Menú

El éxito 'silencioso' de Botella: cerró 2013 con un superávit de 1.300 millones

Hacienda celebra las cifras positivas de los municipios, que en el último ejercicio tuvieron un saldo positivo de más de 7.270 millones.

65
Hacienda celebra las cifras positivas de los municipios, que en el último ejercicio tuvieron un saldo positivo de más de 7.270 millones.
Ana Botella, este martes, al anunciar su renuncia a presentarse a las próximas elecciones. | Archivo

Ana Botella no pasará a la historia como la alcaldesa más popular de Madrid. De hecho, esta semana, tras su anuncio de que no se presentará a las elecciones, hemos asistido a una situación casi insólita. Prácticamente nadie, ni siquiera en su partido, ha salido a agradecerle su labor, animarla para el futuro o, simplemente, reconfortarla con unas palabras amables. No ha tenido ni siquiera esas 24 horas de tregua que la oposición suele dar al que se marcha. Esas clásicas palabras de cortesía habituales en estos casos.

Antonio Hernando,portavoz socialista en el Congreso, la calificó de "pésima" alcaldesa, "quizá la peor" que ha tenido Madrid. Y Jaime Lissavetzky, normalmente una persona moderada en sus declaraciones aseguró que su gestión se merecía un "suspenso", tres años de mandato "perdidos, un retroceso; a nivel personal respeto su decisión y le deseo lo mejor de cara al futuro, pero lo que ha hecho hoy ha sido reconocer que su gestión ha sido muy mala". Y no sólo fueron sus adversarios políticos. El País le dedicaba ese mismo día uno de los titulares más desafortunados y de peor gusto de los últimos tiempos.

Pero, frente a todos estos ataques y a las bromas de las redes sociales, lo cierto es que Botella puede presumir, precisamente en esta semana, de una cifras que respaldarían su gestión. El jueves, el Ministerio de Hacienda publicaba, por primera vez de forma individual, los saldos presupuestarios de las Entidades Locales correspondientes a 2013. Y Madrid destaca por encima de todas las ciudades españoles en el aspecto positivo: el ayuntamiento de la capital presentó en el último ejercicio un superávit de 1.308 millones de euros. Por comparar, Barcelona, la segunda de la lista, se quedaba en 292 millones, más de cuatro veces menos.

El cambio de tendencia de Madrid no es único. Según los datos de Hacienda, de 2010 a 2013 se ha producido un vuelco en las cuentas de las corporaciones. En aquel año, 3.559 ayuntamientos tenían saldos negativos, que sumaban 3.162 millones, frente a los 3.874 con saldo positivo por valor de 1.717 millones: un total negativo de 1.441 millones. Mientras tanto, en 2013, sólo 773 ayuntamientos tenían un saldo negativo y 6.413 lo tenían positivo, con un balance total de +7.271,8 millones.

Saldos presupuestarios EELL

Además, hay que tener en cuenta que en el último ejercicio estaba en marcha la Ley de Estabilidad Presupuestaria, que el Gobierno aprobó con el objetivo de controlar las cuentas de las administraciones públicas. Aunque con las comunidades autónomas no ha funcionado ni mucho menos, los ayuntamientos siempre (antes y ahora) han tenido mucho menos margen de maniobra que las regiones. Especialmente en el lado de los ingresos, las grandes decisiones siempre se han tomado en Hacienda. Pero, con todo y con eso, ni todos los ayuntamientos tienen números negros ni todos presentan los 1.300 millones de Madrid.

Esto no quiere decir, ni mucho menos, que la capital de España tenga una situación financiera saneada. Según el Banco de España a junio de 2014, su deuda ascendía a 6.923 millones. Es la herencia de la gestión de Alberto Ruiz Gallardón de la que Botella es corresponsable, pues fue concejal de aquel equipo de Gobierno. Pero tampoco esto puede ocultar el cambio de rumbo de los últimos ejercicios.

Más allá de los datos de Madrid, las cuentas de Hacienda dejan muchos datos curiosos. Casi todas las grandes ciudades españoles tienen un saldo positivo. Tras Madrid, aparecen Barcelona (292 millones positivos), Valencia (120 millones) y Sevilla (108 millones).

Eso sí, hay algunas excepciones, municipios que o tienen un saldo negativo (773 corporaciones) o incumplen con los objetivos impuestos por Hacienda (597). Por ejemplo, entre las capitales de provincia, Badajoz, La Coruña o Granada tienen superávit, pero no cumplen el objetivo de estabilidad presupuetaria impuesto por el Ministerio. En este lado negativo de la balanza destacan dos ciudades: Parla, con 14,7 millones de déficit y Jaén, con 28 millones. Curiosamente, hablamos de dos municipios marcados en los últimos años por una misma obra pública, deficitaria y muy criticada: el tranvía.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios