Menú

Se acabaron los calvos: pelazo por 70 euros al mes

España es el primer país europeo con más calvos. El 46,7% de la población padece alopecia. Ahora, las clínicas ofrecen la solución definitiva.

0
España es el primer país europeo con más calvos. El 46,7% de la población padece alopecia. Ahora, las clínicas ofrecen la solución definitiva.
Paciente del IM Dermatológico después del trasplante capilar | Instituto Médico Dermatológico

"Quien es calvo hoy en día es porque quiere". Así de contundente es Susana Bernuy, responsable de comunicación del Instituto Médico Dermatológico. Estamos ante el boom de los tratamientos de microinjerto capilar, la nueva moda entre los pacientes que sufren de alopecia. Por 70 euros al mes ya se puede financiar un pelazo natural para siempre, sin que se caiga y hasta la muerte. "Los tratamientos suelen oscilar entre los 3.000 y 8.000 euros como máximo. Siempre dependerá de las unidades funiculares que se implanten y el volumen de pelo que se quiera conseguir", explica Bernuy.

Una auténtica revolución para la estética masculina, pero también la femenina. "Se trata de una operación quirúrgica con anestesia local y tiene una duración de 5 a 8 horas. El cirujano va injertando tu propio pelo en el folículo. Es algo minucioso, pero no implica ningún riesgo, y además, es la solución definitiva", sentencia. "Nadie podría imaginar cuánta gente lleva pelo natural injertado por la calle, es la tendencia, pronto no habrá calvos, a no ser que sea por voluntad propia", añade la responsable de comunicación del IM Dermatológico.

Lo cierto es que basta sólo con ver los sorprendentes resultados. Muchos pacientes, tras volver a ver que tenían pelo han dejado el psicólogo y los antidepresivos. "Se recupera el bienestar mental. Hombres y mujeres se vienen abajo, su autoestima cae por los suelos cuando observan cómo se están quedando sin su amado cabello, irremediablemente", afirma. "La revolución clínico-estética contra la alopecia ha posibilitado el cambio radical en las vidas de muchas personas que apenas salían a la calle por vergüenza o que jamás se quitaban la gorra o el sombrero".

Repoblar la calva era una idea que se suponía un imposible en el terreno de la medicina estética. Enrique Lozano, un joven artista, antes calvo, nunca pensó que volvería a presumir de cabello. Y, por si fuera poco, con brillo y sano, porque, no olvidemos, es el propio pelo del paciente recogido de los laterales de la cabeza. En el caso de los varones se extrae de estas zonas programadas genéticamente de las que nunca se caerá el pelo.

Instituto-Medico-Dermatologico_2.jpg

Lozano recuerda que antes de la operación capilar "no se miraba al espejo", y le apesadumbraba "no tener éxito con las chicas" desde que empezara a quedarse calvo. Después de descubrir que podía volver a tener el mismo pelo que cuando era adolescente , no se lo pensó ni un segundo y en un día "volvió a ser el que era". "Me ha ayudado a nivel personal y profesional, tengo más seguridad en mí mismo", comenta el artista.

"No hay que tener ningún miedo a entrar a quirófano, es totalmente seguro. Después estarás dos días de reposo. El paciente se debe lavar con un champú de Betadine especial para curar las zonas, es lo único más engorroso", expone Bernuy. Sin embargo, también hay otras técnicas avanzadas que evitan pasar por esas ocho horas de microinjertos.

Es el Hair System, otra innovación que permite ponerte el color de cabello y corte que desees a través de un sistema que habrá que ir manteniendo cada tres meses. "Te puedes poner pelirrojo, rubia con flequillo, melena larga negra, lo que quiera el paciente y sin anestesia local".

Julia Jimenez es uno de los casos que acudió a este sistema. A esta joven, la calvicie que estaba padeciendo la estaba matando. El después de Julia no tiene parangón: mismo color de pelo, melena larga, recuperación de sus rizos y flequillazo. "Se trata de una malla de hilo transpirable en la que implantamos de forma artesanal pelo natural. Este sistema de integración capilar está teniendo muchísima demanda", aclara Ana Crespo, directora adjunta del instituto estético.

MED_detalle_imagen_sistemas-de-integraci
Julia Jimenez y su "Hair System"

El precio es menor al de la operación de injerto, en este caso oscilaría en los 1.500 euros de media. "Ahora puedo hacerme diferentes peinados, antes para disimular no lo hacía. También hago deporte, esto no se cae y tengo mucho volumen. Sobre todo me encuentro bastante guapa", declara Jiménez. Lo mismo piensa Mercedes Carrillo: "Lo recomiendo porque ya no hay necesidad de sufrir por tener calva".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Podimo
    • Reloj LD