Menú

Rosell denuncia una "guerra sucia" contra él en el seno de la CEOE

Rosell ha sido reelegido presidente de la patronal en unas elecciones muy disputadas.

4
Juan Rosell y Antonio Garamendi durante las elecciones este miércoles | Efe

Debía ser un día feliz para Juan Rosell tras su reelección como presidente de la patronal CEOE. Sin embargo, una victoria demasiado ajustada -sólo 33 votos de diferencia con su contrincante-, han puesto de manifiesto el descontento interno de una parte más que abultada de los empresarios españoles.

En declaraciones a los periodistas tras su reelección el presidente ha aprovechado la ocasión para denunciar "una guerra sucia" desde dentro de la organización con el fin de desprestigiarle y que no fuese reelegido. "Es bueno que la CEOE se haya acostumbrado a votar, hay que debatir y poner encima de la mesa las opiniones".

No obstante, lo que no admite es que se digan cosas "debajo de la mesa, eso es inadmisible", en referencia a un informe sin firma contra él que se ha hecho público lo que es "guerra sucia". Rosell ha reconocido que el documento dice "las mil y una" infamias respecto a su persona y ha insistido en que si bien Antonio Garamendi, su contrincante, le dijo que no tenía nada que ver, no lo ha dicho públicamente.

Rosell ha hecho hincapié en "que ese tipo de infamias no ayuda en nada al bienestar" de la organización. Según ha podido saber este diario, el documento en sí se basaba en el descontento interno por su postura poco tajante a la deriva soberanista catalana.

De hecho, en su discurso tras ser elegido, ha hecho lo que parece una referencia a este tema. Algunos sectores más críticos de la patronal le cuestionan haber tenido un discurso laxo en el tema catalán y no haber sido tajante como representante de todos los empresarios españoles. "Quizá en cuanto a debates hemos exagerado. No podemos convertirnos en asamblearios y tampoco todos debemos saber de todo, opinar de todo cuando a la CEOE se le pide opinión de todos los temas en todos los frentes", ha asegurado.

Un discurso muy crítico

Al tiempo de volver a convertirse en presidente de la CEOE, Rosell se ha subido al estrado ante todos los votantes y ha cerrado la jornada electoral con un discurso marcado por la crítica. El empresario catalán se ha mostrado agradecido con muchos, pero "decepcionado con algunos, con muy pocos" que entienden las organizaciones empresariales "como propiedad privada y particular y están a favor de sus intereses particulares y en contra de los generales".

Pero todo va cambiando a mejor, ha asegurado y "más rápidamente, lo hará en el futuro. Hemos hecho un cambio profundo, estructural, a pesar de que algunos, pocos -fuera y dentro- quieran minimizarlo e incluso obviarlo", ha dicho molesto.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco