Menú

La Universidad vuelve a lo mejor del pasado para preparar sus retos de futuro

El IV Encuentro Internacional de Rectores Universia, celebrado en Salamanca, fue un foro esencial para desentrañar el futuro de la Educación Superior.

0
El IV Encuentro Internacional de Rectores Universia, celebrado en Salamanca, fue un foro esencial para desentrañar el futuro de la Educación Superior.
La foto de familia de la inauguración, con SM el Rey. | Universia

Salamanca, una de las cunas de la universidad europea, ha sido el marco de un encuentro en el que más de 700 rectores y representantes académicos de 26 países han reflexionado sobre los múltiples retos que el presente y el futuro más inmediato de estas instituciones educativas que, como en el caso de la propia Universidad de Salamanca, atesoran una tradición de siglos.

Se trata del IV Encuentro Internacional de Rectores Universia, que se ha desarrollado el 21 y el 22 de mayo en la ciudad castellanoleonesa, con la participación de 600 rectores que representaban a 10 millones de estudiantes de todo el mundo, y presidido por la máxima responsable de Banco Santander y Universia, Ana Botín.

Durante los dos días se mantuvieron debates sobre temas clave en el futuro de la Educación Superior cuyas conclusiones se han presentado en la Declaración de Salamanca, un documento en el que se condensan las principales reflexiones surgidas de los intensos debates.

Liderar la revolución tecnológica

La importancia de las nuevas tecnologías y su impacto en la educación han sido uno de los ejes alrededor de los cuales giró el encuentro. Los rectores destacaron la necesidad de que las universidades "no sólo conozcan, sino que lideren esta revolución".

Los participantes del IV Encuentro Internacional de Rectores destacaron que para lograr este liderazgo son necesarias acciones en diversos sentidos, entre ellos "flexibilizar" su funcionamiento y "aplicar métodos educativos innovadores", llevar también estos cambios e innovaciones a los procesos organizativos y administrativos, así como la sostenibilidad.

Para ello se recomiendan "alianzas, cursos y certificaciones con empresas de diferentes industrias" que permitan "ofertas formativas híbridas" y también llevar la formación universitaria al lugar de trabajo, adaptando la formación a las necesidades del estudiante y aún más allá: extendiendo ésta a lo largo de toda la vida laboral.

Otra forma de investigar y de participar

Como no podía ser de otra forma, la investigación fue otro de los temas estrella del Encuentro, recalcando que "el modo de la investigación ha cambiado y las universidades deben adecuarse a ello", tal y como señala la Declaración de Salamanca, que llama a la colaboración e interactuación con nuevos "agentes activos en investigación" que son "tanto públicos como privados".

Además, los rectores destacaron que no basta con investigar, sino que "la Universidad debe hacer un esfuerzo por informar y explicar qué hace, por qué y para qué", así como revisar las formas de financiar y evaluar a las propias universidades y los investigadores que trabajan en ellas.

Todo esto, sin perder de vista las que los rectores denominan "tareas insustituibles de la Universidad", que debe ser una pieza fundamental en el "desarrollo de una ciudadanía crítica, ética y capaz", defendiendo "el papel de la educación como una herramienta decisiva para el porvenir".

"Reinventarse y transformarse"

Ana Botín, presidenta de Banco Santander y de Universia, fue la encargada de clausurar el Encuentro con un discurso en el que no quiso olvidar a una mujer tan importante como poco conocida: Luisa de Medrano, que fue, precisamente en Salamanca, "la primera profesora de universidad en el mundo occidental, 400 años antes de que Marie Curie se convirtiera en la primera profesora en La Sorbona".

Botín recalcó que la Declaración de Salamanca es "una muestra de la capacidad de la comunidad universitaria global para movilizarse" y "un excelente ejemplo de cómo la colaboración es esencial para hacer frente a los grandes retos" actuales.

Unos desafíos para los que "la educación es la principal respuesta y la mejor herramienta" para enfrentar esos grandes retos "y combatir los problemas de hoy y de mañana".

En este sentido, recordó que el propósito del banco que preside es "ayudar a las personas y a las empresas a progresar" y eso "incluye también el progreso de la sociedad" y el "compromiso" de la compañía con la educación del que su "alianza con las universidades" es uno de los mejores ejemplos.

Ana Botín cerró su discurso y el IV Encuentro de Rectores Universia citando a Unamuno, rector él mismo por tres veces de la Universidad de Salamanca, que allí mismo dijo "procuremos más ser padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado", una frase que según la presidenta de Banco Santander es un buen lema para resumir "el compromiso de las universidades para reinventarse y transformarse" y para "seguir liderando el progreso de nuestros países", para lo que se comprometió a que no dejarán de contar con "el apoyo de Banco Santander".

En Libre Mercado

    Servicios

    • Inversión
    • Seminario web
    • Radarbot
    • Tienda LD