Menú

Los grandes empresarios se plantan contra el desafío separatista

Después de meses sin apenas pronunciarse y con reacciones llenas de vaguedades, por fin las grandes empresas dan la cara contra Mas.

0
Después de meses sin apenas pronunciarse y con reacciones llenas de vaguedades, por fin las grandes empresas dan la cara contra Mas.
Isidro Fainé y César Alierta, en una imagen de archivo | EFE

En apenas cinco días se celebran en Cataluña unos comicios en los que el presidente de la Generalidad, Artur Mas, pretende llevar a término su desafío separatista. Una ofensiva que comenzó hace unos años y que ha ido agravándose a medida que pasaban los meses. Unos meses en los que pocos empresarios y directivos de grandes firmas se atrevían a alzar la voz contra la locura de Mas.

Uno de ellos, el que casi desde el principio se mostraba en contra de los planes de Mas, es el presidente de Freixenet, José Luis Bonet, que siempre se ha desmarcado del separatismo, destacando que su empresa es "catalana y, por tanto, española", y explicando los perjuicios de una Cataluña independiente.

Patronales y círculos de empresarios

Otras figuras como Josep Bou Vila, presidente de Empresarios de Cataluña, lleva meses analizando la huida de compañías catalanas hacia otros lugares de España debido al avance del proceso separatista. Pero el resto de voces de los grandes hombres de negocio de España y Cataluña no se escuchaban con contundencia al respecto hasta estos últimos días.

Y es que el separatismo se impone con fuerza en todas las encuestas, algo que está poniendo cada vez más nerviosos a los empresarios. El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, explicó recientemente que no han reaccionado antes porque "lo veíamos tan absurdo que pensábamos que no íbamos a llegar donde estamos".

Así, después de las patronales catalanas de todos los sectores, le tocaba el turno a la Cámara de Comercio de España y al Círculo de Empresarios. Incluso el presidente de la patronal nacional CEOE, Juan Rosell -siempre bastante poco contundente en el asunto-, decía hace unos días que una Cataluña independiente tendría una menor actividad económica, menos empleo y "peores condiciones de vida", y pedía que los políticos recuperen el diálogo para evitar este escenario.

Sector bancario

Por sorpresa, y sin previa consulta al gobernador del Banco de España, las patronales bancarias AEB y CECA advirtieron la semana pasada sobre los "riesgos" que para la estabilidad financiera comportaría "cualquier decisión política" que quebrantara la legalidad vigente y conllevara la exclusión de una parte de España de la Unión Europea y del euro, con lo que una hipotética segregación de Cataluña obligaría a la banca con presencia en la zona a "reconsiderar" su estrategia de implantación.

Una posición tajante que creó la semana pasada mucho revuelo, ya que era la primera vez que personalidades como el presidente de la CECA y de Caixabank, Isidro Fainé, eran tan claros con la cuestión catalana.

Y es que las entidades integrantes de la AEB y la CECA -entre las que destacan CaixaBank, Banco Santander, BBVA, Bankia, Sabadell y Popular- apuestan por preservar "en todo momento" el orden constitucional y la pertenencia a la zona euro del conjunto de España.

Grandes empresas

El último representante del mundo económico de calado en plantarse contra el separatismo ha sido el presidente de Telefónica, César Alierta, quien ha asegurado este lunes que comparte "totalmente" la preocupación del mundo empresarial ante una posible independencia de Cataluña y ha alertado de sus efectos negativos.

"Quiero muchísimo a Cataluña y a los catalanes, y lo mejor para los catalanes es seguir en España. Los efectos económicos de una supuesta independencia, que no se va a dar, son súper negativos", ha indicado Alierta.

Así, los empresarios españoles entran en campaña en la recta final del desafío de Mas para intentar proteger sus intereses ante una hipotética separación de Cataluña del resto de España. El pasado fin de semana era el presidente del BBVA, Francisco González, el que aseguraba que la propuesta secesionista catalana "no beneficia a nadie" y "va en contra de Cataluña, de España y del proyecto europeo".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD