Menú

El crédito bancario vuelve a crecer en España tras años de desapalancamiento

El Instituto Juan de Mariana señala que el desapalancamiento bancario llega a su fin, iniciándose una nueva fase de expansión crediticia.

Libre Mercado
0
El desapalancamiento bancario llega a su fin | Archivo

La economía española mantiene una senda de crecimiento estable en torno al 3%, en un contexto en el que han existido vientos en contra, como la incertidumbre ligada a Cataluña, pero también vientos de cola, como el crecimiento global. Así, según el último informe de coyuntura de España elaborado por el Instituto Juan de Mariana y UFM Market Trends, aunque existen señales mixtas, el balance general en los últimos meses de 2017 y el inicio de 2018 es positivo, particularmente por la intensa reducción del déficit público.

gracijm1.jpg

Indicadores como los índices de gestión de compras (PMI) o la demanda de sectores cíclicos como el automovilístico y el inmobiliario apuntan a la continuación de un crecimiento estable. Además, la confianza de los agentes económicos continúa mejorando, aunque lo hace a menor ritmo que la del conjunto de la zona euro.

gracijm2.jpg
gracijm3.jpg

Este crecimiento sólido, unido a la contención del gasto público, ha llevado el déficit público a niveles cercanos del 3% del PIB, "un devenir muy positivo, aunque pensamos que no debería caerse en la complacencia, dado que esta realidad podría cambiar en caso de que los costes de financiación asciendan", indica el informe.

Sin embargo, uno de los datos más relevantes es que el volumen de activos del sistema bancario ha repuntado desde el mínimo alcanzado en el segundo trimestre. "Pensamos que el fin del desapalancamiento del sector bancario podría haber llegado ya y una suave expansión de crédito se convierta en un nuevo apoyo al crecimiento. La buena noticia es que, por el momento, no observamos señales de que esta expansión vaya a ser descontrolada, como tampoco percibimos presiones inflacionarias", aclara el informe.

gracijm4.jpg

Por último, desde el sector exterior llegan datos mixtos. Por un lado, el turismo mantiene un comportamiento muy positivo, impulsado por el crecimiento de la economía global. Pero, por otro lado, se ha observado un deterioro en la entrada de inversión extranjera directa, lo cual "podría ser un síntoma de la incertidumbre política de los últimos trimestres, que en otras áreas ha tenido un impacto muy limitado", añade.

En definitiva, "la economía española mantiene un buen comportamiento y perspectivas a nivel macroeconómico. El crecimiento podría desacelerarse ligeramente en 2018, pero las dinámicas en la mayor parte de sectores son positivas y no pensamos haya señales de preocupación en el ciclo español", según concluye el estudio.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios

    Máster EXE: Digital Marketing & Innovation
    España Baila Flamenco