Menú

Cuentas remuneradas, el último plan de la banca para captar clientes

Los bancos españoles ofrecen tipos de interés más atractivos a cambio de una mayor vinculación del cliente.

7
Cuentas remuneradas, el último plan de la banca para captar clientes
Cordon Press

La guerra del pasivo de la banca española ya es historia. Con los tipos de interés oficiales en mínimos, pasará mucho tiempo hasta que las rentabilidades de los depósitos de las entidades financieras vuelvan a hacer las delicias de los ahorradores más conservadores de nuestro país.

Y es que los intereses de los depósitos a plazo fijo en España están entre los más bajos de la zona euro. Según los últimos datos del Banco de España, el tipo medio de los depósitos de los hogares españoles constituidos en mayo fue de un 0,44%, la peor rentabilidad desde el año 2003. Este dato contrasta con la media de la eurozona, que fue ese mismo mes de 0,88%.

A día de hoy, es muy difícil encontrar ofertas por encima del 2% y en lo que queda de año, los expertos prevén que la caída en picado de las rentabilidades va a continuar. E incluso, ya para los plazos más cortos, los tipos de interés de algunos depósitos han llegado a bajar hasta el 0%, o dicho de otra forma, la banca española ha dejado de remunerar el ahorro.

De hecho, la posibilidad de que los bancos empezaran a cobrar por los depósitos a sus clientes, siguiendo el modelo alemán, lleva varios meses sobrevolando el sector. De momento, las grandes entidades descartan esta idea.

"Los bancos españoles han pasado de la guerra del pasivo a la guerra del cliente. Ya no les interesa tanto captar una gran cantidad de los ahorros de una misma persona, sino que su objetivo es que los clientes tengan muchísima vinculación con la entidad", explica a Libre Mercado Javier Mezcua, del equipo del comparador HelpMyCash.

Y para atraer al ahorrador, en los últimos meses han surgido una serie de productos con rentabilidades superiores a los depósitos tradicionales. Ésas son las cuentas remuneradas. Se trata de cuentas que exigen al cliente una fuerte vinculación con la entidad a través de recibos o nóminas y que tienen como particularidad que no remuneran cuantías elevadas.

- 1, 2,3 de Banco Santander: La entidad que preside Ana Botín hizo temblar al mercado con esta oferta el pasado mes de mayo. La cuenta de Banco Santander remunera de forma indefinida con un 3% saldos desde los 3.000 euros y hasta los 15.000 euros. Si el saldo en cuenta está entre los 2.000 y los 3.000, el interés es del 2% y si es de 1.000 a 2.000, del 1%. Eso sí, a partir de los 15.000 euros no hay remuneración.

Para poder acceder a esta cuenta, se tienen que cumplir las siguientes condiciones:

  • Domiciliar unos ingresos, como una nómina o una pensión, de 600 euros como mínimo.
  • Pagar tres recibos al trimestre.
  • Realizar 6 usos con la tarjeta al trimestre.
  • Pagar una comisión de mantenimiento mensual de 3 euros.

Respecto a los recibos, otra de las ventajas de esta cuenta es que le devuelve al cliente un porcentaje de entre el 1% y el 3% de las facturas domiciliadas. Los gastos del hogar (agua, luz, teléfono) los seguros o los gastos de educación (colegios, guarderías, universidades) son algunas de las categorías incluidas, con un máximo de 110 euros mensuales en devoluciones. Además, las transferencias y el ingreso de cheques son gratis. En el lado de las tarjetas, la de débito también es gratis, pero la tarjeta de crédito cuesta 3 euros al mes.

- Depósito Azul 15+ de BBVA: en respuesta a la cuenta de Banco Santander, BBVA ha lanzado el Depósito Azul 15+. Este producto remunera durante 6 meses al 3% los saldos de entre 1.000 y 15.000 euros y al 1% los que oscilan entre 15.000 y 50.000 euros. Para acceder al depósito, será necesario tener domiciliados algunos de los siguientes ingresos regulares:

  • Nómina de 600 euros o más.
  • Prestación por desempleo y pensión de al menos 300 euros.
  • Ingresos recurrentes de 600 euros.

Además, los clientes deberán cumplir uno de los siguientes requisitos: domiciliar 5 recibos o usar la tarjeta al menos siete veces en los 4 meses previos al vencimiento del depósito.

- Cuenta Nómina de Caja Rural de Zamora: Caja Rural de Zamora tiene la rentabilidad más alta del mercado. Remunera con un 7% el primer año y con un 2% el segundo los saldos de hasta 5.000 euros. El mantenimiento, las transferencias, el ingreso de cheques y las tarjetas son gratis. Para adquirirla, será necesario domiciliar la nómina y cumplir dos de los siguientes requisitos:

  • Domiciliar 3 recibos.
  • Realizar 5 movimientos al trimestre con la tarjeta.
  • Tener un seguro con una prima anual de 200 euros o más.
  • Realizar una aportación de 1000 euros al año a un plan de pensiones o de 500 si el saldo del plan supera los 5000 euros.
  • Llevar a cabo un gasto anual mínimo de 1.000 euros en comercios o 25 operaciones en comercios.

- Cuenta Nómina de Bankinter: el banco remunera al 5% el primer año y al 2% el segundo un saldo máximo de 5.000 euros. No tiene comisiones, las transferencias son gratis y la tarjeta de crédito también. Para contratarla, es necesario domiciliar una nómina de al menos 1.000 euros, utilizar una tarjeta y domiciliar recibos.

Los mejores depósitos

Actualmente, los depósitos españoles a plazo fijo más rentables son los depósitos bienvenida. Se trata de depósitos a corto plazo ideados para captar nuevos clientes que no suelen durar más de cuatro meses. En el comparador han recogido los bancos con los depósitos más rentables del momento y sus respectivas condiciones.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios