Menú

El Gobierno aprueba el mecanismo de reclamación de las cláusulas suelo

"Era necesario habilitar un cauce para evitar un colapso en los tribunales de justicia", ha dicho De Guindos. 

0
"Era necesario habilitar un cauce para evitar un colapso en los tribunales de justicia", ha dicho De Guindos. 
El ministro de Economía, Luis de Guindos, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministro | EFE

Luz verde al mecanismo extrajudicial para reclamar las cláusulas suelo de la banca. El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes el real decreto ley por el que los bancos devolverán a sus clientes el dinero cobrado. PSOE y Gobierno llegaron el pasado miércoles a un acuerdo para desbloquear la situación, después de semanas negociando.

"Era necesario habilitar un cauce para evitar un colapso en los tribunales de justicia y facilitar al deudor hipotecario un procedimiento muy rápido para recuperar el dinero de las cláusulas nulas", ha explicado el ministro de Economía, Luis de Guindos, en rueda de prensa. Según De Guindos, hay un millón y medio de afectados.

El procedimiento será "rápido y transparente" y será obligatorio para las entidades financieras y voluntario para los usuarios.

Los detalles

El real decreto obligará a las entidades a implantar un sistema de reclamación previa a la interposición de demandas judiciales. Les exigirá darlo a conocer entre los consumidores que tuvieran incluidas cláusulas suelo en su préstamos hipotecario. Podrán hacerlo a través de"publicidad en las sucursales o en sus webs", ha explicado De Guindos.

Una vez recibida la reclamación del usuario, la entidad deberá calcular cuánto deberá devolver y remitir al cliente una comunicación en la que se desglosa dicho cálculo. Después, será el hipotecado el que diga si está de acuerdo con el cálculo. "Si lo estuviera, la entidad de crédito acordará con el consumidor la devolución del efectivo", señala el borrador del real decreto.

Pero la banca puede aplicar "medidas compensatorias" como alternativa a la devolución de efectivo. "Si tienen la hipoteca viva, pueden acordar que se reduzcan las cuotas futuras. Si no se paga en efectivo, el consumidor tiene que poner de su puño y letra que conoce este mecanismo compensatorio", ha matizado el ministro. Los clientes tendrán 15 días para estudiar la propuesta que les presente el banco.

En el caso de que el banco entienda que la devolución del dinero no es procedente, comunicará las razones por las que ha tomado esa decisión, momento en el que se dará por concluido el procedimiento extrajudicial.

El plazo máximo para que consumidor y entidad lleguen a un acuerdo será de tres meses,que comenzará a contar desde la presentación de la reclamación. En ese periodo se impide cualquier otro tipo de actuación judicial. Si actualmente están en curso procedimientos judiciales por las cláusulas suelo, lo pueden interrumpir.

Por último, la norma habilita al Gobierno para establecer un órgano de seguimiento, control y evaluación de las reclamaciones, en el que estarán presentes consumidores y abogados y que emitirán informes semestrales.

Tras el acuerdo alcanzado este miércoles, el PSOE se abstendrá en la votación de la convalidación del real decreto ley cuando llegue a la Cámara Baja tras su aprobación en el Consejo de Ministros. La propuesta del Ejecutivo ya contaba con el apoyo de Ciudadanos, PNV y Coalición Canaria.

Nueva ley hipotecaria

Por otro lado, el Gobierno está preparando una nueva ley hipotecaria con la que pretende favorecer la información precontactual y ganar transparencia con el fin de evitar problemas como los derivados de las cláusulas suelo o de los gastos hipotecarios.

De Guindos ha explicado que lo que se pretende es hacer un "especial señalamiento" de las cláusulas potencialmente sensibles, como las de amortización anticipada o los gastos. "Haremos una referencia a ello, de forma que cuando el cliente vaya al notario a firmar la hipoteca tenga claro que conoce todas las partes del contrato que pueden ser sensibles y difíciles de entender. Vamos a establecer todos los requisitos para que cuando se firme la hipoteca el consumidor conozca, como consecuencia de la transparencia formal y material, qué es lo que está firmando", ha subrayado.

Guindos ha recordado que el 78% de las familias españolas tiene una vivienda en propiedad, un porcentaje que es 10 puntos superior a lo que ocurre en el resto de la Unión Europea. Estas cifras muestran, según ha dicho, que "el sistema hipotecario ha jugado una labor importante".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Historia