Menú

Rajoy concede dos canales más al duopolio, premia a 13TV y castiga a Prisa

El Gobierno reparte nuevos canales de TDT entre Atresmedia, Mediaset, Real Madrid TV, Secuoya y 13 TV.

0

El Gobierno ha empezado a comunicar de forma extraoficial a las televisiones el nuevo reparto de las seis cadenas de TDT lanzadas a concurso hace cinco meses. Era la noticia más esperada en el sector de la comunicación. El Gobierno optó por mantener en vilo a los operadores hasta poco antes de las elecciones, esperando quizá un mejor trato por parte de los aspirantes.

Atresmedia y Mediaset son beneficiadas con un nuevo canal cada uno en alta definición (HD), al igual que Real Madrid TV. El reparto lo completan Secuoya y 13 TV, vinculada a COPE y propiedad de la Iglesia, con un canal cada uno en calidad estándar (SD). La duda que aún quedaba por despejar era el sexto canal estándar, cuya adjudicación oscilaba entre Kiss FM (del empresario Blas Herrero) y Vocento, aunque fuentes del sector señalan que será para la primera.

Los grandes perdedores son, por tanto, Prisa y El Corte Inglés que también optaban al concurso. Vocento ya dispone de dos canales, pero había presentado un proyecto conjunto con la estadounidense Paramount,

El Consejo de Ministros aprobó el pasado 17 de abril la convocatoria del concurso de seis nuevas licencias de TDT en abierto, tres en alta definición (HD) y otros tres en calidad estándar (SD), y el 28 de mayo finalizó el plazo de presentación de ofertas.

13TV la gran beneficiada

La cadena de la Conferencia Episcopal, 13TV, dependía de esta concesión para mantener su viabilidad. Hasta ahora emitía con una licencia de VEO TV (Unidad Editorial), lo que le suponía un coste de varios millones anuales por el alquiler de la licencia. Es, por tanto, la gran beneficiada de este reparto, que, por otro lado, no supone un cambio sustancial en el panorama televisivo, que seguiría bajo el yugo del poderosísimo duopolio que mantienen Atresmedia y Mediaset. Entre ambos se llevan más del 80% de la publicidad, lo que hace imposible competir en este mercado fuera de los dos grandes grupos.

Aunque desde el Gobierno se vende este nuevo reparto como la gran reforma audiovisual de la legislatura, lo cierto es que en estos cuatro años la política del Ejecutivo se ha limitado a mantener e, incluso, apuntalar aún más el duopolio, al autorizar la absorción de La Sexta por parte de Atresmedia, que había sido declarada ilegal.

Esta operación, además de llenar los bolsillos de los amigos de Zapatero que pusieron en marcha La Sexta, ha supuesto el blindaje del duopolio. Lejos de agradecérselo al Gobierno, ambos grupos son especialmente hostiles, especialmente LaSexta que, paradójicamente, es la gran beneficiada del paso de Rajoy por La Moncloa.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot