Menú

¿Subirá el recibo de la luz otro 5% en enero?

La falta de viento y lluvia ha hecho que la primera quincena de enero eleve el precio de la electricidad casi un 17%.

8
La falta de viento y lluvia ha hecho que la primera quincena de enero eleve el precio de la electricidad casi un 17%.
La falta de lluvia y viento encarece el precio de la electricidad | Archivo

En enero entraba en vigor la nueva forma de calcular el precio de la electricidad. Con el nuevo método se abría el debate de si sería más o menos perjudicial para el usuario. Entre tanto, empiezan a publicarse en los medios pronósticos o previsiones que estiman que la factura de la luz se va a incrementar en el primer mes del año cerca del 5%.

A raíz de estas publicaciones, el ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha salido rápidamente al paso y ha rechazado este lunes que la electricidad haya subido "en modo alguno" un 5%. Preguntado sobre las informaciones que señalaban que 2015 habría arrancado con un aumento del 5 % de la tarifa eléctrica, el ministro ha respondido, tajante: "no solo no lo confirmo, sino que lo niego. Desconocemos absolutamente cuáles son los datos en base a los cuales se ha hecho esa afirmación, pero lo que sí puedo decir es que en el precio de la luz hay dos términos, dos conceptos", ha dicho el titular de Industria.

Lo cierto es que, en parte, el ministro tiene razón ya que hasta final de mes no se puede saber cuál será el precio -subida o bajada- de la electricidad del primer mes del año. Es importante señalar que dentro de la factura de la luz hay varias partes: un 50% corresponde a la parte regulada -peajes y demás que el Gobierno siempre ha subido y que de momento este año permanecen sin variaciones-, un 20% corresponde a los impuestos y el 30% restante que es lo que supone en sí el precio de la electricidad.

Con el nuevo método es ese 30% el que varía, fluctúa en función no sólo del uso que haga el cliente y de la tarifa que tiene contratada sino que actúa como la bolsa, como el mercado bursátil, y el precio final depende por tanto del volumen de demanda y del precio de la oferta. Aquí juegan dos factores, el volumen de demanda que obviamente se incrementa en los meses de invierno en forma de luz (en verano sube por el aire acondicionado) y el coste de producir esa energía.

Y es en este segundo punto en el que algunos medios se han centrado para vaticinar que en enero al consumidor le costará un 5% más la electricidad. La falta de lluvias y viento en los primeros 15 días del año han supuesto que las condiciones para producir electricidad no sean las óptimas y por tanto se encarezcan. Pero esto es algo que ya sucedía con el anterior método.

"No es igual que la energía eléctrica que consumimos proceda de del viento, que proceda de una central térmica o que proceda de la energía hidráulica porque cada una de estas tiene un precio y un diferente impacto sobre el coste final", aclara Carlos Chaguaceda, portavoz de la Asociación Española de la Industria Eléctrica (UNESA) a Libre Mercado. Es decir que, en términos generales se puede decir que si llueve mucho y hace mucho viento, lo que consideramos mal tiempo, a efectos del coste de la energía eléctrica es un buen tiempo porque abarata el coste de la energía eléctrica. Y es precisamente lo que ha ocurrido en los primeros 15 días de enero que "ha habido un anticiclón, no ha habido ni lluvia ni viento, entonces la energía eléctrica se ha tenido que producir mediante otras fuentes que son más caras que el viento y la lluvia".

Las previsiones de estos medios hablan del coste en esa primera quincena que efectivamente supondría un 5% (porque el coste el mercado eléctrico aumentó más de un 17%). Sin embargo, ese dato no tiene en cuenta lo que está ocurriendo, climatológicamente hablando, desde el fin de semana. "Está soplando el viento, está lloviendo y nevando, todos estos cambios meteorológicos o climatológicos hacen que se pueda recurrir a las fuentes de la naturaleza para producir electricidad y por lo tanto lo previsible es que en la segunda quincena del mes el precio baje", explica Chaguaceda. "¿Cómo será el precio de la electricidad a fin de mes? pues no se sabe, habrá que esperar a que acabe el mes hasta entonces todo son proyecciones y previsiones".

De hecho, si en la segunda quincena se suceden las precipitaciones y el viento, es posible que en el cómputo mensual finalmente la factura baje. "Lo que introduce la ley que ha aprobado el Gobierno es variar los indicadores que acaban produciendo esa factura. Lo que sucede es que le da un peso al cambio de las condiciones climatológicas que afectan a la producción de energía", asegura. Visto de otra manera, hay más fluctuación, pero esa volatilidad puede ser al alza o a la baja y hasta final de mes no se puede saber con exactitud en qué quedará.

De hecho, en los primeros 15 días de enero "ha llegado a haber diferencias entre un día y otro de casi el 40%. Ha habido días que el megavatio/hora ha estado en 66 euros, y otros en 44", aclaran desde UNESA. Además, el mercado de futuros dice que en febrero se situará en los 38 euros megavatio/hora. Es cierto que el coste medio del megavatio/hora en la primera quincena del año fue de algo más de 55 euros. Sin embargo, también es cierto que si las precipitaciones continúan, la situación podría cambiar en la segunda quincena tirando a la baja la factura.

En definitiva, con este sistema lo que hay es una mayor volatilidad, una mayor incertidumbre. "Es un mercado variable que marca un precio diario y que marca 24 precios cada día". El clima no ha sido bueno en los primeros 15 días de este 2015, apenas ha soplado el viendo que es una de las formas de producir electricidad más baratas. "El viento puede llegar a producir desde un 25 a un 30% de la electricidad y ha habido días que la energía eólica no ha llegado ni al 5% y momentos donde prácticamente era inexistente en enero". Por ello ha habido que recurrir a otras formas de producir la electricidad que han encarecido el precio en este tiempo.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation