Menú

"Una prótesis única para una persona única", una filosofía revolucionaria

Un joven español lanza un proyecto de prótesis biónicas diseñadas a medida a través de impresión 3D y a un precio muy asequible. 

Un joven español lanza un proyecto de prótesis biónicas diseñadas a medida a través de impresión 3D y a un precio muy asequible. 

Las prótesis no acaparan muchos titulares, aunque para miles de personas la ayuda que les proporcionan es decisiva para sus vidas. Quizás tienen menos glamour que otro tipo de investigaciones, pero el desarrollo y las mejoras que hemos visto en los últimos años no son fruto de la casualidad. Miles de horas de trabajo y esfuerzo de cientos de investigadores están detrás de una ayuda que sólo las familias afectadas saben valorar en su totalidad. Eso sí, es un producto caro que, además, en ocasiones se encarece aún más por el hecho de tener que ser fabricadas para cada cliente.

Gracias a un emprendedor de 20 años, esto puede cambiar. John Amin es el origen de un gran proyecto que puede facilitar la vida a muchas personas de todo el mundo. La tecnología 4.0 y la impresión 3D son sus herramientas para conseguirlo. Su proyecto, que consiste en la impresión de prótesis biónicas en 3D, ha sido el ganador territorial de Lleida del premio Santander YUZZ "Jóvenes con ideas" que promueve Banco Santander para impulsar y apoyar el espíritu emprendedor universitario con formación y asesoramiento gratuito durante el periodo de desarrollo de los proyectos. Este programa ofrece apoyo y mentoring para jóvenes de 18 a 31 años que quieran desarrollar ideas de negocio de base tecnológica.

John Amin ha hablado con Libre Mercado sobre su proyecto, Invelon, y su experiencia en el viaje a Silicon Valley que ha ganado gracias a su proyecto y a Banco Santander.

- ¿Qué te impulsó a empezar un proyecto de prótesis de brazo?

- Cuando era más joven, con unos 15 años de edad, vi a una persona que quedó paralítica aparcando su moto. Es una experiencia que me marcó. Esta persona tenía 20 años, pero tuvo el accidente con 14. Toda su vida se desarrollará en silla de ruedas. El hecho de no tener otra solución más allá de la silla de ruedas me chocó. Y aún me sigue chocando. A partir de ahí, empecé a preguntarme sobre le mundo de las prótesis e inicié un proyecto de un esqueleto para mantener de pie a personas con lesiones medulares.

mano-binica.jpg
Fabricación mano biónica

- ¿Cómo funciona el proyecto? ¿Cómo lo definirías?

- La tecnología 3D es una de nuestras herramientas. Cada persona es diferente y no se puede hacer un mismo molde para todos. Lo que hacemos es escanear el brazo que conserva el usuario y creamos lo que nosotros llamamos ‘espejo’. Con esto, reproducimos exactamente su brazo. Nuestra frase es ‘una prótesis única para una persona única’. Las personas no son iguales y sus prótesis tampoco. Actualmente, las prótesis biónicas tardan demasiado en fabricarse y se siguen utilizando moldes de escayola. Es un proceso más largo y, sobre todo, costoso, al que muchos afectados no pueden llegar.

Los movimientos se hacen mediante impulsos mioeléctricos. Se podría hacer que esta prótesis se uniera a los nervios pero sería intrusiva, lo que aumentaría el precio. Además, necesitaría una investigación mucho más amplia, lo que volvería a aumentar el precio. Nosotros utilizamos los impulsos mioeléctricos para controlar la prótesis. Además, contará con una aplicación que se está desarrollando en la actualidad y que será el valor añadido más grande hasta ahora. La aplicación cambiará completamente cómo se usan las prótesis hoy en día.

- ¿Se ha probado la prótesis en usuarios reales?

- Se ha probado en algunos usuarios pero, de momento, estamos en una fase de prototipado y no tenemos el producto definitivo. Somos una empresa joven y estamos abarcando un proyecto muy ambicioso para nuestra edad y nuestras posibilidades. Preferimos ir paso a paso y que sea un producto útil para el usuario final. El coste será muy bajo, si se compara con el de otras prótesis del mercado y no superará los 12.000 euros.

- ¿Cuántas personas trabajáis en el proyecto?

- Empecé haciendo proyectos por libre. Hace dos años fundé la empresa junto a mi socio, Joan Folguera. A partir de entonces, tuvimos una estructura más empresarial. El equipo lo es todo en este tipo de proyectos. Empezamos siendo dos y ahora somos ocho. A la gente le interesa no solo el proyecto, sino nuestra filosofía. Es difícil abarcar todas las partes de un proyecto si no se cuenta con un buen equipo.

- ¿ Cómo os habéis financiado desde que empezasteis

- Al principio, teníamos financiación propia. Invertíamos nosotros mismos. La tecnología 3D y 4.0 siempre ha sido uno de nuestros puntos fuertes y decidimos hacer una spin-off de asesoramiento y servicios de impresión 3D. Esa spin-off ya es otra empresa y se dedica al asesoramiento en el mundo del 3D en todos sus ámbitos. Qué maquinaria comprar, cómo y dónde hacerlo, etc. Esto lo hicimos para poder sobrevivir y, sobre todo, para continuar investigando sobre la prótesis. Ahora es una empresa paralela que nos ayuda a cubrir los costes.

john-amin.jpg
John Amin (derecha) junto a dos compañeros

Se necesita una inversión muy grande y tenemos muchas ofertas. Sobre todo, buscamos un inversor privado que se interese por la filosofía con la que trabajamos. Una prótesis con unas características y que sea de un coste mucho más bajo. Es cierto que podríamos contratar con una empresa del sector, pero seguramente querrá imponer sus condiciones sobre el producto, eso es lo que no queremos. Tenemos bastante inversores privados interesados en el proyecto.

- Tras vuestro viaje a Silicon Valley, ¿qué metas os habéis marcado para el próximo año?

- El viaje a Silicon Valley ha sido toda una experiencia. La gente, en general, se interesa poco por las prótesis. El ir allí nos ha servido para ver que hay otras salidas y que se puede salir adelante con trabajo, esfuerzo e ilusión. De cara al futuro, abriremos nuevas líneas de negocio. Varios productos del mundo de la biotecnología que unen la industria 4.0 y la nanotecnología para reducir costes, tiempo y acercarlo mucho más al usuario.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro