Menú

Urbán reta a Iglesias y pide "desobediencia" ante la deuda

El eurodiputado de Podemos clama por que "no se haga ningún esfuerzo más por el euro".

72
Urbán reta a Iglesias y pide "desobediencia" ante la deuda

Aunque era el más esperado, el discurso del ex ministro griego, Yanis Varufakis, en el congreso Un Plan B, contra la austeridad, por una Europa democrática, no ha sido el más polémico. Este fin de semana, Madrid ha reunido en la Casa del Reloj a los máximos referentes de la izquierda europea, en un evento cuyos protagonistas se han puesto como objetivo acabar con las actuales instituciones europeas, con la austeridad y con la llamada deudocracia.

Varufakis fue el encargado de abrir la jornada del sábado en una mesa de debate bautizada como La Unión Europea como campo de batalla. En su intervención, el griego felicitó a "los camaradas españoles por no creerse las mentiras de De Guindos y de Rajoy". También, cargó contra las instituciones europeas por "incompetentes", por no tener "ni idea" de cómo solucionar los problemas económicos del Viejo Continente y por "amenazar a los países más débiles".

El mediático ministro griego llega a Madrid después de que hace varias semanas anunciara su vuelta a la política con DIEM2025, una iniciativa que pretende crear un partido paneuropeo que aúne a formaciones como Podemos o Syriza, cuyas propuestas todavía no ha concretado.

"Desobediencia" ante la deuda

Pero los compañeros de escenario de Varufakis sí han sido más claros. El segundo protagonista de la ponencia ha sido el eurodiputado de Podemos, Miguel Urbán. El líder del sector más radical del partido morado ha calificado de "utopía el pensar que vamos a poder pagar" la deuda pública española, que actualmente está al borde del 100% del PIB. Para Urbán "es ilegítimo que se nos haga pagar por la deuda de Barcenas y de La Púnica" y considera los compromisos financieros del país como "una cuestión política, de la que no queda otra cosa que desobediencia".

A pesar de que Pablo Iglesias lleva años defendiendo la necesidad de abandonar el euro y de impagar la deuda, en los últimos tiempos, su discurso, y el de los miembros de su partido, se ha moderado. Un tema que tampoco ha parecido importarle a Miguel Urbán quien ha clamado por que "no se haga ningún esfuerzo más por el euro" y ha considerado que "Europa necesita un 15M que le pase por encima".

En esa misma línea ha ido Catherine Samary, economista y Consejera Científico de Attac (Francia), quien ha asegurado que "hay que preparase para una salida de la moneda única". Por otro lado, el economista francés, Cédric Durand, ha recomendado a España "escapar (del euro) u organizar un motín".

"Hay margen para incrementar la fiscalidad"

Otro miembro de Podemos que ha protagonizado una ponencia ha sido el gurú económico del partido, Nacho Álvarez. En la charla bajo el título Alternativas al sistema bancario y monetario de la UE, Álvarez se ha mostrado muy crítico con la moneda única, pero ha reconocido que "la salida del euro, aunque pudiéramos estar de acuerdo, tendría un gran coste político y económico".

Para el economista, "el euro opera como un corsé que hace que España, en vez de devaluar moneda, haya devaluado salarios". Preguntado por Libre Mercado sobre la posibilidad de crear una nueva moneda para los países del sur, como dejó caer en su día Monedero, Álvarez ha asegurado que "desde el punto de vista económico podría ser aceptable y objeto de discusión, pero desde el punto de vista de Podemos, no lo planteamos porque sería dinamita política".

Álvarez ha exigido a Europa que aplique distintos "márgenes" de déficit para los países que lo necesiten y ha asegurado que los estados "deben financiarse con las rentas de los que más tienen, no con deuda". Para ello, desde Podemos creen que "en España hay margen para incrementar la fiscalidad de las grandes empresas y de las grandes fortunas". Tanto, que no será un problema aumentar el gasto público en 24.000 millones.

Sobre el sector bancario español, Nacho Álvarez ha asegurado que, si llega al gobierno, su partido pretende paralizar la privatización de Bankia y convertirla en "el embrión de la banca pública" de nuestro país.

En el acto han participado otros miembros de Podemos como Alberto Montero o Teresa Rodríguez. El que no ha querido hacerse la foto con los que abogan por la desaparición del euro, ni con nada que le pueda comparar con la debacle griega ha sido Pablo Iglesias. Los organizadores del Plan B le han pedido al líder de Podemos en reiteradas ocasiones que acudiera, pero Iglesias, que está en pleno periodo de pactos, no ha querido dejarse verse por allí. Su agenda sí se lo permitía.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios