Menú

La escena del mundo está cambiando II

China intenta mejorar la aceptación del yuan como medio de pago. Aquí es donde entra en juego el oro físico.

0
Lingotes de oro | EFE

En nuestro artículo anterior dejé pendientes dos preguntas: ¿cómo afecta esto a los productores de petróleo que mayoritariamente venden en dólares?, y ¿Qué papel juega el oro en todo esto?

Contestemos a la primera. En el año 1973, Arabia Saudí y los Estados Unidos llegaron a un acuerdo en el que, como es lógico, lo económico y lo político se entremezclaron. Previamente, en 1971, se había puesto fin a los acuerdos de Breton Woods por los que se dejaba sin efecto el pseudo patrón oro, vigente hasta ese momento. ¿En qué consistió dicho acuerdo? Por un lado, estableció el dólar como la moneda de liquidación exclusiva para las exportaciones de petróleo; por otro, Arabia Saudí que no sabía dónde colocar el dinero procedente de sus exportaciones de petróleo se comprometió, aunque de manera secreta -se ha sabido recientemente-, a comprar una gran cantidad de deuda norteamericana a cambio de apoyo militar de los EEUU.

Desde entonces, muy pocos países han amenazado la hegemonía de Estados Unidos realizando transacciones de petróleo en otra moneda distinta al dólar. Los únicos países que lo han hecho han sido Rusia y China y, desde luego, no sin importantes dificultades. Cada vez más, rusos y chinos, están alentando a los países productores de petróleo a vender en Asia para su consumo, principalmente en yuanes.

Para conseguir su objetivo, China está desarrollando rápidamente sus mercados de capitales para mejorar la liquidez y la aceptación del yuan como medio de pago. Sin embargo, las autoridades chinas sabían que para ofrecer una verdadera alternativa al dólar tenían que ofrecer algo más. Aquí es donde entra en juego el oro físico, el verdadero dinero universalmente reconocido incluso por aquellos que no lo han reconocido así desde que se abandonó el patrón oro.

China sabía que el oro sería fundamental para su estrategia geopolítica, así como para su propia seguridad a largo plazo. En el año 1983 el banco central del gigante asiático recibió formalmente el encargo del gobierno de comenzar su particular guerra en el mercado del oro. En los últimos años, particularmente desde el año 2009, ha dominado los mercados de oro físico a nivel mundial. Tienen en explotación todas las minas existentes en su país, además de las que han adquirido en Hispanoamérica y África. Los cálculos más conservadores informan que Beijing podría tener más de 25.000 toneladas de oro ya en su poder.

En virtud de esto, China está a punto de ofrecer a los países productores de petróleo el intercambio en el mercado de futuros de Shanghái en yuanes y, a su vez, yuanes por oro. Ciertamente los países productores verán la oferta como una alternativa muy seria al dólar. De momento Rusia e Irán ya han firmado un acuerdo para ello. Otros países están en proceso, pero la guinda del pastel será que lo haga Arabia Saudita.

El reino de Oriente Medio necesita dinero y si los mercados occidentales nos son capaces de proporcionárselo a cambio de una participación minoritaria en la Compañía Estatal Aramco, de seguro que firmaran un acuerdo con China.

¿Cuál será el siguiente paso? La implementación de un contrato de futuros de petróleo en yuanes. En el próximo articulo lo explicaremos.

En Libre Mercado

    Recomendado

    Lo más popular

    1. Detenidos dos menores por robar 10 iPhone a mordiscos en una tienda Apple
    2. La maldad que Serrat hizo a Lucía, la azafata de Iberia a la que amó
    3. El marido de Mónica Naranjo desprecia a un concursante de 'OT'
    4. El colaborador de 'Sálvame' Gustavo González se divorcia tras 30 años de matrimonio
    5. Javier Somalo: 'Tapad la muerte del facha'
    0
    comentarios

    Servicios