Menú

La realidad que Mas oculta: Cataluña vende más a Aragón que a Francia

Cada euro que venden las empresas catalanas al resto de España genera un 7% más de beneficio empresarial que en el caso de las exportaciones.

Libre Mercado
132
La realidad que Mas oculta: Cataluña vende más a Aragón que a Francia
¿A quién vende Cataluña?

A diez días de las elecciones autonómicas que Artur Mas quiere convertir en un referéndum, se multiplican los análisis sobre las implicaciones que tendría un resultado favorable a las tesis independentistas si se cumple la amenaza de secesión unilateral que ha repetido el presidente de la Generalidad. Columnistas de uno y otro lado se lanzan los trastos a la cabeza. Y las interpretaciones sobre cómo será el futuro de esa Cataluña independiente son tantas como expertos que hablan del tema.

También hay datos. Este jueves, Convivencia Cívica Catalana (CCC) ha presentado su informe Análisis del Comercio en Cataluña. Como suele ser habitual en los estudios de CCC, es un trabajo detallado, con numerosos datos y múltiples referencias a las fuentes. Las conclusiones que los autores extraen son preocupantes:

  • "Los datos demuestran que las compras del resto de España siguen siendo un pilar básico de la economía de Cataluña"
  • "Gran parte del volumen de exportación de Cataluña, sobre todo el de mayor valor tecnológico, no proviene de empresas catalanas sino de las filiales españolas de multinacionales extranjeras, situadas en Cataluña por proximidad logística a sus países europeos de origen pero que en caso de una hipotética secesión serían probablemente candidatos a una deslocalización"
  • "Muchas empresas españolas encauzan su comercio exterior con Europa por razones logísticas a través de Cataluña, bien por medio de sus sucursales catalanas, almacenes de importación/exportación situados en Cataluña u otras empresas con sede en Cataluña. En caso de secesión parece claro que Cataluña dejaría de jugar ese papel de vehículo de exportación e importación con Europa de los flujos comerciales españoles"
  • "Romper con el resto de España no solo significa poner en riesgo las ventas de las empresas catalanas a su principal mercado sino también de forma notable a las exportaciones, comportando un perjuicio evidente para la riqueza, la economía y el bienestar de los ciudadanos catalanes"

Los mapas

Son conclusiones razonadas y razonables, pero puede haber quien piense que son sólo opiniones de los autores y que no tendrían por qué darse estas consecuencias. Por eso, CCC trufa su informe con múltiples datos. Quizás los más llamativos son los que se derivan de la siguiente tabla, que muestra las exportaciones catalanas a los diferentes mercados, contando a las autonomías españolas como si fueran un país extranjero. Los mapas con las cifras son muy significativos:

CCC

CCC

CCC

CCC

CCC

CCC

CCC

CCC

Los riesgos

Como vemos, casi la mitad de las ventas al exterior de las empresas catalanas se hace al resto de España. Y si miramos al extranjero, son Francia-Alemania-Italia sus tres principales clientes. Todos estos mercados se pondrían en peligro en caso de independencia. Nadie dice que se vayan a evaporar todas las relaciones comerciales entre Cataluña y el resto del mundo de un día para otro. Pero es evidente que existen determinados riesgos objetivos que podrían complicar y dañar la economía catalana a corto plazo. Nada de esto aparece en el discurso nacionalista:

- Salida de la UE y el euro: hoy jueves, un portavoz de la Comisión ha vuelto a reiterar que si Cataluña se independiza saldrá del euro y la UE. Es lo mismo que han dicho David Cameron, Francois Hollande, Angela Merkel y todos los demás políticos europeos consultados. Artur Mas dice que es un juego político y que lo dicen sólo para contentar al Gobierno español, pero la cuestión debería estar al menos sobre la mesa.

- ¿Qué consecuencias tendría sobre el comercio?: Pues encarecería los productos catalanes de un día para otro, haciéndolos menos atractivos para sus principales clientes. Incluso aunque la nueva Cataluña independiente lograse un acuerdo comercial similar al de Suiza o Noruega (algo que está por ver, aunque Mas lo da por hecho) los trámites burocráticos, legales, etc. se encarecerían. Cualquier empresario español sabe que exportar a Francia es más complicado (y por lo tanto, costoso, en tiempo o dinero) que a Asturias, incluso aunque la UE sea un espacio de libre comercio, sin fronteras ni aranceles de ningún tipo.

No sólo eso, si se sale de la UE, la cosa se complica un poco, incluso con países como Suiza o Noruega, con los que hay acuerdos comerciales; y algo más con otros estados como Serbia o Ucrania. Probablemente, el sobrecoste no es mucho. Pero algo hay e impactará sobre los márgenes de esos exportadores de los que tanto habla Artur Mas. Sobre todo, para las pequeñas empresas a las que pasar de vender en Santander como parte del mismo país o como parte de otro Estado con el que se tiene un acuerdo comercial les supondrá una complicación evidente. Es evidente que tendrán que dedicar unos recursos muy valiosos. ¿Qué pérdida de competitividad implicaría esto? ¿Cuántos clientes se perderán? No hablamos de boicot (que también podría darse y que los empresarios temen), sino de costes que cualquier empresario sabe que están ahí.

CCC explica que "la gran mayoría de empresas exportadoras catalanas son en realidad ocasionales y muestran un nivel de exportación medio extremadamente bajo. Así, el 67% de las empresas que afirman exportar en Cataluña, es decir, dos de cada tres, exportan en promedio apenas 300 euros al mes, menos de 4.000 euros anuales". Para estas empresas, un trámite legal más puede ser la diferencia entre exportar o no hacerlo; entre ser competitivo o tener costes superiores a los de sus rivales; entre perder un cliente o mantenerlo.

- No es lo mismo: por último, hay que destacar que según los datos de la propia Generalidad, no es lo mismo vender al resto de España que al extranjero porque (como explicamos en el anterior punto) los costes son menores. Por cada euro vendido en España se generan un 6% más de puestos de trabajo, un 7% más de beneficios empresariales y un 18% más de impuestos para el Gobierno catalán. Es decir, a igualdad de condiciones, es más rentable (para la empresa y para Cataluña) vender a Aragón que a Finlandia o Uruguay. También este beneficio se perdería.

Más noticias sobre el desafí­o separatista en Cataluña en Flipboard

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios