Menú

Arrancan los coches eléctricos que abandera Carmena

Car2go arranca en la capital con una flota de 350 vehículos eléctricos sin miedo al vandalismo.

11
Arrancan los coches eléctricos que abandera Carmena
Vehículos Car2go en Cibeles | Car2go

"Tenemos un modelo muy bonito de coches eléctricos que serían como Bicimad". Así anunciaba Manuela Carmena a mediados del mes de septiembre la llegada a Madrid de Car2go. Se trata de un servicio de coches eléctricos que esta compañía, propiedad de la alemana Daimler, ha puesto en marcha desde este miércoles en la capital.

Su funcionamiento es muy similar al de las famosas y polémicas bicicletas, aunque tiene varias particularidades. Los vehículos no tienen puntos de alquiler fijos y son los propios usuarios los que los aparcan donde más les convenga al finalizar su trayecto, siempre dentro de los límites de la M-30. A través de una app instalada en el móvil, el siguiente usuario puede localizar dónde se encuentra aparcado el vehículo más cercano a su ubicación y realizar un nuevo viaje.

Para darse de alta en Car2go, el cliente tendrá que pagar una cuota de alta de 19 euros una única vez. Después, el coste por minutos, tanto en conducción como en aparcamiento sin finalizar el alquiler, es de 0,19 euros, aunque esa tarifa es sólo "de bienvenida" y podría encarecerse en el futuro. También, ofrecen tarifas de un alquiler máximo de 24 horas por 59 euros.

El coste de la electricidad está incluido en la tarifa y son los propios trabajadores de la empresa los que se encargan de trasladar los coches a los puntos de carga y de efectuar la recarga. La autonomía de estos vehículos es de poco más de 120 kilómetros.

Hasta el 31 de enero de 2016, el registro será gratuito. Para darse de alta, los interesados deberán hacerlo a través de la web y validar su carnet de conducir en los puntos oficiales que la compañía tiene distribuidos en la ciudad.

Estos coches, al igual que todos los eléctricos, gozan de aparcamiento gratuito en las zonas azul y verde del Servicio de Estacionamiento Regulado de la ciudad. Otra ventaja es que también les está permitido circular por las áreas de prioridad residencial (Cortes, Ópera y Las Letras).

Polémica con taxistas y otras empresas

La presentación ha tenido lugar en el Palacio de Cibeles, sede del Ayuntamiento de Madrid. El consistorio ha asegurado que, aunque se muestran a favor de su puesta en marcha, se trata de una iniciativa de una empresa privada que no tendrá coste alguno para las arcas municipales, al contrario que Bicimad, el servicio de alquiler de bicicletas del Ayuntamiento, que tiene cedida la gestión a una empresa privada.

"Cuando a principios de agosto nos presentaron la idea, nos gustó. Nosotros, como Ayuntamiento, no podemos posicionarnos a favor de ninguna empresa privada, pero sí mostrar nuestra simpatía por este tipo de iniciativas", ha asegurado el coordinador general de Movilidad y Medio Ambiente del consistorio, José Antonio Diaz Lázaro, quien ha participado en la presentación del servicio.

Eso sí, el Gobierno de Carmena le ha alquilado las plazas sobrantes de las cocheras de la EMT a Car2go para que instale los puntos de recarga. Aunque Díaz Lázaro ha explicado a Libre Mercado que están "abiertos a otras empresas" que lleven a cabo iniciativas similares, el Gobierno de Ahora Madrid ha recibido las críticas del sector del car sharing de la capital por promocionar a Car2go y no a todas.

Los taxistas son otro gremio que también reniega de esta iniciativa alegando problemas de competencia. Díaz Lázaro intenta tranquilizarles asegurando que "no invade la competencia del taxi, es un complemento".

Sin miedo al vandalismo

Preguntado por éste periódico por la grave situación de actos vandálicos y robos que está sufriendo Bonopark, la empresa que gestiona Bicimad, Thomas Beerman, CEO de Car2go, ha asegurado que lo han tenido "en cuenta", pero no ven "en Madrid un riesgo especial".

Según los datos del consistorio, desde el inicio del servicio, en junio de 2014, más de 1.000 bicicletas han sido "vandalizadas" y otras 100 "abandonadas". Todos estos actos vandálicos le hacen perder a Bonopark 300.000 euros al mes, según la propia empresa.

Desde al Ayuntamiento de Madrid han asegurado que "tanto la Policía Municipal como la Policía Nacional ayudarán a prevenir" estos robos, "aunque es un vehículo más difícil de sustraer porque no se puede sacar a tirones", según Diaz Lázaro.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios