Menú

Podemos resucita los fiascos de Zapatero: Planes E, cajas de ahorro y renovables

Iglesias propone más planes de estímulo, crear bancos públicos y fomentar las renovable para que el Estado "cambie el modelo productivo".

Iglesias propone más planes de estímulo, crear bancos públicos y fomentar las renovable para que el Estado "cambie el modelo productivo".

La palabra "rescate" no es la más utilizada en el Programa del Cambio que presentó Podemos esta semana de cara a las elecciones autonómicas, sino los términos "plan" y "planificación". La idea que subyace en toda su propuesta es la necesidad de que el Estado, es decir, el poder político, determine qué es lo que tienen que producir y consumir los españoles.

En este sentido, uno de los principales objetivos de Pablo Iglesias consiste en cambiar el "modelo productivo" por decreto, dotando al Gobierno de mayor capacidad de influencia para intervenir de forma directa en la economía mediante leyes, impuestos y subvenciones de todo tipo.

Esta particular aspiración se puede concretar a través de una serie de medidas, cuya implementación, curiosamente, terminó en un rotundo fracaso durante las pasadas legislaturas de José Luis Rodríguez Zapatero. De hecho, Iglesias resucita, al menos, cuatro grandes banderas del zapaterismo, como son los famosos Planes E, las cajas de ahorros, la burbuja de las renovables y la Sociedad Pública de Alquiler.

Estas cuatro propuestas no consiguieron los objetivos pretendidos y, además, acabaron suponiendo un elevado coste para el conjunto de los contribuyentes. Sin embargo, Podemos parece no haber aprendido de los errores del pasado y, lejos de corregir, pretende revivir a lo grande los citados fiascos de Zapatero, de modo que su pregonado "cambio" en este ámbito consiste más bien en volver atrás en el tiempo...

Más Planes E

Su programa autonómico recoge la necesidad de incrementar el empleo público y elevar los salarios del personal que trabaja para la Administración, al estilo de lo acontecido en los primeros años de la crisis, cuando el PSOE aumentó las plantillas públicas en más de 300.000 efectivos entre 2007 y 2011, a pesar de la recesión y el histórico descuadre de las cuentas públicas.

Terminar con la austeridad fiscal. Para reforzar el crecimiento y reducir el desempleo, la política macroeconómica debe orientarse a impulsar y mantener el crecimiento de la demanda agregada hasta aquella tasa que, siendo sostenible, permita acelerar el ritmo de creación de empleo.

Las comunidades autónomas aplicarán una política salarial para sus trabajadores que, de igual forma, les permita mantener el poder adquisitivo y recuperar el perdido durante la crisis […]

Pero es que, a mayores, propone un mega Plan E que, en su día, Iglesias cuantificó en cerca de 100.000 millones de euros en un plazo de cinco años, equivalente a ocho Planes E de Zapatero. Con esta inversión masiva de dinero público, "podríamos crear empleo en sectores como la energía, la construcción, el transporte o la manufactura", enfatizaba el líder de Podemos.

El programa autonómico no ofrece cifras al respecto, pero sí desgrana varios planes de "estímulo" con el fin de cambiar el modelo productivo:

Promoción de Planes Autonómicos de Eficiencia Energética en viviendas e inmuebles, centrados en el aislamiento térmico. Son prioritarias las actuaciones sobre la envolvente de los edificios, que facilitarán la contratación de desempleados del sector de la construcción.

Implantación de medidas legales y presupuestarias que desarrollen las actividades relacionadas con la economía de los cuidados […] Aumento de la financiación de los municipios, en el marco de un plan municipalista del que forme parte prioritaria la recuperación de los servicios sociales municipales […]

Establecimiento de planes autonómicos de mejora de la competitividad estructural y modernización de las especializaciones productivas […] ayudas a sectores económicos concretos, que promuevan la especialización industrial en sectores de tecnología media y media-alta.

Desarrollo de planes de inversión en investigación, desarrollo e innovación, con el objetivo de elevar el gasto en I+D+i hasta el 2 % del PIB de las respectivas comunidades autónomas y mantenerlo de forma sostenible en el tiempo.

Reorientación de la inversión en infraestructuras en las distintas comunidades autónomas, desde aquellas relacionadas con el transporte por carretera hasta infraestructuras productivas y tecnológicas que posibiliten la transición hacia el nuevo modelo productivo [...]

De cajas de ahorros a bancos públicos

Asimismo, Podemos pretende recuperar las antiguas cajas de ahorros, solo que bajo una nueva figura de banca pública a nivel autonómico, controlada por el poder político. Y ello, a pesar de que la gestión pública de entidades financieras se tradujo en la quiebra de buena parte del sistema financiero español, con la consiguiente factura para los contribuyentes (algo más de 50.000 millones de euros).

Desarrollo de la banca pública. El proceso de reestructuración bancaria ha tenido como consecuencia indeseada, pero esperable, un proceso de concentración bancaria y, con ello, el incremento del poder de las instituciones financieras frente a los ciudadanos y las pequeñas y medianas empresas, que deben acudir a dichas instituciones para cubrir sus necesidades de financiación. Las comunidades autónomas deben apostar por impulsar instituciones bancarias públicas que favorezcan el acceso a la financiación en condiciones asequibles, contribuyendo así a la cobertura de las principales necesidades productivas y sociales.

Inflar de nuevo la burbuja renovable

Y lo mismo sucede en materia energética. El fomento de las energías renovables mediante el sistema de primas que provocó una burbuja, cuyos efectos se notan mes a mes en la elevada factura de la luz que pagan los españoles y en un mayor gasto presupuestario. Podemos, sin embargo, quiere impulsar de nuevo el modelo subvencionado de las energías verdes.

Iniciaremos la transición hacia un modelo energético cuyo objetivo es alcanzar la independencia energética usando prioritariamente energías renovables a largo plazo.

Declaración de las comunidades autónomas como zonas libres de fracking.

Adopción de planes de estímulo verde que canalicen inversiones y desarrollen incentivos para el sector privado, encaminados:

a. Al desarrollo de las energías renovables para la progresiva sustitución de los combustibles fósiles.

b. Al desarrollo de planes de I+D+i en «tecnologías verdes».

c. A la mejora de la eficiencia energética en edificios y construcciones, tanto residenciales como no residenciales, privados y públicos.

d. Al desarrollo de «infraestructuras verdes».

Otra Sociedad Pública de Alquiler

Por último, entre otras medidas, destaca la creación de una Agencia Pública de Mediación y Promoción del Derecho a la Vivienda, con funciones muy similares a las que en su día desarrolló la fracasada Sociedad Pública de Alquiler puesta en marcha por el anterior Gobierno de Rodríguez Zapatero, ya que, además de no lograr sus objetivos, finalmente, fue liquidada, costando decenas de millones de euros al conjunto de los españoles.

Se creará, asimismo, una Agencia Pública de Mediación y Promoción del Derecho a la Vivienda para promover los contratos de arrendamiento con garantías públicas, así como para proteger los derechos de los inquilinos y apoyar la renegociación de sus contratos de arrendamiento, asesorando acerca de los derechos del inquilino y evitando ejecuciones hipotecarias por carencia o escasez de ingresos.

Del mismo modo, se apoyará a los inquilinos en su negociación con las entidades financieras para dar prioridad a la reestructuración de la deuda (quitas y reducción de intereses) o, en caso de dación en pago, con objeto de favorecer el alquiler social de la vivienda para sus residentes (un alquiler que no superará el 30 % de los ingresos familiares).

Temas

En Libre Mercado