Menú

Alemania hará de 'poli malo' y Francia de 'poli bueno' frente a Grecia

París ejercerá de intermediario entre los radicales griegos y los ortodoxos alemanes en la renegociación del rescate heleno.

Libre mercado
50
París ejercerá de intermediario entre los radicales griegos y los ortodoxos alemanes en la renegociación del rescate heleno.
El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble I Corbis

Todo está listo para que comience la renegociación de las condiciones de rescate entre el nuevo Gobierno de Grecia, liderado por Syriza, y la zona euro. La primera escena oficial de este nuevo capítulo en la historia de la crisis del euro ha tenido lugar este jueves, con la reunión entre el nuevo primer ministro griego, Alexis Tsipras, y el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz (socialista alemán), para hablar sobre el programa de gobierno de Atenas

Al llegar a la sede de Gobierno, el palacio de Mégaru Maximu, Schulz fue recibido por Tsipras y a continuación saludó a parte del nuevo gabinete de ministros griego. Poco antes de llegar a Atenas, Schulz afirmó que esperaba que Tsipras le expusiera los planes de Grecia de cara a su cooperación con Europa, pero que también tenía previsto decirle lo que los socios esperaban de él, informa Efe.

Según adelantó el miércoles el viceprimer ministro, Yanis Dragasakis, el mensaje del nuevo Ejecutivo es que no habrá decisiones unilaterales respecto a las negociaciones con los acreedores internacionales. "No queremos la ruptura con los (socios) europeos", dijo Dragasakis a la salida de la reunión que mantuvo con Tsipras, y los ministros de Finanzas, Yanis Varufakis y Economía, Infraestructura, Marina Mercante y Turismo, Yorgos Stathakis.

"El clima en Europa es muy positivo. El memorando (rescate) tal como existía hasta ahora ya no existe", destacó. Por otro lado, Tsipras, pidió este jueves "tiempo" para que Grecia pueda hacer "reformas muy profundas".

Encuentro con el presidente del Eurogrupo

El viernes, Tsipras y el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, recibirán al presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, que llega a Atenas en visita oficial de un día. Según Varufakis, constató en Europa "un espíritu de negociación" y el propio Djisselbloem -en una conversación telefónica mantenida hace unos días- le manifestó estar seguro de que se llegará a un acuerdo.

Sobre este asunto, el economista defendió, en declaraciones recientes, la necesidad de sentarse a hablar con los acreedores (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) para abordar "la mejor manera de reorganizar el pago de la deuda griega", y evitar un "enfoque de confrontación".

Varufakis iniciará a finales de la semana una ronda de contactos con sus homólogos europeos para poner en común las cuestiones económicas y financieras de Grecia: viajará el próximo domingo a Londres, donde se reunirá con el ministro de Finanzas británico, George Osborne; el lunes se entrevistará con el titular francés de Finanzas, Michel Sapin; y al día siguiente viajará a Roma para cerrar la ronda de contactos con su colega italiano, Pier Carlo Padoan.

Alemania, 'poli malo'

Pero, con independencia de estas y otras reuniones, la voz cantante de la negociación por parte de Europa recaerá, como es habitual, en Berlín y París, el eje sobre el que pivota la UE y la zona euro. Y todo apunta a que los papeles ya están repartidos de antemano.

Alemania adoptará, al menos de cara a la galería, una posición más dura (poli malo) frente a Atenas, mientras que París hará de intermediario entre ambos (poli bueno), con el objetivo de llegar a un acuerdo que sea más o menos aceptable para todos.

De hecho, la interpretación acaba de dar comienzo. El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, señaló que Dijsselbloem "no tiene mandato" para negociar con Grecia en nombre de la zona euro, dejando así muy claro el papel que corresponde a cada cual. Asimismo, ha insistido en que "si ellos [Grecia] no quieren más ayuda, no vamos a forzarles a aceptarla".

Mientras, el vicecanciller y ministro alemán de Economía, Sigmar Gabriel, señaló este jueves que Grecia tiene que cumplir con sus compromisos y que, aunque hay que respetar el cambio de curso del nuevo gobierno griego, los costes del mismo no se le pueden cargar al resto de Europa "Queremos mantener a Grecia en la eurozona, pero también queremos que Grecia cumpla con sus compromisos", indicó en una intervención ante el parlamento alemán.

Gabriel subrayó también el derecho de un gobierno democráticamente elegido a cambiar de curso con respecto a su antecesor, pero agregó que los ciudadanos del resto de Europa tienen derecho a estar seguros de que no tendrán que asumir el costo de ese cambio de curso. "Es claro que hay que respetar el derecho de cualquier gobierno a definir su curso. Pero también hay que respetar que los ciudadanos del resto de Europa no quieran asumir los costos de un cambio de política en Grecia".

Diversos representantes del gobierno alemán han insistido en los últimos días en que el principio de la relación de la UE con Grecia tiene que seguir siendo ayuda a cambio de reformas y consolidación y han rechazado la posibilidad de una nueva quita de la deuda.

Francia, 'poli bueno'

La postura de Francia, por el contrario, es mucho más ambigua y abierta a la cesión. En este sentido, el ministro de Finanzas francés, Michel Sapin, ha avanzado que París está en condiciones de ser "el vínculo" entre la postura rígida de la eurozona y el radical cambio de rumbo que pretende liderar Syriza en Grecia. Pese a ello, advirtió de que "nadie está hablando de cancelación de la deuda", rechazando así la posibilidad de quita.

Lo relevante, sin embargo, no radica tanto en este punto como en la relajación de la condiciones acordadas en el plan de rescate. Es decir, suavizar los recortes y reformas que debería aplicar Grecia para garantizar el equilibrio presupuestario y mejorar la competitividad de su economía. Por el momento, un funcionario francés ha señalado a Reuters que, aunque todavía no está decidido, puesto que es necesario que haya un acuerdo y que los parlamentos de Alemania y Finlandia lo ratifiquen, probablemente se extenderá la fecha de vencimiento del programa [de rescate]"

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios