Menú

Las teles y radios públicas se tragan 12.400 millones durante la crisis

Los ingresos publicitarios se hunden un 50% desde 2007, pero las subvenciones a teles y radios de los políticos se duplican durante la crisis.

23
Los ingresos publicitarios se hunden un 50% desde 2007, pero las subvenciones a teles y radios de los políticos se duplican durante la crisis.
Instalaciones de RTVE en Torrespaña, Madrid | Archivo

Las televisiones y radios públicas han recibido un total de 12.435 millones de euros en subvenciones a lo largo de la crisis, según revela el último informe económico del sector audiovisual elaborado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Esta cuantía equivale a la subida del IRPF y del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) aplicado por el Gobierno en 2012 y a la mitad del incremento del IVA hasta el 21% que entró en vigor de forma plena en 2013. Es decir, los contribuyentes se habrían ahorrado parte de los aumentos fiscales aprobados en la primera mitad de la legislatura si la clase política hubiera prescindido de sus medios de comunicación a nivel nacional y autonómico.

El dinero inyectado en teles y radios públicas ronda los 1.800 millones al año de media desde que estalló la crisis en 2007. Durante los últimos siete años, la cuantía ingresada a través de subvenciones supera los 12.400 millones, tal y como muestra el siguiente cuadro.

El mercado de servicios audiovisuales ingresó un total de 5.591,2 millones de euros en 2013, lo que supone un descenso del 5,3% interanual y una caída acumulada del 17,6% durante la crisis (casi 1.200 millones menos). Sin embargo, dentro de esta cuantía cabe distinguir dos partidas básicas:

  • La facturación por publicidad, las cuotas de la televisión de pago, el sistema pay per view (PPV) y otros ingresos: el sector ingresó por esta vía 3.613,3 millones de euros en 2013, un 3,9% menos a nivel interanual, pero un desplome superior al 37% respecto a 2007 (2.155 millones menos). La mayor caída se concentra en los ingresos publicitarios, con un descenso de 1.761 millones durante la crisis (-49%), al pasar de 3.582,5 a 1.821,5 millones de euros.
  • Subvenciones: su volumen alcanzó los 1.977,9 millones en 2013, lo que supone un descenso del 7,6% interanual. Sin embargo, las inyecciones públicas a teles y radios estatales y autonómicas han evolucionado de forma inversa a los ingresos privados del sector, ya que su cuantía se ha duplicado desde 2007, cuando apenas superaban los 1.000 millones. De hecho, su peso en la facturación total del sector ha pasado del 15% en 2007 al 35,4% en 2013.

El siguiente cuadro indica el reparto concreto de dichas subvenciones entre los principales medios públicos a lo largo de los últimos años. En este sentido, cabe destacar que en 2009 se aprobó la Ley 8/2009 de Financiación de la Corporación de Radio y Televisión Española, que suprimió la emisión de publicidad por parte de la Corporación y, desde ese momento, pasó a financiarse exclusivamente con recursos públicos, el canon impuesto a las teles privadas y, de forma residual, mediante la comercialización de productos y patrocinios culturales o deportivos.

El dinero del contribuyente, vía Presupuestos Generales del Estado, destinado a TVE superó los 796 millones en 2013, mientras que las teles autonómicas recibieron más de 830 millones y las radios casi 351 millones.

Por último, resulta muy relevante la diferente evolución que presentan las televisiones privadas y públicas a lo largo de la última década tanto en materia de ingresos publicitarios -excluyendo las teles de pago- como en audiencias -contando sólo los canales TDT-.

Así, las privadas han perdido una parte sustancial de sus ingresos por publicidad, a pesar de que han seguido ganando cuota de pantalla durante la crisis, hasta copar casi el 65% de la audiencia en 2013. Por el contrario, los ingresos publicitarios en las públicas casi se han diezmado, al tiempo que seguido perdiendo audiencia.

Las privadas se comen hoy el 92% de la tarta publicitaria frente al escaso 8% de las públicas.

Atresmedia fue el operador que obtuvo más ingresos publicitarios el pasado año, con 654 millones de euros, anotando una ligera disminución, del 1,8% interanual, con respecto a los ingresos obtenidos por Antena 3 y el grupo de canales de La Sexta en 2012. En segundo lugar, se situó Mediaset, que en 2012 había sido el operador con mayores ingresos. Este operador, tras registrar una disminución anual del 7,1%, ingresó 637,3 millones de euros en 2013.

Ambos operadores son los de mayor tamaño del mercado y en conjunto captaron el 88,3% del total de ingresos por publicidad en el medio, "lo que indica un elevado grado de concentración", según destaca el informe del regulador.

Cifras, en todo caso, muy alejadas de los 14 operadores públicos que, en total, sumaban 27 canales de programación en 2013, con poco más de 118 millones en publicidad.

En este ámbito destaca, sobre todo, la televisión autonómica de Cataluña, que ingresó 53,2 millones de euros (un 10% menos que en 2012), y el operador autonómico de Andalucía, Canal Sur, con 16,2 millones de euros (un 11% menos).

Los tres grupos de televisión con mayores audiencias fueron, en primer lugar, Mediaset, que cerró el pasada año con una cuota de pantalla del 29%; a muy poca distancia se situó Atresmedia, con una cuota de pantalla del 28,7%; y, en tercer lugar, con una pérdida paulatina de espectadores en los últimos ejercicios, se situó Radiotelevisión Española, con un 16,7%.

Por canales, Telecinco continuó en el primer puesto, con una cuota de pantalla del 13,5%, seguido de Antena 3, con un 13,4%, y La 1 de RTVE, que obtuvo el 10,2%. En una posición intermedia se situaron La Sexta y Cuatro, ambos canales con cuotas de pantalla del 6%, y, finalmente, el resto de canales, los temáticos, con cuotas de pantalla inferiores al 3%. De este último grupo, el canal con mayor audiencia fue FDF con el 2,9%.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation