Menú

Temor e indignación entre los vecinos de Carabanchel: de barrio obrero a territorio okupado

"Por todo el barrio hay distintos sitios que están siendo ocupados. Y lo peor es que no son familias que lo necesiten".

0
"Por todo el barrio hay distintos sitios que están siendo ocupados. Y lo peor es que no son familias que lo necesiten".
Imagen del último incendio sufrido en una casa okupa de Carabanchel fotografiado por una vecina | LD

Según los últimos datos facilitados por la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos (FRAVM) sólo en el madrileño barrio de Carabanchel hay cien viviendas okupadas. El temor y la indignación son palpables en la zona: robos, inseguridad, insalubridad en las casas con pisos okupados, ruidos y molestias son el día a día para los vecinos.

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha acercado este miércoles por la mañana hasta la calle Juanita número 10. Allí se reunió con los vecinos del número 12, que llevan tiempo soportando a los okupas que se han instalado en el bloque de al lado, pared con pared, a su vivienda.

El edificio ya ha sufrido dos incendios. Los vecinos se despertaron atemorizados por la noche viendo cómo las llamas se propagaban por la casa situada en la estrecha calle. Ahora solo queda ya el rastro del fuego en la planta baja.

casa-okupa-carabanchel.jpg
Estado de la casa okupa

Las denuncias ante el Ayuntamiento no han surtido efecto. Les informan de que no pueden hacer nada, tiene que ser el propietario el que presente una denuncia. El problema es que no se sabe de quién ese edificio okupado.

La mayoría de los vecinos tienen mucho miedo, no quieren salir públicamente en los medios ante posibles represalias. Tampoco pasear a solas por la calle a determinadas horas. "Yo antes salía por la noche, cuando trabajaba en una farmacia y estaba de guardia -cuenta una vecina-, ahora no se me ocurre salir de casa después de las ocho" de la tarde.

"Por todo el barrio hay distintos sitios que están siendo ocupados. Y lo peor es que no son familias que lo necesiten, muchos de ellos son gente joven, vienen con sus coches, bajan con un montón de perros, se conectan a la luz y se aprovechan de la gente. Lo malo es que están molestando a las personas hasta las 4 de la mañana y luego pasan desgracias como aquí [en referencia a los incendios ocurridos en el número 10 de la calle Juanita]. Por ejemplo en la calle José Garrido hay unos que han ocupado un edificio que no estaba terminado de construir y allí están. Y los vecinos llaman a la Policía y dicen que mientras no haya una denuncia por parte de los propietarios no pueden hacer nada. Y estamos así. Ya sean españoles, ya sean rumanos, gitanos… La mayor parte de las veces son niñatos, entre 20 o 25 años, que no lo necesitan, que lo hacen para estar de fiesta y que lo ves porque los ves desde fuera y que están de fiesta hasta las tantas montándola, que entran con un montón de botellas para hacer fiestas ahí y hacerlo como su sala de recreo", señala una joven e indignada vecina.

"Somos un barrio obrero de toda la vida; a nosotros nadie nos ha regalado nunca nada; empezamos desde abajo y hemos vivido muchas crisis en este país. Y ahora llegan, pegan una patada en la puerta y se quedan" con el piso, comenta muy molesta otra de las vecinas de la zona que se acerca al ver el revuelo mediático en la calle.

Tiene "mucho que ver" con decisiones políticas

Horas antes de esta visita a Carabanchel, la portavoz del PSOE en el consistorio madrileño, Purificación Causapié, participaba en un desayuno informativo en el Hotel Ritz. La dirigente socialista afirmaba que la okupación que se da tiene "mucho que ver" con decisiones políticas que "no deberían haberse tomado". "La falta de vivienda o sus malas condiciones van asociadas a la pobreza", algo en lo que el Ayuntamiento tiene mucho que decir. "En las últimas décadas se ha gestionado Madrid bajo el concepto de que la construcción y la urbanización eran las vías imprescindibles hacia la prosperidad. Y con ello se ha puesto en práctica un modelo de urbanización dispersa que ha generado un fuerte impacto ambiental, segregación social, ineficiencia energética, altos costes en infraestructuras y que ha disparado la contaminación atmosférica y el ruido", ha manifestado Causapié.

Este mismo martes el PSOE se abstuvo en la votación del nuevo reglamento de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS), que incluía entre las modificaciones la posibilidad de que quien hubiera okupado ilegalmente una vivienda pública, municipal o regional, pudiera optar a una -de manera legal- aunque hubiera estado cometiendo esta ilegalidad hasta el día anterior de solicitarla. Así Ahora Madrid no consiguió sacar adelante este reglamento en la comisión, pero se llevará al Pleno de la semana que viene.

Las propuestas del PP

En este Pleno, el PP presentará una proposición en la que insta a crear una unidad de Policía Municipal especializada en la prevención de la okupación. "Dicha Unidad tendrá una respuesta inmediata y actuará ante cualquier denuncia para evitar que se produzca la posesión efectiva de la vivienda". Esta unidad trabajará en coordinación con la Delegación del Gobierno y el nuevo Coordinador de Viviendas ocupadas de Policía Nacional.

También proponen que los servicios jurídicos municipales insten de "manera urgente" a "la recuperación de los pisos y de bienes de titularidad municipal que se encuentren ocupados". Además, piden que se cree una oficina de asistencia y asesoramiento legal para los vecinos y propietarios particulares afectados que garantice el anonimato de los denunciantes y asesore a los perjudicados.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia