y con una importante presencia en las tres áreas geográficas clave: Europa, América y Asia.

Con cerca de 15.000 oficinas, casi 190.000 empleados y 3,3 millones de accionistas, Banco Santander -fundado en 1857- ha conseguido llevar su logotipo (una llama) y su color rojo a 40 países, donde ha importado su modelo de negocio orientado a particulares, pymes y empresas.

En el primer semestre de 2014, ganó 2.756 millones de euros, un resultado obtenido sobre todo por la diversificación geográfica del grupo, según dijo entonces el propio Botín. Latinoamérica aporta al grupo una buena parte de sus beneficios (en el primer semestre más de 1.500 millones), sobre todo gracias a sus filiales en Brasil y México, dos de las joyas del grupo financiero, y en menor medida en Chile y en Argentina.

Otra de las joyas del Santander, en este caso en Europa, es el Santander UK -la tercera entidad del país-, un banco que transformó a partir del Abbey y que actualmente cuenta con 1.189 oficinas, 26.000 empleados y 26 millones de clientes. No obstante, en Europa el banco también cuenta con una posición muy relevante en Alemania, Portugal, Polonia y el nordeste de Estados Unidos.

De la misma manera, ofrece servicios de financiación al consumo, además de en estos mercados principales, en los países nórdicos, más Holanda, Austria, Italia y Bélgica. En China, un mercado difícil para las entidades españolas, firmó un acuerdo de cooperación estratégica con el Bank of Shanghai.

Además, Botín ha conseguido hacer del Santander una de las mayores marcas de España, incluida en varias clasificaciones internacionales como una de las más valiosas del mundo y la cuarta del sector financiero.

Para aumentar la notoriedad de la marca, Botín puso en valor los patrocinios corporativos, que han ayudado a consolidar la posición internacional del banco. Santander patrocina a la escudería Ferrari y a los pilotos del equipo McLaren Mercedes, y el fútbol latinoamericano, en las tres principales competiciones continentales de clubes, la Copa Libertadores, la Copa Sudamericana y la Recopa Santander Sudamericana, además de la Copa América de naciones.

Desde que Botín llegó a la presidencia del Banco Santander, la acción de la entidad se ha revalorizado el 2.400%, según datos del mercado recogidos por Efe.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD