Menú

Rajoy deja un agujero de 300.000 millones de euros en las cuentas públicas entre 2011 y 2015

España cierra 2015 con el segundo mayor déficit de la zona euro (5,1%), tan sólo superado por Grecia (7,2%), y la sexta deuda más alta de la UE.

0
España cierra 2015 con el segundo mayor déficit de la zona euro (5,1%), tan sólo superado por Grecia (7,2%), y la sexta deuda más alta de la UE.

Ya es oficial. La oficina estadística de la UE, Eurostat, ratificó este jueves que España cerró el pasado año con un déficit público del 5,1% del PIB -incluyendo el rescate de las cajas-, una cifra equivalente a 54.965 millones de euros.

Así pues, se confirma que el Gobierno de Mariano Rajoy se desvió 0,9 puntos del objetivo de déficit del 4,2% del PIB acordado con la Comisión Europea. El PP se escuda ahora en este sustancial incumplimiento para elevar el objetivo de déficit al 3,6% este año, frente al 2,8% previsto, y al 2,9% en 2017, retrasando así un total de cuatro años las promesas iniciales de Rajoy y su ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, acerca de la corrección del déficit.

Sin embargo, más allá de este nuevo desvío, el dato clave es que España se coloca con el segundo mayor déficit público de toda la UE, tan sólo superado por Grecia, con un 7,2% en 2015. En 2011, al término del mandato de José Luis Rodríguez Zapatero, el déficit nacional (9,5%) ocupaba el tercer puesto de Europa, superado entonces por Irlanda y Grecia.

Asimismo, España registra hoy la sexta deuda pública más alta de la UE, con un 99,2% del PIB, equivalente a 1,07 billones de euros. A la cabeza de este indicador se mantiene Grecia (176,9%), seguida a continuación de Italia (132,7%), Portugal (129%) Chipre (108,9%) y Bélgica (106%).

Así pues, Rajoy ha acumulado un déficit público de 296.428 millones de euros a lo largo de la pasada legislatura: -108.903 millones en 2012; -71.241 en 2013; -61.319 en 2014; y -54.965 en 2015.

En el conjunto de la Eurozona, el déficit público cayó desde el 2,6% de 2014 hasta el 2,1% del año pasado, mientras que en toda la UE se redujo desde el 3% hasta el 2,4%. Tan sólo tres países registraron superávits presupuestarios en 2015: Luxemburgo (1,2%), Alemania (0,7%) y Estonia (0,4%), mientras que Suecia registró un equilibrio en sus cuentas. Los déficits más bajos fueron los de Lituania (-0,2%), República Checa (-0,4%), Rumanía (-0,7%) y Chipre (-1%).

En la zona euro el ratio de deuda pública descendió hasta el 90,7% en 2015, mientras que en el conjunto de la UE cayó más de un punto, hasta el 85,2%. Los menores ratios de deuda pública sobre el PIB fueron los de Estonia (9,7%), Luxemburgo (21,4%), Bulgaria (26,7%), Letonia (36,4%) y Rumanía (38,4%). No obstante, un total de 17 Estados miembros tienen deuda pública por encima del 60% de su PIB, con las cifras más altas en Grecia (176,9%), Italia (132,7%), Portugal (129%), Chipre (108,9%) y Bélgica (106%).

Bruselas se pronunciará en mayo

La Comisión Europea emitirá su análisis sobre el déficit de los países de la UE a finales de mayo, después de remitir sus previsiones económicas de primavera y de haber recibido los programas nacionales de reformas de los Estados miembros. Ahora, Bruselas podría suavizar una vez más los objetivos de déficit de España, tal y como pretende el Gobierno, o poner en marcha las sanciones correspondientes por incumplir los objetivos de déficit.

La Comisión Europea y el BCE se han mostrado críticos con España en su evaluación preliminar de la quinta misión de supervisión posterior al rescate a la banca, al señalar que el "progreso necesario en la consolidación fiscal se ha detenido", y que "ha quedado revertido parte del ajuste estructural implementado en años pasados".

Igualmente, lamentaron que las ventajas derivadas de un crecimiento dinámico y un entorno de intereses bajos "no hayan sido utilizadas para acelerar la reducción del déficit". Pese a ello, todo apunta a que, finalmente, Bruselas elevará los objetivos de déficit.

En Libre Mercado

    Servicios