Menú

Baraka Global Invest, el imperio de Trinitario Casanova

Casanova, que ya ha dado varios pelotazos inmobiliarios, ha llevado a cabo la operación del Edificio España a través de su holding empresarial Baraka.

0
Casanova, que ya ha dado varios pelotazos inmobiliarios, ha llevado a cabo la operación del Edificio España a través de su holding empresarial Baraka.
Trinitario Casanova | Baraka

El polémico Edificio España de Madrid ya tiene nuevo dueño. El empresario murciano Trinitario Casanova ha llegado a un acuerdo con el grupo chino Wanda para comprar el histórico inmueble. Según han publicado varios medios de comunicación a primera hora de la mañana, el murciano se habría comprometido a pagar por el edificio 265 millones de euros, la misma cuantía por la que Wanda se lo compró a su anterior propietario, Banco Santander.

Casanova ha llevado a cabo la operación a través del holding empresarial español Baraka. Desde la compañía no quieren hacer declaraciones a la prensa para confirmar la información.

Trinitario Casanova nació en Orihuela en el año 1964 y reside en Murcia. Su nombre es conocido en el mercado inmobiliario de nuestro país por haber sido uno de los pocos señores del ladrillo que ha logrado sobrevivir al pinchazo de la burbuja inmobiliaria.

Casanova es fundador de Hispania, una de las mayores inmobiliarias del país y una de las compañías que más beneficios le ha dado. Según El Mundo, en el año 2008, en pleno estallido inmobiliario, logró vendérsela al empresario malagueño José Ramón Carabante por 650 millones de euros, en lo que se considera su gran pelotazo inmobiliario.

A través de Baraka Global Invest, que invierte en empresas con actividades muy dispares, desde bolsa a promoción de conciertos, Casanova ha llevado a cabo sus últimas operaciones inmobiliarias.

holding-baraka.jpg

Según el diario de Unidad Editorial, a finales de 2015 compró una oficina de Bankia de más de 500 metros cuadrados en la Gran Vía por 20 millones de euros, para después venderla en menos de un mes con una plusvalía de 2,6 millones. También, el murciano firmó el pasado mes de mayo la mayor compra de suelo residencial desde el inicio de la crisis en Valdebebas por 75 millones.

Entre las operaciones más famosas de Baraka está la adquisición de la sede de Peugeot en Madrid y la de la multinacional francesa Alstom en Barcelona. Según Cinco Días, a través de Trabis, otra de las empresas pertenecientes a Baraka realiza la edificación de supermercados en proyectos llave en mano para empresas como Aldi, Lidl, Mercadona o Consum.

Condenado a un año de prisión

El murciano también ha hecho sus pinitos en el sector bancario. Casanova llegó a poseer más del 3,5% de Banco Popular (unos 500 millones de euros), un capital del que también se deshizo con la venta de Hispania. Pero su participación en la entidad que preside Ángel Ron enturbia la trayectoria del murciano debido a que fue acusado de alterar la cotización del banco difundiendo noticias falsas para revalorizar su participación antes de su venta.

El pasado mes de junio una sentencia de la magistrada del juzgado de lo Penal número 29 de Madrid estimaba las alegaciones presentadas por la acusación particular del propio banco, así como las del Ministerio Fiscal. El escrito de acusación del fiscal señaló que el empresario llevó a cabo "artimañas informativas, administrativas y financieras" con el objetivo de detener la devaluación de las acciones del Popular en su propio beneficio.

Por ello, el juzgado de Madrid condenó al empresario a un año de prisión, al considerarlo culpable de un delito contra el mercado y los consumidores. Casanova no entrará en prisión al tratarse de una pena inferior a dos años de cárcel.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia