Menú

España recuperará el 100% del PIB destruido en 2016, pero el empleo deberá esperar a 2021

Funcas eleva tres décimas la previsión de crecimiento de este año, hasta el 3,3%, la cifra más alta desde el año 2007.

La Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) ha elevado tres décimas la previsión de crecimiento de este año, hasta el 3,3%, la cifra más alta desde el año 2007, según la última actualización que han presentado en una rueda de prensa este jueves. Para 2016, Funcas ha elevado el crecimiento dos décimas, hasta el 3%.

Desde que comenzó la recuperación, en el tercer trimestre de 2013, el PIB ha aumentado un 3,4%, lo que significa que se ha recuperado el 39% de lo destruido durante la recesión, aunque sólo el 13% del empleo. Según estas previsiones, a finales de 2016 se habrá recuperado el 100% del PIB y el 34% del empleo perdido (puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo).

Sin embargo, la recuperación total del empleo aún tendrá que esperar. El empleo crecerá un 3% este año y un 2,5% en 2016, más de lo previsto anteriormente, lo que supondrá la creación de más de 900.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo. Así, la tasa de paro bajará 2,2 puntos porcentuales en 2015 y otros dos en 2016, hasta el 22,2% y el 20,2%, respectivamente. Las cifras de Funcas son más positivas que las del Gobierno en materia de crecimiento, pero ligeramente más pesimistas en cuanto al paro. De hecho, el Ejecutivo espera que la tasa se sitúe en el 21,1% ya este año y en el 19,8% el año que viene.

Según el director de Coyuntura y Estadística de Funcas, Ángel Laborda, "es un crecimiento muy intensivo en empleo", ya que no ha cambiado mucho el patrón de la economía respeto al mercado laboral en cuanto al tipo de empleo que se crea, sino que se mantiene la dualidad del mercado que arrastra el país desde los años 80. Pero el empleo perdido durante la crisis no se recuperará hasta el año 2021 ó 2022, aunque la tasa de paro próxima al 8%, que había antes de la crisis, se alcanzará antes por la evolución de la población activa, ha indicado.

Factores que impulsan la economía

Los factores que están impulsando la economía son la mejora de las condiciones financieras (con unos tipos de interés históricamente bajos y un mayor acceso al crédito), la caída del precio del petróleo, el ciclo electoral, la rebaja del IRPF y la devolución de parte de la paga extraordinaria a los funcionarios eliminada en 2012.

Todos ellos han permitido una aceleración del PIB en el segundo trimestre del año hasta el 4,3% en tasa trimestral anualizada. No obstante, el impacto expansivo de algunos de dichos factores se irá agotando progresivamente en los próximos trimestres, lo que conllevará una ligera desaceleración del ritmo intertrimestral y una moderación del crecimiento en 2016.

La aportación de la demanda interna será clave en la evolución del PIB. La previsión de crecimiento del consumo de los hogares se ha revisado al alza, hasta el 3,8% este año, por la mayor renta disponible de las familias debido al aumento del empleo, el descenso de los pagos por intereses e impuestos y la caída de precio de los productos energéticos. El próximo año el crecimiento de la renta en términos reales será más moderado por la finalización del impacto de los shocks extraordinarios que han actuado en 2015 y la vuelta de la inflación a tasas positivas, que ralentizará el crecimiento del consumo privado.

En 2015 se espera una aceleración importante de la formación bruta de capital fijo, como consecuencia de la recuperación de la construcción. Respecto al consumo público, se prevé un crecimiento del 1% para este año, relativamente elevado por el efecto del ciclo electoral, y una moderación hasta el 0,8% en 2016.

En relación al sector exterior, las exportaciones crecerán este año un 4,6% y las importaciones un 6,2%, de forma que detraerá cuatro décimas al crecimiento del PIB. Ambas variables se acelerarán el año próximo.

Se incumplirán los objetivos de déficit

Por otro lado, el déficit de las Administraciones Públicas descenderá hasta el 4,6% del PIB en 2015 y hasta el 3,4% en 2016, seis décimas por encima en ambos casos de lo previsto en el Programa de Estabilidad. La deuda pública se situará este año en torno al 100% del PIB y superará ligeramente esta cifra en el próximo.

Laborda ha considerado "prácticamente imposible" que las comunidades reduzcan su déficit un punto en 2015, sobre todo teniendo en cuenta que se trata de un año electoral. "Se van a pasar bastantes décimas", ha dicho, tras explicar que este desvío se trasladará también a 2016 si se dejan que funcionen las inercias, aunque la cifra del año que viene dependerá mucho del nuevo Gobierno que salga de las elecciones generales.

Dado este elevado nivel de endeudamiento y la dependencia de la economía española de la financiación exterior, el principal riesgo de incumplimiento del escenario de crecimiento es el posible aumento de la prima de riesgo y una reducción del acceso a dicha financiación, advierte Funcas.

En materia de precios, Laborda ha descartado una vez más la deflación a pesar de las cifras negativas de precios por el aumento del gasto y el consumo. De hecho, a su parecer, tiene un componente muy atractivo tanto para los consumidores como las empresas.

Desglose por Comunidades Autónomas

Funcas ha publicado también el desglose de las previsiones por comunidades y ha asegurado que las regiones que más van a crecer serán La Rioja, Navarra, Madrid y Cataluña, mientras que Canarias, País Vasco, Asturias y Andalucía son las que registrarán un menor incremento del PIB.

Las comunidades que más empleo crecerán en 2015 en términos EPA serán Baleares, Madrid, Comunidad Valenciana y Extremadura, mientras que Castilla-La Mancha, Galicia y Murcia serán las que menos. En cualquier caso, Funcas avisa de que la bajada de la tasa de paro en muchos casos no responderá a la creación de empleo, sino a la evolución demográfica.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador