Menú
Gabriel Ruiz Ramírez

El oro y los bancos centrales

Por raro que parezca aún hay gente que cree que la moneda que llevamos en los bolsillos está respaldada por oro físico. Desgraciadamente no es así.

Gabriel Ruiz Ramírez
0
Por raro que parezca aún hay gente que cree que la moneda que llevamos en los bolsillos está respaldada por oro físico. Desgraciadamente no es así.
Oro de la Reserva Federal norteamericana | EFE

Lo que la mayoría conoce hoy como Patrón Oro, que no era más que un patrón de cambio con el dólar, dejó de funcionar tras los llamados acuerdos de Bretton Woods en el año 1971. Éste fijaba un cambio paritario con el dólar de manera que una onza troy de oro equivalía a 35 dólares americanos. Anteriormente a éste estuvo vigente el patrón lingote como lo denomina acertadamente Juan Manuel López Zafra en su libro Retorno al patrón Oro (recomiendo su lectura). Éste empleaba el oro como salvaguarda o reserva del papel moneda emitido por el organismo encargado por el estado. Y finalmente el patrón oro clásico en el que se empleaba el oro directamente como medio de pago.

Mucho ha llovido desde entonces, incluso llegando a denominarse por el artífice del abandono del patrón Oro, John Maynard Keynes, como una "reliquia bárbara". Desde lo ocurrido en el año 1971, los bancos centrales han estado llegando a acuerdos para según ellos "estabilizar el precio del oro". Estos acuerdos denominados CBGA (Central Bank Gold Agreement) tenían por objeto que cada año se vendieran entre 400 y 500 toneladas de oro por parte de los países firmantes, y así lo vinieron haciendo, incluso en algunos casos superando esa cifra hasta el año 2009. Desde ese año en adelante Alemania dejo de vender reservas de Oro y comenzó a adquirir de media 60 toneladas al año. Además, pidió que las reservas de oro alemanas que se encontraban custodiadas fuera del país retornasen al mismo. Otros estados, como Holanda y Bélgica, han seguido sus pasos al pedir que también vuelva a suelo patrio el oro que se encontraba fuera de su país.

La pregunta en todo esto es ¿por qué? ¿Por qué se deja de vender estando vigente el acuerdo y se comienzan compras en gran escala y se retorna el oro? ¿Tendrá algo que ver que las crisis acontecidas desde que se abandonase el patrón oro les ha llevado a darse cuenta que el patrón oro no era el causante de las crisis económicas? ¿Tendrá algo que ver que se han dado cuenta de que las QE (Quantitative Easing), es decir, las inyecciones de liquidez empobrecen cada vez más a los ciudadanos? ¿Tendrá algo que ver que China se haya convertido en el país con más reservas de oro del mundo, al margen de las cifras oficiales dadas al WGC (World Gold Council), y que haya conseguido que se le incluya en la divisa denominada "derechos especiales de giro" (DEG) del FMI?

Sea como fuere, es significativo y digno de reflexión el que Alemania, motor de Europa y principal propulsor del Euro, haya tomado estas medidas. Al amparo de estos comentarios y reflexiones, ¿no cree usted que sería una sabia decisión adquirir oro físico y tenerlo "cerca" de uno?

Por cierto, de China y el oro hablaremos en un próximo artículo.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia