Menú

Grecia plantea una amnistía fiscal para paliar la histórica fuga de depósitos

Propone un tipo reducido con la esperanza de que retorne parte del dinero que salió del país a raíz de la crisis y del auge de Syriza.

0
Propone un tipo reducido con la esperanza de que retorne parte del dinero que salió del país a raíz de la crisis y del auge de Syriza.
Nueva propuesta del ministro de Finanzas heleno | Archivo

El Gobierno griego se plantea permitir a sus ciudadanos declarar los depósitos que mantienen hasta ahora ocultos al fisco en el extranjero sin aplicarles ninguna sanción. Hablamos de una amnistía fiscal similar a las que han aprobado en España gobiernos de PSOE y PP.

Estos ahorros serían sometidos a un gravamen con descuento con el objetivo de que el afloramiento de este dinero alivie en parte las necesidades de liquidez del país, al borde de la quiebra si no logra ayuda financiera adicional por parte de sus acreedores internacionales.

"El Gobierno discutirá un proyecto de ley para permitir a los ciudadanos declarar voluntariamente sus depósitos en el extranjero", anunció el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, tras una reunión celebrada en Atenas.

De acuerdo con el proyecto de ley, los depósitos declarados serían gravados a un tipo de entre el 15% y el 20%, tal y como apuntó un alto funcionario del Gobierno griego, lo que supondría incentivar fiscalmente a aquellos que han sacado fuera del país su dinero sin declararlo a la Hacienda griega.

De otro modo, los depositantes que hayan evadido sus obligaciones fiscales se arriesgan, en caso de ser pillados por las autoridades, a tener que hacer frente a un gravamen del 46% y al pago de una multa por importe de hasta el 46% del dinero defraudado.

Esto significa que la amnistía exime de responsabilidad a aquellas personas que sacaron el dinero sin comunicarlo de la manera adecuada. Por otro lado, el tipo impuesto sería menos de la mitad del que marca la ley.

Los griegos "sacan" miles de millones desde 2010

Se calcula que los griegos han sacado del país miles de millones de euros desde el estallido de la crisis, ante el temor de que el país acabara saliendo de la zona euro. Esta fuga de depósitos fue a más tras la llegada al poder de Syriza, lo que ha puesto en apuros a los bancos del país, cuya supervivencia depende de la ayuda extraordinaria del BCE.

"Tenemos un acuerdo con la UE sobre información automática que también se aplicará en el caso de Grecia", apuntó el secretario de Estado suizo en materia de asuntos financieros internacionales, Jacques de Watteville. "Queremos apoyar a Grecia en este esfuerzo", añadió.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD