Menú

El PSOE propone un primer 'hachazo fiscal' de 7.000 millones para pagar las pensiones

Los socialistas plantean volver a vincular las pensiones al IPC y derogar el factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019.

Los socialistas plantean volver a vincular las pensiones al IPC y derogar el factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019.

El PSOE ha insistido este lunes en la creación de impuestos finalistas -es decir, ideados exclusivamente para financiar una partida concreta- y la eliminación de deducciones fiscales para sufragar las pensiones públicas y afirma que estas medidas deberían mantenerse hasta 2050 para ayudar a la sostenibilidad de la Seguridad Social.

La secretaria de Seguridad Social y Pacto de Toledo de la Ejecutiva socialista, Magdalena Valerio, ha anunciado además en rueda de prensa que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, abrirá este jueves en Granada la primera de las asambleas abiertas de 2018 que tratará sobre pensiones. El futuro del sistema público de pensiones será el primer asunto que tratará esta serie de asambleas que tendrán lugar en todas las capitales españolas y que comienzan este jueves en Granada y el sábado en Madrid, también con la presencia de Pedro Sánchez.

Valerio ha comparecido junto con el portavoz de la ejecutiva del PSOE, Óscar Puente, y ha avanzado las principales propuestas de los socialistas para afrontar la viabilidad de la Seguridad Social. Ha señalado que el PSOE apuesta por la creación de impuestos nuevos que paguen de forma exclusiva las pensiones tal como ocurre en Francia o en Alemania, donde el 20% o el 30% del pago de estas prestaciones proviene de los presupuestos, y ha puntualizado que, según su propuesta. podrían recaudarse hasta 2.750 millones extra al año mediante estas nuevas figuras tributarias.

El "recargo solidario" del PSOE funcionaría de forma muy similar a la "Contribución Social Generalizada" del país galo, cuya recaudación asciende a 90.000 millones de euros cada año. El recargo existente en Francia, de entre el 5% y el 10%, es sufragado por todo tipo de asalariados, incluidos pensionistas y desempleados, afectando tanto a rentas del trabajo como plusvalías, rentas del capital y hasta prestaciones.

Asimismo, Valerio ha explicado que el desequilibrio anual que se debe cubrir ronda los 7.000 millones, una cantidad que podría provenir tanto de los nuevos impuestos citados (2.750 millones) como de la eliminación del pago de las tarifas planas o bonificaciones al empleo del sistema de la Seguridad Social (4.348 millones). Es decir, un hachazo fiscal de unos 7.000 millones al año entre subidas de impuestos y eliminación de deducciones.

Estas medidas, ha afirmado, deberían ser inmediatas, con el fin de "salvar" el sistema, aunque ha incidido en que deberían prolongarse e incluso intensificarse hasta 2050, ya que en 2023 se producirá un incremento de los pensionistas con las nuevas jubilaciones de baby boom. Valerio no ha detallado la reforma fiscal que está elaborando el PSOE, pero ha dejado claro que "bajo ningún concepto" perjudicará a las rentas medias.

También ha insistido en la derogación del índice de revalorización del 0,25% de las pensiones para volver a vincularlo al IPC, así como del factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019 y que ligará la pensión futura a la esperanza de vida. Al respecto, la dirigente socialista ha augurado que habrá una pérdida de pensión cercana al 30% y que este año "se van a incrementar las jubilaciones anticipadas, por el efecto huida". Por otra parte ha pedido respeto al Pacto de Toledo, al tiempo que ha lamentado que el PP haya agotado el Fondo de Reserva 10 años antes de lo previsto.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro