Menú

Trump quiere subir los impuestos a Amazon para favorecer a las tiendas físicas

El presidente de EEUU vuelve a cargar contra el gigante del comercio online tras señalar que daña a las tiendas físicas.

0
El presidente de EEUU vuelve a cargar contra el gigante del comercio online tras señalar que daña a las tiendas físicas.

Donald Trump está "obsesionado con perseguir a Amazon", según informa la CNBC. El presidente de EEUU está planteándose la posibilidad de crear un tratamiento fiscal diferente para el gigante del e-commerce porque, según piensa, su actividad daña a centros comerciales y tiendas físicas locales.

Las acciones de Amazon cayeron en bolsa tras estas noticias. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, aseguró a los medios que no tienen pensado establecer políticas o acciones específicas contra Amazon "por ahora".

Sin embargo, es conocido por todos que a Trump no le gusta nada el gigante del comercio electrónico. En su cuenta de Twitter, desde la cual lanza sus principales mensajes, aseguró el pasado agosto que Amazon "está perjudicando a la industria minorista y causando grandes pérdidas de puestos de trabajo en Estados Unidos". La poca simpatía que el presidente estadounidense tiene por Amazon también quedó de manifiesto cuando llamo al Washington Post -periódico cuyo dueño es Jeff Bezos- The Amazon Washington Post.

Ante los últimos rumores, el presidente volvió a cargar el jueves contra Amazon, provocando que la compañía sufriera perdidas de entorno al 3% en la bolsa americana. "He expresado mis preocupaciones con Amazon mucho antes de las elecciones. A diferencia de otros, ellos pagan pocos o ningún impuesto a los gobiernos estatales y locales, utilizan nuestro sistema postal como si fuera su chico de reparto (causando una tremenda pérdida a los Estados Unidos), y están poniendo a muchos miles de minoristas fuera del negocio", aseguraba en Twitter.

Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, insinuó el pasado julio que el Gobierno federal podría asumir una "posición específica sobre la recaudación de impuestos de Amazon". "Es un tema que estamos examinando con mucho cuidado dentro de la Administración y esperamos tomar una posición en breve. Amazon paga impuestos, creo en sus propias ventas, pero no en el mercado de terceros", aseguró Mnuchin. El mercado de terceros es donde otras firmas venden productos del sitio web de Amazon. En las últimas declaraciones del secretario del Tesoro también se pudo entrever la disposición de la Administración Trump sobre una posible subida de impuestos a las ventas sobre el comercio electrónico.

"Después de Facebook y los temores regulatorios, lo último que los inversores querían ver son noticias de que Trump tiene en el punto de mira a Bezos y Amazon en los próximos meses. Seguirá bajando el precio de las acciones y aumentará el perfil de riesgo a ojos de Wall Street", señaló Daniel Ives, analista de GBH Insights.

En los últimos meses, Trump se ha propuesto poner puertas al comercio. Por un lado, tiene abierta una batalla arancelaria que podría terminar convirtiéndose en una guerra comercial que no beneficiaría a nadie, mientras que, por otro, quiere iniciar una cruzada contra el comercio electrónico para que Amazon pague mayores impuestos.

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot