Menú

Doce claves que explican cómo queda el caso de los accionistas de Bankia

La entidad da tres meses de plazo para solicitar la devolución de la inversión. Ofrece pagar todas las pérdidas más un 1% de interés.

La entidad da tres meses de plazo para solicitar la devolución de la inversión. Ofrece pagar todas las pérdidas más un 1% de interés.
El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, este miércoles, en Madrid. | EFE

Bankia devolverá "toda la inversión a los accionistas minoristas" que acudieron a la salida a Bolsa. Este miércoles, la entidad ha anunciado que, tras la sentencia del Tribunal Supremo (TS) en la que daba la razón a dos inversores y confirmaba las sentencias de las audiencias provinciales de Asturias y Valencia que declaraban nulos los contratos de compra de títulos emitidos por la entidad por falta de veracidad en el folleto de la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de julio de 2011.

1. ¿Qué significa esta decisión?: el anuncio de este miércoles implica que Bankia renuncia a la vía judicial. Tras la decisión del TS, la entidad asume que va a tener que devolver el dinero que todos los accionistas minoritarios han perdido desde la OPS. Además, abonará un interés compensatorio del 1% anual.

2. ¿A quién afecta?: a los inversores minoristas, unos 200.000 en total según las cuentas de la entidad. Los institucionales quedan fuera de este acuerdo. ¿Y quiénes son los minoristas? Pues todos aquellos que acudieron al tramo minorista, no importa cuál fuera el montante de su inversión. Eso sí, dentro de este colectivo hay diferentes situaciones.

  • Los que compraron en la OPS y mantienen los títulos (unas 190.000 personas, según calcula Bankia) recibirán el importe íntegro de su inversión, más los intereses.
  • Los que compraron en la OPS y luego vendieron las acciones con pérdidas podrán reclamar la diferencia entre el precio de compra y el de venta (más los intereses, por supuesto).
  • Autónomos y empresas: pudo haber personas que compraran las acciones a través de sociedades. También podrán reclamar si lo hicieron en el tramo minorista. No hay ninguna diferencia en función de si el inversor es persona física o jurídica.

3. Plazos y requisitos: hay tres meses para adherirse al proceso. El plazo comienza este jueves 18 de febrero y terminará el 18-19 de mayo. El procedimiento es gratuito y los requisitos parecen sencillos. Hay que entregar en una oficina de Bankia una solicitud (el modelo está disponible en la web de Bankia). En el caso de que la compra de acciones se hiciera en su momento a través de otra entidad, hay que llevar el extracto de la cuenta de valores en el que se detallan los movimientos correspondientes. El único requisito que exige Bankia es que sean títulos "libres de cargas y gravámenes" (por ejemplo, acciones que estuvieran pignoradas). Para la inmensa mayoría de los inversores no habrá ningún problema en esta cuestión.

Una vez entregada la solicitud, Bankia calcula que le llevará menos de quince días pagar a cada inversor.

4. ¿Cuánto le costará a la entidad?: Bankia tiene provisionados 1.840 millones de euros para esta cuestión. Este miércoles, su consejero delegado, José Sevilla, ha afirmado en la rueda de prensa que entienden que con esta cantidad están cubiertos. De hecho, su cálculo es que todo este proceso les costará entre 1.400 y 1.500 millones.

5. ¿Quién paga?: Bankia y BFA. Es decir, el contribuyente español, que tiene a través del Frob el 100% de la matriz y el 64% de la filial bancaria.

6. ¿Con esto se cierra la vía judicial?: pues todo apunta a que sí. Sevilla ha calificado su oferta de "imbatible". Lo que piden las asociaciones de consumidores es recuperar el dinero de forma ágil, gratuita y sin costes", ha afirmado, "estoy convencido de que la inmensa mayoría de los inversores van a acudir a este proceso".

Evidentemente, cada inversor tendrá que decidir de forma individual si acepta la oferta de Bankia o sigue con la vía judicial. El problema es que no está muy claro qué podría obtener por ese camino. En las sentencias que ha habido hasta el momento, Bankia ha sido condenada a devolver el principal, los intereses de demora y las costas judiciales. El acuerdo que han manejado la mayoría de los bufetes era que el cliente se quedaba con el principal y la ganancia para el bufete consistía en intereses y costas. Con este planteamiento, no parece que tenga mucho sentido para el inversor continuar el proceso, aunque probablemente los bufetes de abogados respondan en los próximos días. La solución de Bankia tiene la ventaja añadida de la inmediatez: se cobra aquí y ahora. Mantener el procedimiento judicial implicaría una demora.

7. ¿Por qué un interés del 1% anual?: Sevilla ha explicado que es más o menos la rentabilidad que habría obtenido un inversor que hubiera contratado un depósito en aquel momento. En este sentido, ha dicho que otra opción era aplicar la rentabilidad media del Ibex en este período (es decir, asumir que el inversor habría puesto su dinero en bolsa), pero esto habría implicado unas pérdidas de entre el 10 y el 15% y muchos inversores no habrían aceptado. Como solución de cierre, ese 1% parece razonable. Sin embargo, éste es el único punto que no ha gustado a las asociaciones de consumidores, que aseguran que en un hipotético juicio los perjudicados podrían conseguir un 3-4% de interés (el tipo legal).

8. ¿Y los trabajadores de Bankia? ¿Y los ejecutivos?: dos casos polémicos. Muchos empleados de Bankia acudieron a la OPS. Sevilla ha dejado claro que podrán reclamar la devolución de su inversión, como cualquier otro cliente.

Un caso diferente es el de los ejecutivos de la entidad que también compraron acciones. En este caso, Sevilla ha apuntado a que puede haber "un conflicto de intereses" y, por lo tanto, "estarían fuera" de este proceso. Eso sí, hay una cuestión que sobrevuela todo este tema, aunque nadie la toca porque es políticamente muy incorrecta. El Supremo (y casi todos los demás tribunales que han emitido un dictamen sobre este caso) ha determinado que los directivos de Bankia engañaron a los pequeños inversores con la salida a Bolsa. ¿Y ellos mismos compraron esas acciones que no sabían que no valían nada? Parece raro. No hay una cifra oficial de cuántas acciones compraron los miembros del Consejo o la Asamblea de la entidad. Pero sería interesante saber cuánto ha perdido cada uno de ellos.

9. ¿Y las demandas que ya están en marcha?: también están cubiertas. Bankia ofrece restituir a los inversores todo su dinero y hacerse cargo de las costas en la medida en que lo decreten los jueces. Así lo ha explicado Sevilla: "Le restituimos la cantidad que invirtió. Si la demanda está en vía judicial, nos encargaremos de parar el proceso y será el propio juez el que tendrá que determinar si en ese proceso ha habido costas parciales y algún tipo de gasto. La terminación del proceso puede generar que la otra parte reclame unas costas al juez por el proceso. El juez dirá lo que corresponda". Y Bankia pagará lo que determine el juez. Todos estos costes están dentro de su cálculo de 1.400-1.500 millones.

10. ¿Por qué ahora?: es la pregunta del millón y tiene muchas respuestas. Para empezar, hay que recordar que Bankia siempre ha sostenido (y sigue sosteniendo en la Audiencia Nacional) que no hubo estafa en la salida a Bolsa. En su opinión, lo que se produjo es un deterioro del balance de la entidad por la crisis de finales de 2011 y comienzos de 2012 que forzó al rescate y la recapitalización.

En este sentido, el equipo de José Ignacio Goirigolzarri mantiene que su prioridad era defender los intereses de los propietarios; es decir, del Frob y los contribuyentes (que tienen el 100% de BFA y el 64% de la nueva Bankia) así como de los nuevos accionistas que llegaron tras la nacionalización de la entidad. Con este planteamiento, era coherente mantener los recursos. Como hemos dicho antes: estos 1.800 millones que le va a costar a Bankia la sentencia del Supremo en realidad los vamos a pagar los contribuyentes. Cuando haya que vender la entidad y devolver las ayudas, habrá 1.800 millones menos para el Estado español.

El problema es que la sentencia del TS ha dejado a Bankia sin margen. Una vez que este organismo decretó que la OPS fue nula para los pequeños accionistas, era previsible que se produjera una avalancha de demandas para recuperar el dinero. Y también era previsible que todas esas demandas acabaran con el mismo resultado: con Bankia pagando.

Por eso, lo que ha decidido es devolver el 100% de la inversión, sin intentar algún tipo de quita o negociación. Lo que quieren es acabar con esto cuanto antes. ¿Y por qué devuelven el 100%? Por lo que se ahorran en costes judiciales. Bankia calcula que ya se ha gastado en abogados y costas unos 500 millones y que con la decisión de este miércoles se ahorra 400 millones más.

Sevilla ha apuntado que éste era el momento, una vez que el TS no ha dado la razón a los argumentos de la entidad y que han informado al principal propietario a través del Frob: "Hemos hecho lo que teníamos que hacer [recurrir ante el TS]. Entendemos que los recursos estaban bien fundamentados, pero el TS no lo ha entendido así. Nosotros, como gestores, no tenemos un mandato para devolver el dinero si no nos ampara la justicia. Nuestro objetivo sigue siendo el de preservar el capital y esta propuesta limita los costes frente a la alternativa [seguir la vía judicial]. Una decisión estratégica como esta la hemos comentado antes con el Frob. Bruselas, en este tema, no tiene una opinión, más allá de que pide que sea un proceso amparado por la justicia", es decir, que no se devuelva devolución de dinero de forma improcedente.

11. ¿Y los institucionales?: aquí hay dudas. Bankia defiende que la sentencia del TS no alcanza a estos inversores. Y lo cierto es que el texto diferencia claramente entre minoristas e institucionales. Eso sí, en este tramo también hay varios tipos de inversores. Sevilla ha puesto el límite en el millón de euros de inversión. Este colectivo, que podríamos llamar institucional pequeño, suma unos 100 millones de los 1.200 millones del tramo institucional y es el que tendría más opciones de que los tribunales admitieran su reclamación. Ahora mismo, Bankia tiene pendientes 49 demandas de inversores institucionales por un montante total de unos 70 millones de euros.

Pero incluso así, los grandes fondos y empresas que acudieron a la OPS no parece que de ninguna manera vayan a recuperar lo que invirtieron. También es cierto que en este tramo institucional hubo muchas ventas en las primeras semanas tras la OPS (más de 650 millones calculan en Bankia). Aquellas operaciones se saldaron sin pérdidas o con pérdidas muy pequeñas. Pero no es un tema menor. El tramo institucional suma un total de 1.200 millones de euros y Bankia no tiene provisionado nada al respecto.

12. El caso de la Audiencia: aunque se mezclan en la imaginación popular, este caso no tendrá demasiada relevancia en las causas abiertas en la Audiencia Nacional. Allí se reclaman responsabilidades penales para los directivos de Bankia por varios casos (preferentes, tarjetas black, salida a Bolsa y estafa,…). La posición de Bankia no ha cambiado. Defenderá que no hubo estafa y que el folleto de la salida a Bolsa reflejaba el estado contable realista de la entidad. El famoso informe de los peritos del Banco de España ha sido respondido por otros informes que aseguran que no hubo las irregularidades que se denuncian y que las cuentas que aprobaron todos los reguladores y los que participaron en el proceso (CNMV, Banco de España, auditores, colocadores…) eran correctas, incluso aunque el posterior deterioro de la actividad dañó el balance del banco hasta el punto de que necesitó un rescate.

Como hemos apuntado en otras ocasiones en Libre Mercado, asumir que la salida a Bolsa de Bankia fue un fraude apunta a una conspiración masiva de cientos de personas. Lo que defiende la entidad es que el principal motivo que explica el deterioro del balance es el desplome de la actividad, que tuvo repercusiones inmediatas en las ratios de mora y en el valor de los activos de Bankia. Para los accionistas, está claro que fue una pésima inversión. Y que los gestores de la antigua Bankia no supieron prever que sus activos valían menos de que decían los libros. Pero de ahí a una estafa hay un trecho. En cualquier caso, queda abierta la cuestión de qué decidirá la Audiencia al respecto, pero la sentencia del TS no tiene por qué ser decisiva en este tema.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Hipoteca
    • Masajeador