Menú

Telefónica, de las listas de espera a la fibra óptica y el 4G

Lo que hoy conocemos como Telefónica se fundó en 1924 y desde entonces ha sufrido multitud de cambios.

0
Lo que hoy conocemos como Telefónica se fundó en 1924 y desde entonces ha sufrido multitud de cambios.

Hace ya más de 20 años que empezó a cambiar el rumbo de una de las empresas estatales más importantes de España, Telefónica. En su momento fue la mayor operación bursátil en la historia del país y tuvo una gran repercusión mediática.

Lo que hoy conocemos como Telefónica se fundó en 1924 bajo el nombre de Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) y desde entonces ha sufrido multitud de cambios y sacudidas, casi todas ellas influenciadas por las corrientes políticas de la época.

Una imagen totalmente opuesta a lo que vemos hoy, siendo Telefónica una de las empresas más solventes y consolidadas del sector de las telecomunicaciones. En 1945, se convirtió en una empresa estatal, con un 79,6% de las acciones en manos del Estado.

Instalaciones, accesos de línea y empleados

La telefonía tal y como la conocemos era algo impensable durante los años 50. Telefónica era la única empresa que ofrecía estos servicios en España y llegó a tener una lista de espera de 200.000 peticiones de alta de línea. En esa década, la empresa ya había instalado cerca de 1 millón de teléfonos en España.

Durante los años 40, las peticiones de nuevas líneas van creciendo y con ellas el retraso en las instalaciones y las consiguientes listas de espera. En 1945 había 433.000 líneas de teléfono y 651.000 en 1950. Por entonces, solo había 2,5 teléfonos por cada 100 habitantes. En 1955 se instala en España el teléfono 1 millón habiendo ya 4 teléfonos por cada 100 habitantes.

El sector de las telecomunicaciones poco a poco va creciendo y cada vez es mayor la demanda por parte de los usuarios. En 1970, el tiempo medio de espera para tener instalada una línea de teléfono era de 26 meses. No será hasta 1980 cuando esas listas de espera empiecen a disminuir. En 1985, el tiempo medio se redujo a 6,6 meses para los usuarios. Actualmente, Telefónica tiene 316,1 millones de accesos de clientes finales en más de 21 países.

Por otro lado, en 1960, la entonces CTNE era la primera empresa de España, con unos 100.000 accionistas y unos 32.000 empleados. Hoy, sin embargo, como compañía privada, llega a 1,5 millones de accionistas y 123.700 empleados a nivel mundial.

Servicios y nuevas tecnologías

Entre 1993 y 1995, España sufrió una recesión y una levada tasa de paro, perdiéndose más de 1 millón de puestos de trabajo. Y será aquí cuando el rumbo de Telefónica cambie definitivamente: 1995 y 1999 son sus fechas clave, ya que su privatización se realizó en dos fases.

Las diferencias entre el antes y el después de la privatización no se hacen esperar. A pesar de lanzar la línea móvil digital Movistar en 1994, ésta no despegó hasta al siguiente año.

Internet a nivel comercial con Infovía o el lanzamiento del servicio fijo de ADSL (1999) hicieron de los años 90 un período de inlfexión en la empresa. Imagenio en 2003 o la cobertura 4G que ofrece desde el verano de 2013, siendo una de las primeras compañías en hacerlo, son otros de los grandes hitos tecnológicos de la empresa.

Valoración bursátil

En el año 1995, la capitalización bursátil pasa de 1,5 billones de pesetas a 2,89 billones al terminar 1996. Este mismo año, se empezó a liberalizar el mercado de las telecomunicaciones, llegando nuevos competidores, algo que no ha desbancado a Telefónica como líder del sector. En 1999, finaliza la privatización de Telefónica, siendo sus mayores accionistas BBVA y La Caixa. Llegaba ya a 1 millón de accionistas (1999).

La privatización de empresas públicas tiene como principales objetivos restablecer la viabilidad y rentabilidad de las compañías, además de solucionar los graves problemas de ineficiencia que suelen sufrir cuando la dirección depende de criterios políticos.

Con las privatizaciones de los 90, el Estado ingresó unos 10.200 millones de euros hasta 1996 -hubo 16 OPVs en total-. A partir de entonces, y hasta 2014, la cantidad ingresada asciende a unos 30.000 millones, que se destinaron a cubrir las deudas acumuladas por los antiguos conglomerados públicos.

Telefónica es hoy una de las empresas más solventes del panorama español. Actualmente, tiene 1,5 millones de accionistas directos y cotiza, además de en el mercado español, en las bolsas de Londres o Nueva York. El año pasado, Telefónica alcanzó un beneficio de 2.745 millones de euros y su capitalización bursátil ronda los 51.000 millones de euros en 2015.

Más allá de España y Europa, Telefónica se ha ido abriendo poco a poco al mercado latinoamericano, convirtiéndose así en una de las empresas de telecomunicaciones más importantes del mundo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot