Menú

¿En qué se gasta el Estado sus impuestos?

Cae el pago de intereses. Habrá que refinanciar más de 92.000 millones de deuda. A los ministerios les tocan 62.946 millones.

0
Cae el pago de intereses. Habrá que refinanciar más de 92.000 millones de deuda. A los ministerios les tocan 62.946 millones.

¿En qué nos gastamos el dinero de los Presupuestos Generales del Estado? Ésta es la gran pregunta que muchos contribuyentes se hacen en estos días. Y no resulta sencillo ofrecer una respuesta. El Libro Amarillo que publica el Ministerio de Hacienda es un exhaustivo análisis del proyecto presentado por Cristóbal Montoro este martes.

Pero tampoco es sencillo bucear en él. Las cifras totales se dividen por partidas de gasto, por conceptos, por capítulos,... Además, se mezclan datos que afectan sólo a la Administración General del Estado con otros que incluyen a la Seguridad Social, organismos autónomos o transferencias a otras administraciones.

Tal y como hicimos el pasado año, éste es un intento por aclarar las cifras más importantes. Nos apoyaremos tanto en el Libro Amarillo (LA) como en el Informe Económico y Financiero (IEF) con el que Hacienda acompaña el proyecto presenta Hacienda.

Los grandes gastos

Quizás lo más sencillo sea comenzar con el cuadro de gastos consolidados (página 464 del IEF) que suman un total de 440.074,74 millones de euros:

  • 92.233,13 millones corresponden a los pasivos financieros, deuda que vence en 2015 y hay que refinanciar
  • 32.338,1 millones son de activos financieros, de los que 28.926 corresponden al Estado y 3.391,98 a la Seguridad Social (con algunos restos para organismos autónomos). Básicamente, hablamos del crédito que el Estado asume y entrega a diferentes fondos (el FLA, pago a proveedores...). Se supone que no es gasto en sentido estricto, sino préstamos que se recuperarán. Por eso, no va a déficit, aunque sí se acumula como deuda.

Tras quitar estos dos conceptos, lo que quedan son los 315.503,5 millones de gasto puro. Este dinero se divide en cuatro grandes líneas:

  • 161.992,25 millones de gasto disponible no financiero del Estado
  • 132.724,38 millones para la Seguridad Social
  • 46.480,34 millones para los organismos autónomos
  • 7.137,98 millones para las Agencias estatales
  • (-32.831,45 millones) son transferencias internas que deben restarse porque son gastos que se han imputado en dos de las categorías anteriores. Por ejemplo, si el Estado hace una transferencia al Servicio Público de Empleo, ésta figurará como gasto para los dos organismos, por lo que hay que restarla en la suma total

Seguridad Social y entes estatales

Con los grandes números en la cabeza, el siguiente paso es detallas como se dividen cada una de esas partidas.

1. Seguridad Social (pag. 278 y 280 LA): de los 132.724 millones de operaciones no financieras, unos 4.000 millones se le van en gastos de personal y gastos corrientes de funcionamiento del organismo. Le quedan 128.615 millones para transferencias corrientes.

  • 115.669 millones para pensiones contributivas
  • 2.242 millones para pensiones no contributivas
  • 4.942 millones para incapacidad temporal
  • 2.098 millones para permisos de maternidad y paternidad
  • 1.372 millones para prestaciones familiares
  • 1.092 millones para atención a la dependencia
  • 1.197 millones para otras transferencias

2. Organismos autónomos (pag. 236 LA): según la definición que encontramos en los propios PGE, son organimos que "se rigen por Derecho administrativo" y tienen encomendada la realización de la "ejecución de programas específicos de la actividad de un Ministerio, la realización de las actividades de fomento, prestacionales o de gestión de servicios públicos". Su Presupuesto total asciende a 46.727 millones (los 46.480 millones de gasto no financiero que apuntamos anteriormente y 247 millones en operaciones financieras).

En esta rúbrica hay todo tipo de organismos, desde el Servicio Público de Empleo, con un Presupuesto de más de 30.000 millones, hasta el Instituto de la Juventud, con apenas 25 millones de euros.

El montante destinado a estos entes cae ligeramente este año (un 6,0%), debido fundamentalmente a la reducción en el Presupuesto del SPEE, por las previsiones de reducción del paro que maneja el Gobierno. Éste es el cuadro con todos los organismos autónomos:

Organismos autónomos. PGE 2015

3. Agencias estatales y otros organismos públicos consolidables (pag. 248 y 252 del LA): de nuevo, acudiendo a la definición incluida en el libro amarillo, vemos que las agencias estatales son "entidades de Derecho público, dotadas de personalidad jurídica pública, patrimonio propio y autonomía en su gestión, facultadas para ejercer potestades administrativa". Hablamos de órganos como el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, la Agencia Estatal de Meteorología o el Boletín Oficial del Estado.

Además, existe ese cajón de sastre que se denomina "otros organismos públicos" y que recoge el resto de entes que "forman parte del sector público administrativo estatal y cuyos presupuestos, por tener carácter limitativo, se integran en los Presupuestos Generales del Estado consolidados". En esta categoría entra la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, la AEAT o el Instituto Cervantes.

Eso sí, quedan fuera del cuadro general consolidado de los Presupuestos otras entidades del sector público estatal como las empresas públicas (Adif, Renfe o las entidades del Grupo Sepi, entre otras). Eso sí, todo esto no quiere decir que no puedan recibir aportaciones presupuestarias, que suman más de 5.200 millones vía transferencias.

En los siguientes cuadros pueden verse los presupuestos de gastos de las agencias estatales y los otros organismos. Hay que apuntar que el gasto en estos organismos ha subido mucho, especialmente en cuanto a las agencias estatales, porque la CNMC ha asumido los costes de financiación del sistema eléctrico (el llamado déficit de tarifa). Este coste antes se financiaba con gasto ministerial, por lo que la comparación con el año 2014 puede algo engañosa:

Agencias estatales. PGE 2015

Otros organismos. PGE 2015

El gasto del Estado

Dejamos para el final las cifras más ruido hacen. Hablamos de los 161.992,25 millones de gasto no financiero de la Administración Central del Estado (pag. 221 del LA). El Gobierno ha querido centrar buena parte de su discurso en este capítulo, que cae un 1,7% respecto al Presupuesto inicial de 2014.

Eso sí, nunca hay que perder de vista que esta cantidad apenas supone un 37% de los 440.074 millones de gasto total consolidado con los que empezábamos nuestro desglose.

  • 35.490 millones van destinados al pago de intereses de la deuda. Son 1.000 millones menos que un año antes
  • 13.185 millones para clases pasivas (pensiones y ayudas que paga el Estado a determinados colectivos)
  • 12.292 millones van a la partida de Relaciones Financieras con la UE. En el lado de los ingresos también habrá una línea con el dinero que llegue de Bruselas y que en buena parte compensa este gasto
  • 37.090 millones para financiación territorial. Este dinero se divide en cuatro partidas: sistemas de financiación (32.933 millones), Fondo de contingencia (2.581 millones), Fondos de Compensación Interterritorial (582 millones) y otros (994 millones)
  • 358,5 millones para los órganos constitucionales. Aunque son muy llamativos desde el punto de vista de los medios de comunicación, se llevan unos pocos cientos millones de euros. Hablamos de Casa del Rey (7,78 millones), Cortes Generales (202,1 millones), Tribunal de Cuentas (60,85 millones), Tribunal Constitucional (23,04 millones), Consejo de Estado (9,93 millones) y Consejo General del Poder Judicial (54,8 millones)
  • 62.946,5 millones en gasto ministerial

Los ministerios

Como vemos, a los ministerios les queda un total de casi 63.000 millones. De este dinero, 27.970 millones son para aportaciones a la Seguridad Social y al Servicio Público de Empleo Estatal. Y 450 millones van al Plan Crece.

  • Tras quitar estas partidas quedan 34.526 millones de gasto disponible para los ministerios. Cuando Cristóbal Montoro habla de recortes o austeridad casi siempre se refiere a esta última cifra, porque entiende que es el gasto disponible. El resto serían partidas sobre las que el Gobierno no tiene control. Esto es bastante discutible. Pero en cualquier caso, hay que apuntar que hablamos de menos del 8% del gasto total consolidado de 440.000 millones.

En cualquier caso, el desglose por ministerios lo haremos con los 62.946,5 millones de gasto ministerial total:

  • Asuntos Exteriores: 1.043,3 millones
  • Justicia: 1.474,9 millones
  • Defensa: 5.764,9 millones
  • Hacienda: 2.184,8 millones
  • Interior: 7.421,3 millones
  • Fomento: 4.979,6 millones
  • Educación y Cultura: 2.759,6 millones
  • Empleo: 22,421,4 millones (incluye aportaciones a Seg. Social y SPEE)
  • Industria: 5.740,6 millones
  • Agricultura: 1.839,5 millones
  • Presidencia: 442 millones
  • Sanidad: 1.919,5 millones
  • Economía: 2.314,73 millones
  • Gastos de diversos ministerios: 2.640,3 millones

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot