Menú

La deuda total de España crece 300.000 millones durante la crisis por culpa del sector público

Familias y empresas reducen su deuda en 257.000 millones desde 2007, pero el endeudamiento del sector público se ha disparado en 650.000 millones.

46
Familias y empresas reducen su deuda en 257.000 millones desde 2007, pero el endeudamiento del sector público se ha disparado en 650.000 millones.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, junto al expresidente Rodríguez Zapatero | Archivo

Una de las claves para salir de la crisis y volver a crecer sobre bases sólidas consiste en acometer cuanto antes el imprescindible, aunque sacrificado, proceso de desapalancamiento, consistente en liquidar las malas inversiones acometidas durante la época de la burbuja y reducir el volumen total de deuda para reforzar la solvencia de los distintos agentes económicos (familias, empresas y Administraciones Públicas). De ahí, la importancia de la tan denostada austeridad.

Sin embargo, en el caso de España, la austeridad tan sólo se ha centrado en el sector privado. Mientras que familias y empresas se han apretado el cinturón para amortizar sus abultadas deudaS, el conjunto del sector público gasta hoy unos 40.000 millones de euros más que en el pico de la burbuja inmobiliaria.

Además, el gasto real por habitante (descontando la inflación) de las comunidades autónomas, en donde se incluye Sanidad y Educación, se mantiene en niveles próximos a los de 2005 y 2006, desmontando así el mito de los "brutales recortes" aplicados al mal llamado Estado del Bienestar.

Como consecuencia, la deuda total de España, lejos de reducirse, ha aumentado en algo más de 293.000 millones de euros durante la crisis. En concreto, la carga financiera que soporta el conjunto de los españoles asciende a 2,72 billones de euros a cierre de 2014, frente a los 2,43 billones registrados en 2007, según los últimos datos del Banco de España.

En la actualidad, cada español adeuda una media de 58.700 euros, mientras que al principio de la crisis la factura era de 52.400 euros. Así pues, la deuda per cápita de los españoles ha crecido en 6.300 euros durante la crisis.

Por otro lado, si se amplía un poco más la perspectiva, se observa que que el endeudamiento total de España se ha disparado en casi 1,48 billones de euros desde 2002, es decir, se ha duplicado desde que comenzó a atisbarse el auge de la pasada burbuja crediticia.

¿Cómo es posible que, a pesar de todas las dificultades económicas y la intensa contracción crediticia sufridas en los últimos años, la deuda de los españoles haya crecido?

La respuesta es sencilla: mientras que empresas y familias han hecho grandes esfuerzos para reducir sus deudas y liquidar sus malas inversiones, el sector público, con la clase política a la cabeza, endeudaba a la población a un ritmo récord para mantener intacto el gran tamaño de la estructura estatal. De este modo, la necesaria austeridad privada ha sido contrarrestada por una creciente deuda pública.

En concreto, la deuda del sector privado (hogares y empresas no financieras) ha bajado en unos 257.000 millones de euros entre 2007 y 2014, mientras que la del sector público se ha disparado en 650.000 millones durante dicho período.

Las empresas no financieras deben hoy 943.500 millones de euros, con lo que han reducido su carga en 232.000 millones durante la crisis. Pese a ello, su deuda ha crecido en algo más de 457.000 millones desde 2002.

Los hogares, por su parte, todavía adeudaban 748.000 millones a cierre de 2014, unos 124.000 millones menos que al principio de la crisis. Desde 2002, su carga total ha aumentado en 372.000 millones de euros.

Pero el esfuerzo de austeridad y contención que ha protagonizado el sector privado contrasta con el brutal endeudamiento del público. El conjunto de las Administraciones adeudan algo más de 1,03 billones de euros (casi el 100% del PIB), lo que implica un aumento total de 650.000 millones durante la crisis.

Durante los felices -e irreales- años de burbuja, la deuda pública se mantuvo más o menos estable, pero se disparó tras el estallido de la crisis a un ritmo inédito hasta ahora, lo cual también demuestra que la famosa austeridad pública, en realidad, ha sido inexistente.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios