Menú

Las empresas exportadoras ofrecen empleo estable y buenos sueldos

El empleo creció más de un 6% el pasado año en los sectores cuyo volumen de ventas se concentra en el exterior, ofreciendo, además, mejores sueldos.

7
El empleo creció más de un 6% el pasado año en los sectores cuyo volumen de ventas se concentra en el exterior, ofreciendo, además, mejores sueldos.
El sector de las exportaciones es un incipiente nicho laboral.

La recuperación de la economía española vendrá de su motor exterior o no vendrá. De ahí, precisamente, la creciente importancia que están teniendo las exportaciones durante la crisis para volver a crecer y crear empleo.

En la época de la burbuja, el sector inmobiliario y la construcción concentraron buena parte de la creación de empleo durante la pasada década, pero su crecimiento se demostró insostenible a medio plazo, ya que dependían de una expansión crediticia artificial, sin el necesario respaldo de ahorro previo. Tras el pinchazo de la burbuja, el mercado laboral ha sufrido el mayor descalabro del mundo desarrollado, pero no todos los sectores se han comportado igual.

La progresiva, aunque todavía insuficiente, internacionalización de la economía española y el consiguiente aumento de las exportaciones, fruto de la mejora de la competitividad, se traducen en la creación de riqueza y empleo en aquellos sectores y empresas que dependen mayoritariamente del sector exterior, ofreciendo así buenas oportunidades de trabajo.

En concreto, y a pesar de la recesión, los sectores con una mayor intensidad exportadora y con una mayor concentración de empresas grandes mostraron un mejor comportamiento del empleo que el resto. Los sectores cuyo porcentaje de ventas al exterior superó el 50% del total registraron un aumento de la ocupación del 6,1% interanual en 2013, frente a la destrucción del 5,7% observado en las actividades con un peso inferior, según el último informe mensual de La Caixa Research publicado el miércoles.

"No hay duda de que la internacionalización y el incremento de la dimensión de las empresas facilitan la creación de empleo. Ahora bien, ¿qué tipo de ocupación generan estos sectores?", indica el estudio. No sólo es cuestión de cantidad, sino de calidad.

En 2013, los sectores que vendieron más del 50% fuera de España tuvieron una ratio de asalariados con contrato indefinido marcadamente superior que el resto (7,9 puntos porcentuales). Y lo mismo sucede en las empresas grandes, con más de 250 trabajadores (7 puntos por encima).

En cuando a salarios, la situación también es más favorable para los sectores más exportadores y con más empresas grandes. "En promedio, los trabajadores de sectores de alta intensidad exportadora percibieron un salario de 36.690 euros, mientras que el salario anual para el grupo menos exportador fue de 24.260 euros", lo cual supone casi un 50% más.

Otros dato relevante es que los trabajadores de este tipo de sectores cuentan con mejor formación, ya que el 51,3% había finalizado estudios de grado superior (13,3 puntos superior a la del resto).

De este modo, "la relativa mejor evolución del mercado laboral de los sectores más exportadores y con más empresas grandes no se limita a la cantidad del empleo, sino también a la calidad. Todas las políticas económicas dirigidas a contribuir a la internacionalización y a agrandar las empresas serán, por tanto, bienvenidas", concluye el informe.

El tamaño sí importa para exportar

El tamaño de las empresas es clave a la hora de exportar. Según datos de la fundación SEPI, en la industria manufacturera, el 92,5% de las empresas de más de 200 trabajadores exportaban sus productos en 2011, mientras que solo lo hacían el 61,1% de las de menos de 200 trabajadores.

No sorprende, por tanto, que sea en las industrias con una mayor presencia de empresas grandes donde más hayan crecido las exportaciones durante estos últimos años, según aclara dicha entidad. Pese a ello, las empresas de un tamaño mediano también están aprovechando el fuerte impulso del sector exterior.

El problema, sin embargo, es que España no se caracteriza, precisamente, por el gran tamaño de sus empresas, sino por todo lo contrario. En 2010, último año con datos comparables entre los países de la OCDE, la proporción de empresas de más de 250 trabajadores en España era sensiblemente inferior a la de los principales países desarrollados: 0,12% frente al 0,32% de EEUU o el 0,47% de Alemania.

Así, mientra que en España las grandes empresas apenas emplean al 25% de los ocupados, en EEUU dan trabajo a casi el 50% y en Alemania al 37%. Y dada la vinculación existente entre las exportaciones y el tamaño de las empresas, y entre el sector exterior y el crecimiento y empleo de la economía española, es clave fomentar y facilitar la creación y desarrollo de grandes empresas.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios