Menú

Por qué el empleo recuperado es mejor que el destruido durante la crisis

La mayoría del empleo que se crea es indefinido y a tiempo completo, a diferencia de lo que señalan PSOE y Podemos.

0
La mayoría del empleo que se crea es indefinido y a tiempo completo, a diferencia de lo que señalan PSOE y Podemos.

España crece y crea empleo desde hace casi cuatro años, motivo por el cual sindicatos y partidos de la oposición ya no pueden usar el argumento de la recesión y el incremento del paro para criticar al Gobierno. Sin embargo, el acento en los graves efectos de la crisis ha sido sustituido hoy por el énfasis en la desigualdad y la precariedad que, según estos mismos críticos, está produciendo la recuperación de la economía. En materia laboral, el discurso es sencillo: se crea empleo, sí, pero son contratos temporales, a tiempo parcial y mal pagado. Es, en resumen, la España de camareros que tanto se empeñan en vender determinados grupos políticos.

De ahí, precisamente, que las declaraciones efectuadas por la ministra de Empleo el pasado martes levantaran cierta polémica. Fátima Báñez aprovechó su comparecencia en la Comisión de Empleo del Congreso para hacer un breve balance sobre la positiva evolución del mercado laboral, destacando, entre otro datos, que los puestos de trabajo que se crean hoy son de mayor calidad que los destruidos durante la crisis.

¿Tiene razón la ministra? Pese a las críticas vertidas contra Báñez, los datos le dan la razón. En primer lugar, porque, como es lógico y evidente, un empleo, por precario que éste sea, es mejor que carecer de un trabajo remunerado.

En este sentido, cabe señalar que la crisis destruyó cerca de 3,34 millones de puestos de trabajo entre mediados de 2007 y principios de 2013, pero, desde entonces, se han recuperado unos 2,34 millones, según los últimas cifras disponibles de afiliación a la Seguridad Social. Es decir, España ha recuperado el 70,05% del empleo destruido por la crisis, dos de cada tres puestos de trabajo.

calem1.png

En segundo lugar, porque el empleo que se crea es más estable. Prueba de ello es que ya se ha recuperado el 82% del empleo indefinido destruido por la crisis y tan sólo el 44% del empleo temporal, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA). De hecho, si se compara el volumen actual de asalariados con el existente a mediados de 2007, antes del estallido de la burbuja, se observa que el empleo indefinido ya está rozando los niveles precrisis, a falta de 106.700 puestos, mientras que el número de temporales es casi 1,2 millones inferior.

España encadena 42 meses consecutivos de aumentos en la contratación indefinida. Además, el 93,3% del empleo recuperado es a tiempo completo y tan solo el 6,7% restante a tiempo parcial.

En cuanto al tipo de empleo que se crea, es cierto que el sector servicios está liderando la recuperación laboral, tras sumar 1,6 millones de afiliados desde el peor momento de la crisis a principios de 2013, hasta el punto de que, hoy por hoy, emplea a más gente que en el pico de la burbuja, pero eso no significa que todos sean camareros, ni mucho menos. Los bares y restaurantes son responsables tan sólo del 12% del empleo creado en los últimos cuatro años, frente al 12% del comercio (mayorista y minorista) o el 14% de la educación y la sanidad (pública y privada), entre otras profesiones y ramas de actividad.

CALEM4.png

Y, por último, porque la creación de empleo va acompañada de aumentos en la capacidad adquisitiva de los trabajadores gracias en parte a la baja o nula inflación registrada en los últimos años, pero también a la progresiva subida de sueldos que ya está teniendo lugar, en comparación con los años de recesión.

calem3.png

Asimismo, los últimos datos de contabilidad nacional del Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondientes al segundo trimestre, reflejan que la remuneración media ya se sitúa de nuevo en niveles precrisis, desmontando con ello la drástica reducción de salarios que denuncian sindicatos y oposición. En concreto, una vez eliminada la inflación, el salario real es hoy un 1% superior al registrado en 2007, hasta rondar los 8.769 euros euros al trimestre.

Y en lo que respecta al número total de horas trabajadas, la contabilidad nacional refleja que es un indicador que evoluciona en paralelo al del empleo (baja con la destrucción de trabajo y crece con la recuperación), pero la clave es que las horas de trabajo por cada ocupado se ha mantenido prácticamente estable en la última década, de modo que tampoco es cierto hoy se trabajen menos horas que antes del estallido de la crisis.

Temas

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Tienda LD