Menú

La patronal del MAB: "El problema de Gowex fue que su responsable no está en la cárcel"

Las empresas del MAB han creado una patronal tras el escándalo de Gowex y la polémica de Carbures.

0
Las empresas del MAB han creado una patronal tras el escándalo de Gowex y la polémica de Carbures.
El presidente de la AEMAB, Antonio Romero-Haupold.

El año pasado fue muy polémico para el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). A mediados de 2014, salía a la luz el escándalo de Gowex, la empresa española de redes wifi que falseó sus cuentas durante casi una década.

La compañía estadounidense de análisis financiero Gotham City Research destapó la estafa. Gotham elaboró un informe en el que depreciaba el valor de los títulos de Gowex hasta los 0,00 euros, tras descubrir que el 90% de sus beneficios "no existían" y que los datos de facturación que aparecían en sus cuentas eran mínimos. Hay que recordar que Gowex era la encargada de suministrar wifi en los kioskos de prensa de Madrid y en los autobuses de la EMT.

El propio CEO de Gowex, Jenaro García, tuvo que reconocer la manipulación de las cuentas y se atribuyó la autoría de la falsedad. García pedía el concurso de acreedores para la empresa y evitaba la cárcel, pagando una fianza de 600.000 euros.

La estafa de Gowex ponía en tela de juicio la imagen y la credibilidad del MAB. Después de la debacle de la compañía de wifi, la empresa de fabricación de piezas de fibra de carbono para aviones y automóviles Carbures tuvo que ser suspendida de cotización ante las dudas de su auditor. Entonces, el funcionamiento del Mercado Alternativo recibía una lluvia de críticas por los menores controles y exigencias que solicitaba a sus empresas cotizadas.

"El problema de Gowex es la Justicia"

Pero el año pasado no todo fueron sombras en el MAB. Y es que, en 2014, este mercado registró sus mayores cifras de capitalización y volumen de efectivo negociado, superando en ambos casos los 1.600 millones de euros. Además, ese mismo año sus cotizadas captaron unos 120 millones de euros en financiación, la mayor cifra desde el primer debut, en 2009.

Precisamente, para dar forma a ese mayor protagonismo que han ganado y dejar a un lado las dudas sobre su reputación, las compañías del MAB han creado su propia patronal, bajo el nombre de Asociación de Empresas del Mercado Alternativo (AEMAB). Su objetivo es "contar con una voz propia y única que represente sus intereses ante inversores, clientes y Administraciones Públicas y coordinar esfuerzos ante situaciones especialmente sensibles, como algunas de las experimentadas el año pasado".

La puesta de largo de la AEMAB se celebró el martes en la Bolsa de Madrid. Gowex centró las preguntas de la rueda de prensa, que corrió a cargo del nuevo presidente de la AEMAB, Antonio Romero-Haupold, quien aseguró que "el problema Gowex ha sido el de un presunto estafador que no está en la cárcel", refiriéndose a Jenaro García. "El problema de España es la Justicia, si se hubiera producido esta estafa en EEUU o en el Reino Unido sus responsables estarían en la cárcel", insiste.

En declaraciones a Libre Mercado, Romero-Haupold, quien reconoció haber comprado títulos de la empresa de wifi, ha admitido que "hubo un momento de pánico" en el MAB cuando estalló el escándalo de Gowex, "pero ya está descontado ese pánico y, ahora, las acciones de nuestras empresas son muy atractivas". El inversor considera que "el MAB es un mercado lleno de oportunidades, con una ventaja competitiva brutal".

"El empresario que triunfa es un especulador"

Romero-Haupold ha asegurado que con la nueva patronal "vamos a intentar explicar lo que somos y atraer empresas sólidas". El presidente de la AEMAB ha recordado que, debido a la crisis, el crédito bancario a las pequeñas y medianas empresas españolas se ha desplomado un 63%, situándose por debajo de los 300.000 millones de euros. Y ese crédito, aunque recuperándose lentamente, no volverá a los niveles precrisis, por lo que Romero-Haupold apostó por recurrir a vías alternativas como el MAB. El inversor ha puesto como ejemplo a EEUU, "donde el 40% de la financiación es bancaria, a diferencia de España, donde llegamos al 90%".

"En España la innovación tiene una financiación complicada, la banca no financia el fracaso y si fracasas una vez ya no te dan otra oportunidad. Apple y Google no podrían haberse creado aquí", asegura. Romero-Haupold también ha cargado contra la demonización de los empresarios en España. "Aquí el empresario que triunfa es un especulador y el que fracasa es un sinvergüenza que ha robado a todo el mundo".

La primera acción que va a tomar la AEMAB como patronal es exigirle al Gobierno que aplique bonificaciones fiscales a las plusvalías que se reinviertan en empresas del MAB, como ocurre con los business angels.

Ante las reticencias de los inversores a entrar en el MAB, el experto ha dejado claro que "deben saber que es una inversión de alto riesgo y deben estar muy bien informados de las empresas en las que invierten, aunque están muy bien auditadas, los inversores deben estar al tanto de su funcionamiento".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios