Menú

El BCE cumple su amenaza y empieza a desenchufar a Grecia

La entidad monetaria ya no acepta la deuda griega como aval para financiar al sistema financiero heleno, situándolo al borde del corralito.

305
El presidente del BCE, Mario Draghi | Archivo

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha anunciado este miércoles que no aceptará la deuda pública de Grecia como colateral para financiar a los bancos griegos a partir del próximo 11 de febrero, cuando vence la actual subasta semanal del BCE, eliminando así una importante vía de financiación para el sistema financiero heleno.

Esta decisión se adopta porque, actualmente, no es posible garantizar la renovación del actual programa de rescate, según la nota publicada por la institución. Como consecuencia, a partir de este momento, los grandes bancos helenos dependerán, en gran medida, de las líneas extraordinarias de liquidez del Banco Central de Grecia (ELA) para no echar el cierre.

Sin embargo, cabe recordar que esta financiación de emergencia depende, en última instancia, de la autorización del BCE, y ésta tiene que renovarse cada dos semanas. Si el BCE cierra esta última vía de liquidez, la banca griega colapsará, desatando el consiguiente corralito financiero, tal y como avanzó Libre Mercado.

En principio, Grecia tenía de plazo hasta el próximo 28 de febrero para llegar a un acuerdo con la troika sobre la extensión del segundo plan de rescate. El pasado lunes, el BCE advirtió de que si ambas partes no alcanzaban a un entendimiento, cerraría el grifo de la financiación a la banca helena, y ésta, debido a su insolvencia y falta de liquidez, se vería obligada a cerrar, desatando el citado corralito. Este miércoles ha empezado a desenchufarla, en una clara advertencia al Gobierno de Alexis Tsipras.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios