Menú

Venezuela, el país donde la leche es más cara que el whisky

El Gobierno de Maduro ha abaratado fuertemente el whisky y los juguetes estas Navidades a través del control del tipo de cambio.

Libre Mercado
66
El Gobierno de Maduro ha abaratado fuertemente el whisky y los juguetes estas Navidades a través del control del tipo de cambio.

La escasez de productos importados que está atravesando Venezuela hace aflorar fenómenos de lo más insólitos en sus calles. Esta Navidad, las imágenes de largas colas de compradores agolpados a las puertas de las tiendas de licores le han robado el protagonismo a las de los estantes de papel higiénico vacíos en los supermercados.

La razón no es otra que el control que ejerce el Gobierno de Maduro sobre el tipo de cambio. Hace ya 12 años que el Ejecutivo venezolano estableció tres tipos de cambio oficiales que restringían la oferta y la demanda de divisas extranjeras en su país. Actualmente, ese control opera como subvención a la moneda local, ya que el tipo de cambio está establecido en 6,30, 12 y 51 bolívares por dólar, según los distintos sistemas oficiales, mientras que el cambio en el mercado negro supera los 170 bolívares.

Pues bien, con motivo de las fiestas navideñas el Gobierno de Maduro decidió subsidiar a los productos estrella de estas fechas: el whisky y los juguetes, abaratando la importación (en dólares) de estos productos. Este tipo de subvención en los precios contribuye a que el sistema de control de cambios agrave la escasez de dólares y que sea imposible importar otros bienes del extranjero, como productos de primera necesidad. Tanto es así, que en esas fechas, el litro de leche estaba más caro que la bebida escocesa.

"Lo que tenemos aquí es un completo desorden", ha asegurado Asdrúbal Oliveros, responsable de la consultora con sede en Caracas Ecoanalítica, según ha recogido Reuters. "Ellos han proporcionado moneda subsidiada para cosas como juguetes y ropa para crear la sensación de que están aliviando la escasez".

"Me voy a comprar seis Barbies antes que se acaben". Esas son las insólitas declaraciones de Carmen Suárez, una madre de dos hijos que hacía cola en una tienda de juguetes. "Me dijeron que podía comprar seis, siempre y cuando no compré el mismo modelo en dos ocasiones."

Los controles de divisas se han convertido en la principal preocupación de los inversores extranjeros que consideran que el país está drenando las reservas internacionales, lo que podría abocar a Venezuela a dejar de pagar su deuda.

Para poder aliviar los graves problemas de desabastecimiento que sufre el país debido a la ausencia de importaciones, el Gobierno de Maduro está luchando por aproximar el tipo de cambio oficial al real con el fin de aumentar el suministro de dólares, aunque medidas como ésta dejan en evidencia la incoherencia del sistema cambiario venezolano.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation