Menú

Bruselas desmiente a Rajoy: España incumplirá el déficit y crecerá menos de lo previsto

Las últimas previsiones de Bruselas confirman que España superará el objetivo de déficit del 4,2% en 2015 y que la economía nacional se desacelera.

10

Se veía venir y ahora lo acaba de confirmar la Comisión Europea (CE). España incumplirá, un año más, el objetivo de déficit público acordado con Bruselas. A pesar de que el Gobierno de Mariano Rajoy ha logrado elevar hasta en tres ocasiones los límites de déficit establecidos inicialmente durante la presente legislatura, el sector público nacional sigue sin cumplir sus compromisos presupuestarios.

España tendría que cerrar 2015 con un agujero fiscal equivalente al 4,2% del PIB y un desequilibrio del 2,8% en 2016, pero, una vez más, sobrepasará dichos umbrales. El Ejecutivo comunitario avanza en sus previsiones económicas de otoño, publicadas este jueves, que el déficit público alcanzará el 4,7% del PIB este año y el 3,6% el siguiente, cinco y ocho décimas por encima de los objetivos establecidos.

Esta desviación se debe, por un lado, a la desaceleración que ha empezado a registrar la economía española en la segunda mitad del presente ejercicio y, por otro, a la "reclasificación de inversión pública a nivel regional", según el informe de Bruselas. El Ministerio de Hacienda ya había anunciado que tendría que registrar como gasto un total de 1.500 millones extra al déficit de 2015 por contratos de Cataluña y el Ayuntamiento de Zaragoza del año 2013.

Previsiones de Bruselas para España

En cuanto al crecimiento, la Comisión avanza una "desaceleración" del PIB durante el tercer trimestre del año, aunque considera que seguirá siendo "robusto", gracias a una creación de empleo "sostenida", una mejora de las condiciones de financiación, un aumento de la confianza y a un nivel bajo de los precios del petróleo.

En concreto, Bruselas cree que la economía española se expandirá un 3,1% en 2015 y no el 3,3% que apunta el Gobierno de Mariano Rajoy. En los años siguientes, las previsiones comunitarias prevén un crecimiento del 2,7% en 2016 y de un 2,4% en 2017, en gran medida por el empuje de la demanda interna.

Dos jarros de agua fría

Bruselas, por tanto, desmiente dos de los grandes eslóganes económicos que viene empleando el PP desde hace meses, más allá de las previsiones que maneja el Gobierno. En primer lugar, que España cumple con los objetivos de déficit y, en segundo término, que lidera el crecimiento de la UE. Ambos anuncios son inciertos.

Tal y como avanzó Libre Mercado, la evolución de las cuentas públicas durante el primer semestre ya aventuraba que España no lograría reducir el déficit hasta el 4,2% a cierre de 2015. La buena marcha de la economía, con un crecimiento interanual superior al 3% hasta el pasado junio, permitió que los ingresos aumentaran a un ritmo superior al de los gastos, reduciendo así el déficit, pero no lo suficiente como para alcanzar el objetivo marcado. Además, ahora que el PIB se desacelera dicho cumplimiento se hace todavía más difícil.

Así, el déficit, medido en términos anuales, se redujo desde el 6% del PIB en el primer trimestre hasta el 5,5% en el segundo, según destaca el último informe de UFM Market Trends sobre España. Por ello, para alcanzar el objetivo del 4,2%, el sector público tendría que aplicar una "notable contención en los gastos, unida a la aceleración de los ingresos fruto del repunte en la actividad y el empleo", cosa que, a la vista de los datos disponibles, no está teniendo lugar, convirtiendo en muy improbable dicho cumplimiento.

Déficit y deuda en términos anuales

Además, lo más grave es que el déficit estructural -descontando el coste de la deuda- subirá del 1,8% en 2014 al 2,5% en 2015 y al 2,6% en 2016, mientras que la deuda pública alcanzará el 101,3% en 2016, antes de bajar al 100,4% en 2017, según el documento de Bruselas.

La segunda gran falacia de Rajoy tiene que ver con el crecimiento. El PIB nacional aumentará un 3,1% en 2015, según la Comisión, lo cual es un buen ritmo de crecimiento, pero muy lejos de las tasas que registran otros países de la UE. A diferencia de lo que afirma el PP, España no lidera el crecimiento europeo, ni mucho menos: la economía nacional se sitúa como la séptima de la Unión Europea que más crece, empatada con Luxemburgo, y detrás de Irlanda (con un crecimiento del 6%), República Checa y Malta (ambos con un crecimiento del 4,3%), Polonia y Rumanía (3,5%) y Eslovaquia (3,2%).

Previsiones de crecimiento

Por último, el informe de Bruselas señala que una mayor moderación salarial y un crecimiento lento de los costes laborales "deberían continuar apoyando una robusta creación de empleo" en España y reducciones en la tasa de paro, aunque con una leve desaceleración.

Los indicadores prevén un crecimiento del empleo del 2,8% en España en 2015, el mejor registro de la UE este año, y también espera una mejora del 2,5% para 2016, lo cual permitiría reducir la tasa de paro desde el 24,5% en 2014 al 22,3% en 2015 y al 20,5% en 2016.

Previsiones de tasa de paro

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios