Menú

Montoro regaña a las comunidades cumplidoras: "Dejen de mirar al vecino"

González exige al Gobierno que negocie el modelo de financiación. El Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se celebra el día 23, será tenso.

104
González exige al Gobierno que negocie el modelo de financiación. El Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se celebra el día 23, será tenso.
El ministro, este viernes, al término del Consejo de Ministros.

Los ánimos se caldean de cara al Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que se reunirá el próximo día 23. En la reunión, si nada cambia, Cristóbal Montoro confirmará el perdón de los intereses a las comunidades autónomas rescatadas. Cataluña, Comunidad Valenciana y Andalucía son las principales beneficiadas de las nuevas medidas del ministerio de Hacienda, que ha recibido una fuerte contestación de los Gobiernos cumplidores. "Moncloa da una señal muy negativa a las instituciones europeas y a los mercados", dicen de manera coincidente. Algunos consejeros aseguran que se revolverán contra Montoro en la cita del martes.

Mientras, el titular de Hacienda se defiende: "España está cumpliendo" y la decisión "no estimula el incumplimiento". No coinciden las comunidades con sus cuentas en verde, como Madrid, Castilla y León o Galicia. Premiar a las regiones más endeudadas, en opinión de éstas, sería un "escándalo". Una queja que no gusta a Montoro: "La responsabilidad de tutela corresponde al Gobierno", avisó a navegantes.

Así, en vez de exigir orden a las que no cumplen, Montoro utilizó la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para regañar a las comunidades que se han quejado por su decisión. Según advirtió, no le gusta que los gobiernos autonómicos se critiquen entre sí: "Dejen de de mirar al vecino", exigió, porque "la mirada conjunta" es responsabilidad exclusiva del ministerio.

En opinión de Montoro, "lo que deben poner en valor (todas las comunidades) es que estamos saliendo de la crisis económica" y se está logrando "la consolidación presupuestaria".

La discusión se centra en cómo organizar el enrevesado sistema de financiación autonómica. Por un lado, desde el Ministerio aseguran que las autonomías ya están controladas, a través de la Ley de Estabilidad Presupuestaria y que, por lo tanto, no es necesario un castigo extra a las que se saltan los objetivos de déficit. La premisa sería que este incumplimiento es fruto de la coyuntura económica y no de la falta de voluntad política. Por eso, se intenta ayudar a estas regiones, con medidas como la quita de intereses a las que acudan al FLA. Y se defiende que todas las administraciones tienen derecho a beneficiarse de la mejora en las condiciones de financiación, informa Domingo Soriano.

El problema es que las comunidades que cumplen interpretan esto como un agravio. Por ejemplo, si se aprueba una norma para reducir los intereses a las que acuden al FLA, las que no lo han hecho (porque tienen unas cuentas más saneadas) no ganan nada. Es decir, se premia a las imcumplidoras sin dar nada a cambio a las que sacaron buena nota. El problema, para estas comunidades, es que todos los cambios aprobados en los CPFF van en esta dirección. Siempre se beneficia a las mismas. Como además, no se aplica ninguna de las disposiciones incluidas en la Ley de Estabilidad Presupuestaria (que podrían llegar incluso a la intervención de la región que ignore el objetivo de déficit), la sensación de agravio es más fuerte: si cumples, te llevas una palmadita en la espalda; si incumples, te dan más fondos, alivian tus condiciones de financiación y no sufres ninguna penalización o intervención.

En esta línea, Cristóbal Montoro indicó este viernes que el Gobierno ofrecerá a las comunidades autónomas, en el CPFF del martes, un nuevo mecanismo de financiación para que las administraciones territoriales puedan financiarse a través de las emisiones del Tesoro Público y, por tanto, con un menor coste de intereses.

Madrid se opone

La contestación del Gobierno madrileño fue contundente. "Si de lo que se trata es de acabar interviniendo a las regiones cumplidoras, nosotros estaremos totalmente en contra", quiso enfatizar Ignacio González. El presidente madrileño amaga con plantarse si se confirman los planes de Montoro: "Se le está regalando el dinero a Cataluña y, en paralelo, nos plantean una trampa para acabar con nuestra autonomía", según fuentes de su gabinete.

Una queja que suscribía su consejero de economía, Enrique Ossorio, quien aseguró que si esta medida llega a efectuarse sería "un escándalo" que no aceptará el Ejecutivo regional. "El ministerio de Hacienda lleva años creando medidas que solo favorecen a las comunidades que incumplen los objetivos y que tienen más deuda", lamentó. Aseguran que bancos y analistas económicos coinciden con su planteamiento.

La cosa no queda ahí porque, a cuatro días de que se celebre el Consejo de Política Fiscal y Financiera, desde el gobierno de la Comunidad de Madrid insisten en pedir un cambio en el sistema de financiación. Este mismo viernes, González afirmó que es el momento de abrir el melón: ahora que la situación económica es favorable, argumentan, hay que sentarse a negociar. Extremo que el propio Mariano Rajoy ya ha rechazado: no se abordará la espinosa cuestión en lo que resta de legislatura.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation