Menú

El fundador de Ikea excluye a sus hijos de su imperio empresarial

Kamprad estableció un entramado empresarial en el que su familia quedaba fuera del control de IKEA

Kamprad estableció un entramado empresarial en el que su familia quedaba fuera del control de IKEA
Ingvar Kamprad, con su hijo Peter y su mujer Margaretha | Alamy

El pasado fin de semana fallecía el fundador de IKEA, Ingvar Kamprad, a los 91 años. El creador de la firma sueca se marchaba dejando un imperio del mueble a nivel mundial y una fortuna de casi 40.000 millones de euros. Pero esta suculenta herencia no irá a parar a sus hijos, según apunta Bloomberg.

Y es que Kamprad habría dejado la mayor parte de su patrimonio a Ingka Foundation, una fundación desde donde se controlará IKEA, con el objetivo de "asegurar la independencia y la supervivencia" de la compañía. Por tanto, ninguno de los 4 hijos de Kamprad quedará al frente de la empresa. Kamprad es padre de Annika, una hija adoptiva de su primer matrimonio, y de Peter, Jonas y Mathias, de su segundo matrimonio.

Desde hace décadas, Kamprad estableció un entramado empresarial en el que su familia permanecía fuera del control de IKEA y pensado para que ésta sobreviviera a su fundador.

Así, las marcas registradas, la marca y el concepto de la compañía se colocaron bajo el control final de la Fundación Interogo con sede en Liechtenstein, cuya filial, Inter Ikea, es el franquiciador internacional de Ikea. "La Fundación Interogo es administrada por un Consejo de Fundación, que consta de al menos dos miembros, y un Consejo de Supervisión compuesto por siete miembros", ha explicado Anders Bylund, un portavoz de Interogo. "Los miembros de la familia Kamprad en los Consejos Supervisores han sido y siempre serán minoría", añadió.

Aunque se llama fundación, la misión de Stichting Ingka es solo parcialmente filantrópica. Sus estatutos también permiten que las ganancias se reinviertan en la empresa, según Per Heggenes, el director ejecutivo de la Fundación Ikea. "La fundación se posee a sí misma, por lo que ningún miembro de la familia Kamprad posee acciones", asegura.

Kamprad era la tercera persona más rica de Europa, tan sólo por detrás del fundador de Inditex, Amancio Ortega, y el millonario francés Bernard Arnault, propietario del conglomerado de moda de lujo LVMH.

Pese a ser una figura poco mediática, el empresario era conocido en Suecia por un modo de vida muy austero. Por ejemplo, compraba en tiendas de segunda mano, coleccionaba cupones de ahorro en el supermercado, volaba en clase Turista y conducía un viejo Volvo.

Temas

En Libre Mercado

    0
    comentarios

    Servicios

    • Radarbot
    • Biblia Ilustrada
    • Libro
    • Curso