Menú

Fainé, sobre las comisiones en los cajeros: "El que no quiera pagar, que se haga cliente nuestro"

El presidente de Caixabank se reafirma en su nueva política comercial: "Tenemos que defender la calidad de nuestro servicio".

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé | EFE

"El que no quiera pagar, que se haga cliente nuestro". Isidro Fainé no ha podido dejarlo más claro. Es un tema delicado y que ha generado mucha polémica en los últimos meses, pero el presidente de CaixaBank no ha eludido la cuestión. Su entidad tiene la red más amplia y extensa de España y ha decidido cobrar 2 euros por retirar efectivo a todos aquellos no clientes que se acerquen a sus cajeros.

La competencia se ha quejado y el movimiento unilateral de CaixaBank en febrero de 2015 fue seguido poco después por casi todos sus rivales. El ruido que se generó a este respecto fue tan grande que incluso el Gobierno tuvo que meter baza en el asunto con un decreto para regular la cuestión. Al final, las comisiones en los cajeros se han impuesto y la banca tradicional (Santander, BBVA, CaixaBank y Bankia), que tiene la red de oficinas más extensa parece decidida a mantenerlo. Es una de sus armas en la guerra que mantienen desde hace años con ING y otras entidades, que les están quitando cuota de mercado a través de medios digitales y con una mínima inversión en infraestructuras físicas.

Por eso, Fainé ha querido lanzar tres mensajes. El primero a los usuarios que tendrán que pagar dos euros por retirar su dinero: "Si no quieren pagar, que se hagan clientes nuestros. Dicen que es mucho, pero somos los más baratos porque a nuestros clientes no les cobramos". Como apuntamos, Caixabank tiene la red de cajeros más extensa de España, por lo que su mensaje comercial es muy claro: nadie tendrá más opciones de sacar dinero gratis que el que tenga sus cuentas con ellos.

En segundo lugar, se ha dirigido a su competencia: "Si creen que dos euros es mucho, que pongan ellos los cajeros. Hay que tener en cuenta la inversión y el mantenimiento. Si todo el mundo va a nuestros cajeros, eso requiere una logística" y eso hay que pagarlo, ha afirmado.

Por último, se ha referido a sus clientes, a los que ha recordado que seguirán teniendo gratis la mayor red comercial de España: "Tenemos que defender la calidad de nuestro servicio" a esos clientes cobrando a los que no lo son.

Política y fusiones: sin comentarios

En el resto de la rueda de prensa, Fainé no se ha querido mojar tanto. Las preguntas se han reiterado acerca de dos de los temas de los que más se habla en el sector, la inestabilidad política y las consecuencias que ésta podría tener y las fusiones entre entidades, que el Banco de España parece decidido a impulsar.
En lo primero, el presidente de Caixabank no ha querido meterse en líos. Le han preguntado por Ada Colau, con la que se reunió hace unos meses, y ha asegurado que tienen una relación "correcta"; y también por Pablo Iglesias, del que se rumoreaba que habían hablado por teléfono, algo que ha negado: "Yo no llamo a los políticos. Si me llaman, les atiendo. Pero no me dedico a esto". De hecho, ni siquiera se ha reunido todavía con el nuevo presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont.

De esta manera, en lo que hace referencia a la situación política española y catalana, apenas ha dejado una petición a los líderes de los partidos para que emprendan "un diálogo sincero, con una seria voluntad de pacto" y lleguen a un acuerdo que dé "estabilidad" y "seguridad jurídica", las dos prioridades para Fainé: "No puedo dejar de ser optimista. En España, a veces no valoramos lo que tenemos. Tenemos una calidad de vida bastante buena, aunque tenemos un problema de paro que hay que arreglar. Hay un proyecto que entre todos vamos a tirar para delante. El diálogo es importante. Aquí nos falta mucha comunicación. Entre todos tenemos que entendernos y hacer un proyecto común, que dé estabilidad institucional, cohesión social y seguridad jurídica. Sigo teniendo confianza en lo que hemos hecho y en el hecho de que estemos en Europa".

En lo que hace referencia a las fusiones, Fainé ha negado cualquier tipo de movimiento. A pesar de todos los rumores que existen en el sector y de las intenciones del Banco de España, que empuja para que se inicie un nuevo proceso de consolidación bancaria, en CaixaBank niegan ninguna intención al respecto. "No estamos estudiando nada", ha asegurado Fainé, "ni en Madrid ni en Zaragoza", en referencia a dos preguntas sobre el posible interés de su entidad en Ibercaja y Banco Popular: "No he hablado non el presidente del Popular desde hace cuatro años. Y lo de Zaragoza no hemos hablamos nunca de esta posibilidad".

Eso sí, Fainé ha reconocido que "en general en Europa hay una tendencia a la fusión. ¿Por qué? Porque cuando el margen financiero es cero, se vive de los servicios y de los pequeños márgenes y hacen falta masas críticas. La publicidad es la misma para una oficina que para 10.000. Pero nosotros ya somos la primera entidad financiera en España". Por otro lado, ha recordado que el proceso de consolidación del sistema financiero español ya se ha llevado a cabo en gran parte. "Hace unos años, en todo el sistema financiero eran 55 y ahora somos 14-15. No sólo es fusionarse, hay que innovar", ha recordado.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios