Menú

España recupera más del 50% del empleo destruido durante la crisis

La recuperación se ha traducido en la creación de 1,7 millones de empleos y en la reducción de 1,35 millones de parados.

0
La recuperación se ha traducido en la creación de 1,7 millones de empleos y en la reducción de 1,35 millones de parados.

España cuenta hoy con un total de 17.844.992 cotizantes a la Seguridad Social y 3.683.061 parados registrados en el antiguo Inem, según los últimos datos publicados el martes por el Ministerio de Empleo, correspondientes al mes de julio. De este modo , el mercado laboral registra su mayor volumen de empleo desde noviembre de 2009, mientras que el paro se sitúa en su menor nivel desde agosto de 2009.

El crecimiento económico de los últimos años, sumado al positivo impacto que propició la entrada en vigor de la reforma laboral a mediados de 2012, se ha traducido en un progresiva recuperación del mercado laboral que, si bien está lejos de ser completa, refleja un avance significativo.

En este sentido, conviene recordar que España ha sufrido la mayor destrucción de puestos de trabajo desde la época de la posguerra durante la presente crisis. En concreto, la pérdida de empleos asciende a algo más de 3,34 millones de empleos desde julio de 2007, justo antes del estallido de la tormenta subprime, hasta febrero de 2013, cuando la ocupación registró un mínimo de 16,15 millones de cotizantes a la Seguridad Social. Es decir, la crisis llegó a destruir hasta el 17% del empleo existente en el país, una cifra récord.

Desde entonces, sin embargo, el número de afiliados ha crecido en casi 1,7 millones de personas (+10,5%), con lo que España, hasta el momento, ya ha recuperado el 50,7% del empleo total destruido durante la crisis. Pese a ello, todavía habría que crear otros 1,6 millones de puestos de trabajo para regresar al nivel de empleo previo a la crisis.

Algo similar sucede en materia de paro. Desde julio de 2007 hasta febrero de 2013, el número de desempleados se disparó en más de 3 millones de personas, hasta superar el fatídico umbral de los 5 millones de parados registrados en el antiguo Inem, lo cual implica un crecimiento del 155%, pero desde entonces la cifra ha ido mejorando de forma paulatina.

Hoy, el paro se sitúa por debajo de los 3,7 millones de inscritos en los Servicios Públicos de Empleo, casi un 27% menos (1,36 millones) que en el peor momento de la crisis. Como consecuencia, en los tres últimos años y medio, España ha reducido en más de un 44% el drama del paro sufrido durante la crisis. Pese a ello, el paro todavía tendría que bajar en 1,7 millones de personas para regresar al nivel registrado antes del estallido de la crisis.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot