Menú

Los empresarios hechos a sí mismos dominan la lista Forbes en España

Las empresas de las diez grandes fortunas españolas emplean a más de 530.000 trabajadores.

0
Las empresas de las diez grandes fortunas españolas emplean a más de 530.000 trabajadores.

A menudo se habla de las élites económicas como de una casta cerrada, ajena a toda meritocracia o esfuerzo. Desde círculos anticapitalistas, pero también desde otras esferas, se insiste una y otra vez en presentar a los peces gordos como un monolítico grupo de privilegiados que se ha enriquecido a base de obtener privilegios y de heredar patrimonio. Pero la realidad es muy distinta, tal y como demuestran los estudios dedicados a analizar la composición de las grandes fortunas.

Tomemos como referencia la lista de multimillonarios que elabora la revista Forbes. A la cabeza de España aparece Amancio Ortega, propietario de Inditex. La fortuna del empresario gallego ronda los 70.000 millones de euros, gracias a su exitoso periplo en el ámbito de la moda y a su buen hacer en el campo inmobiliario. Se estima que Inditex tiene más de 150.000 trabajadores. La hija del creador de Zara, Sandra Ortega, aparece en el siguiente escalón de la lista, con una fortuna de 6.500 millones repartida entre Inditex y distintas sociedades de inversión.

El tercer puesto de la lista lo ocupa Juan Roig. El magnate de la distribución era prácticamente un desconocido hace diez años, pero el espectacular crecimiento de la cadena de supermercados Mercadona le ha convertido en todo un referente del sector privado nacional. Además, impulsa el corredor ferroviario del Mediterráneo y financia a jóvenes emprendedores con la incubadora Lanzadera. Su patrimonio ronda los 4.800 millones de euros, aunque llega a los 7.400 millones si incorporamos la participación societaria de su mujer y socia, Hortensia Herrero, que aparece en el número siete del ranking. El grupo tiene cerca de 75.000 trabajadores a sueldo.

El cuarto puesto del índice es para Miguel Fluxà. El presidente de Iberostar ha multiplicado significativamente su patrimonio en los últimos años: de 1.700 millones en la Lista Forbes de 2015 a a 3.600 millones en la publicación de 2017. Desde mediados de los 80, Fluxà ha comandado la expansión internacional de la empresa hotelera, que primero apostó por los destinos de playa en Baleares y Canarias y después desembarcó con éxito en el Caribe. Se estima que la cadena hotelera cuenta con más de 18.000 trabajadores. A estos proyectos en el ámbito turístico hay que sumarle también su actividad en el ámbito de la inversión, que por ejemplo le llevó a controlar el 5% de la constructora ACS hasta muy recientemente.

Cierra el top cinco Rafael del Pino y Calvo Sotelo, que amasa una fortuna de 2.900 millones de euros Su trabajo al frente de Ferrovial ha estado marcado por la excelencia. En los años 90, cerró con éxito la adquisición de la constructora Agromán, que hoy constituye una pieza clave dentro del grupo. Esa misma década entró en la autopista canadiense 407 ETR, una histórica operación ligada a una concesión a 100 años. En 1999, Ferrovial salió a bolsa y, un año después, la empresa entró decididamente en el mercado de los aeropuertos y los servicios urbanos. Hoy, la firma tiene presencia en más de 15 países y emplea a más de 70.000 trabajadores.

El sexto puesto de la lista Forbes es para Juan Miguel Villar Mir, cuyo patrimonio se estima en 2.700 millones de euros. Su carrera ha estado muy vinculada a la política: a finales de los 50 empezó a trabajar como funcionario y en 1975 llegó a ocupar el ministerio de Hacienda. Posteriormente, volcó su trabajo hacia el sector privado, donde creó el grupo de infraestructuras OHL, que hoy da empleo a 25.000 trabajadores. Villar Mir también tiene inversiones en el ámbito de la energía, los fertilizantes, el sector inmobiliario…

En octavo lugar, tras la ya mencionada Hortensia Herrero, Forbes sitúa a Manuel Lao. Su empresa CIRSA nació en 1978 y, aunque puede resultar desconocida para el gran público, es una de las empresas de juego y ocio más importantes del mundo. Lao tiene a su cargo casi 15.000 trabajadores y más de 200 filiales, presentes en más de 70 países. Su patrimonio se estima en los 2.400 millones de euros.

La novena posición es para Isak Andic. Propietario y fundador de Mango, Forbes estima que su patrimonio ha caído de 3.200 a 2.300 millones, a raíz de los vaivenes que ha enfrentado la empresa textil. Con todo, hablamos de una empresa con más de 2.000 puntos de venta y una plantilla de 15.000 puestos de trabajo.

Cierra el top diez Helena Revoredo, la reina de los furgones amarillos. Nacida en Argentina y afincada en España, heredó Prosegur tras el triste fallecimiento de su esposo, Herberto Gut. La compañía de seguridad privada cuenta con más de 165.000 profesionales y vende anualmente casi 4.000 millones de euros. Revoredo tiene una fortuna de 2.300 millones.

De modo que, en líneas generales, hay dos cosas que parecen claras. Por un lado, predominan los grandes patrimonios creados en vida; por otro lado, todas las grandes fortunas que sí han heredado su riqueza han conseguido multiplicarla con el paso de los años. Especialmente valiosa es la contribución de las grandes fortunas al empleo. Sumando las cifras comentadas en los anteriores párrafos, llegamos a una cifra que supera los 530.000 puestos de trabajo, de los que una parte importante está en nuestro país.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • YoQuieroUno
    • Radarbot
    • Historia