Menú

Una aceitera de Córdoba no paga atrasos a sus trabajadoras porque en el convenio dice "trabajadores"

La RAE se ha pronunciado en su cuenta de Twitter. Afirman que "si el masculino genérico sólo es para hombres da lugar a estas confusiones". 

Libre Mercado
0
Una aceitera de Córdoba no paga atrasos a sus trabajadoras porque en el convenio dice "trabajadores"
Olivar en Jaen I Pixabay/CC/Pexels | Pixabay/CC/jackmac34

Las trabajadoras de la empresa Aceites y Energía Santamaría S.L, ubicada en Lucena (Córdoba) no han cobrado los atrasos de la actualización salarial porque en el convenio colectivo del sector aparece el término "trabajadores", en masculino, y no "trabajadoras", según ha informado la agencia Europa Press.

CCOO ha denunciado a la empresa Aceites y Energía Santamaría, S.L., de Lucena (Córdoba) por una presunta discriminación por razón de género al "no abonar a sus trabajadoras los atrasos devenidos de la firma del convenio de industrias del aceite de la provincia de Córdoba", mientras que "sí lo ha hecho con sus trabajadores hombres".

La Real Academia de la Lengua se ha pronunciado sobre este asunto en su cuenta de Twitter afirmando que "la insistencia en que el masculino genérico invisibiliza a la mujer, finalmente trae consigo lamentables confusiones".

Asimismo, la razón que argumenta la empresa, según apunta el sindicato, no es otra que la redacción del convenio laboral del sector del aceite. La excusa de Aceitas y Energía Santamaría es que en el escrito que marca las condiciones laborales del gremio viene escrito 'trabajadores' y no 'trabajadoras' a la hora de retribuir a sus empleados. La polémica decisión de la empresa afecta a las tres mujeres de la plantilla, que llevan seis meses esperando por el pago de los atrasos del nuevo convenio.

La secretaria de Mujer de CCOO de Córdoba, Mar Ávalos, ha explicado en un comunicado que en diciembre de 2017 se firmó el nuevo convenio colectivo de industrias del aceite con una vigencia de enero de 2015 a diciembre de 2019 y ha detallado que a efectos económicos las subidas salariales comenzaban en 2017.

Así, CCOO ha señalado que el convenio establecía para el año 2017 "un incremento salarial del 1,5 por ciento a cobrar con efecto retroactivo desde el 1 de enero de dicho año". Dichos atrasos debían ser abonados en el mes siguiente a la publicación del convenio en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP) y, de hecho, "los trabajadores de la empresa recibieron dichos atrasos mientras que las mujeres hasta la fecha no han cobrado dichos atrasos".

Para Ávalos, esta situación es "un claro ejemplo de discriminación por razón de sexo" y ha lamentado que "a estas alturas todavía haya empresas y empresarios que crean que los hombres tienen más derechos que las mujeres por el mero hecho de ser hombres".

Además, la responsable sindical ha remarcado que "no se trata de una cuestión económica", ya que, de hecho, "las mujeres son una minoría en la empresa, sino de una cuestión de discriminación hacia las mujeres".

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios