Menú

Heredar en Andalucía cuesta 100 veces más que en Madrid y 1.000 más que en Canarias

Un andaluz tiene que pagar 164.000 euros de Impuesto de Sucesiones para heredar 800.000, frente a los 134 euros de un canario.

0
Susana Díaz, este sábado, en Madrid, en un acto con alcaldes socialistas de toda España. | EFE

Si hay comparaciones que son odiosas, en materia de impuestos todavía más. Uno de los puntos clave que están negociando Gobierno y CCAA de cara a la reforma del sistema de financiación autonómico es la posible "armonización" del Impuesto de Sucesiones y Donaciones.

La capacidad recaudatoria de este tributo es muy limitada, ya que apenas supera los 2.000 millones de euros al año, lo cual equivale al 1,3% de los recursos no financieros que manejan las regiones, pero su gestión ha levantado una intensa polvareda desde que la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, planteara hace escasas semanas la necesidad de fijar un tope mínimo a nivel estatal. El objetivo de Díaz, que cuenta con el respaldo de los barones socialistas, no es otro que acabar con la competencia fiscal entre autonomías.

En concreto, pretende que la Comunidad de Madrid y el resto de autonomías que han optado por eliminar de facto este tributo se vean obligadas a subirlo. De este modo, Díaz mataría dos pájaros de un tiro: por un lado, evitaría que miles de andaluces trasladaran su residencia fiscal a Madrid para eludir el sablazo fiscal de la Junta, tal y como sucede en la actualidad; y, por otro, el aumento tributario aplicado en Madrid se traduciría en recursos extra para la Junta, ya que la práctica totalidad de ese dinero se destinaría al Fondo de Garantía, es decir, al reparto territorial.

El problema, sin embargo, es que el plan de Díaz en nada aliviaría la elevada carga fiscal que soportan sus contribuyentes a la hora de heredar, sino que trasladaría dicha factura al resto de españoles. Lo que piden los afectados por el gravoso impuesto andaluz no es armonizar al alza, como quiere la Junta, sino a la baja. Y es que, la diferencia entre heredar en Andalucía y en Madrid es abismal.

Tal y como muestra el siguiente cuadro, elaborado por el Registro de Asesores Fiscales del Consejo General de Economistas (Reaf-Regaf), tomando como base un soltero de 30 años que hereda bienes de su padre por un valor de 800.000 euros, de los que 200.000 corresponden a la vivienda del fallecido, Andalucía, Extremadura, Aragón, Asturias y Castilla y León son, por este orden, los que aplican la mayor mordida sobre el patrimonio familiar. La factura en el caso de Andalucía supera los 160.000 euros. Por el contrario, Canarias (134 euros), Cantabria (1.487) y Madrid (1.586) aplican un tributo mucho más bajo al gozar de una bonificación del 99% en la mayoría de los casos.

SUCES01.jpg
Cuota a pagar por Sucesiones en el ejemplo citado

Así pues, heredar en Andalucía cuesta 100 veces más que en Madrid y hasta 1.000 veces más que en Canarias. Asimismo, heredar en Madrid cuesta casi diez veces menos que en Cataluña (9.797 euros).

SUCES02.jpg

Por otro lado, las modificaciones fiscales introducidas el pasado año han reducido algo el coste en Asturias y Murcia, mientras que en Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, donde el PSOE gobierna gracias al apoyo de Podemos y sus aliados, se ha triplicado y duplicado, respectivamente -tomando siempre como referencia el caso tipo analizado-.

SUCES03.jpg

Asimismo, las diferencias incluso se agudizan cuando se analiza el Impuesto de Donaciones. Si un hijo de 30 años recibe de su padre 800.000 euros en dinero en efectivo sin un destino específico y sin que tenga ningún grado de discapacidad, la Junta de Andalucía se embolsa más del 25%, unos 200.000 euros, frente a los 2.000 de Madrid (0,25%) o los 200 de Canarias (0,025%).

SUCES04.jpg

En este caso, tan sólo Murcia redujo algo la factura fiscal por Donaciones el pasado año, a diferencia, una vez más de Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana, cuyos gobiernos optaron por multiplicar la cuota por tres y cuatro veces, respectivamente.

SUCES05.jpg

A la vista de estos datos, y partiendo de la base de que se trata activos cuyos titulares ya han tributado por ellos cuando fueron adquiridos o generados, es normal que muchos contribuyentes hayan optado por votar con los pies, trasladando su residencia fiscal, para evitar lo que consideran un "robo", tras toda una vida de trabajo y ahorro para dejar algo en herencia a sus hijos. Lo que pretenden ahora Díaz y el resto de barones socialistas es que no tengan a donde huir...

Lo más curioso, sin embargo, es que, además de que la capacidad recaudatoria de este tributo es marginal, las autonomías que aplican una fiscalidad más baja ingresan casi lo mismo o incluso más que las que apuestan por impuestos mucho más altos. El Impuesto de Sucesiones y Donaciones recaudó unos 2.200 millones de euros en 2014; Madrid ingresó 367 millones, frente a los 332 de Andalucía o los 290 de Cataluña; Canarias, por su parte, recaudó unos 60 millones frente a los 98,6 de Asturias.

SUCES06.jpg

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. El exprimer ministro belga Di Rupo deja en ridículo al eurodiputado independentista Tremosa
    2. La treta de Puigdemont para seguir cobrando de las arcas públicas
    3. Rivera provoca la ira de todos los grupos por su oposición al cupo: "Hipócrita, cínico, manipulador, fariseo…"
    4. Crispín Klander regresa poniendo a Pepe Navarro y Bertín Osborne en el aprieto de sus vidas
    5. Las provocativas transparencias de Adriana Ugarte
    0
    comentarios

    Servicios