Menú

La primera hamburguesa hecha por un robot ya se puede comprar por solo 6 dólares

San Francisco será la ciudad pionera en la que se podrá probar la hamburguesa más moderna del mundo.

Libre Mercado
0
La primera hamburguesa hecha por un robot ya se puede comprar por solo 6 dólares
Llega al mercado americano las primeras hamburguesas hechas por robots | Wendy's

En San Francisco se podrá comprar a partir de este miércoles la hamburguesa más innovadora de todo el planeta,que, por el momento, tendrá cuatro variedades. Un adjetivo que no tiene que ver con las nuevas recetas culinarias, sino con el modo en que se cocina. Una máquina que tiene más de 20 ordenadores, 250 sensores y 50 mecanismos se encarga de hacer todo: corta y tuesta el pan, sazona la carne, la muele, le pone lechuga, tomate y todas las salsas que queramos y en solo 5 minutos la burguer estará lista. El proceso es sencillo, el cliente elige cómo quiere la hamburguesa y en cinco minutos le saldrá por una máquina expendedora. Todo esto por solo 6 dólares -5,14 euros-.

Está maquina es una idea del empresario Alex Vardakostas, quien comenzó a trabajar en este robot hace ya seis años. En 2012, reunió a un equipo de ingenieros, diseñadores, expertos en robótica de Apple, Tesla y la NASA para empezar a trabajar en este novedoso proyecto. Después de varios años de investigación y miles de pruebas, el robot ya está disponible y se podrá comprar en el restaurante Creator de San Francisco. aunque irá extendiéndose poco a poco por Estados Unidos.

"El 27 de junio será un gran día. Cuando empecé en este proyecto tenía muchas dudas. Pero ahora tengo claro que este tipo de robots serán cada vez más comunes en la cocina y además produce una hamburguesa de mayor calidad", afirma Vardakostas.

La máquina no es demasiado grande, ocupa lo mismo que un mostrador de cualquier tienda de alimentación y tiene cada alimento separado en un compartimento totalmente refrigerados. Además, las placas son de vidrio para que el cliente pueda ver en todo momento cómo se cocina la hamburguesa que ha pedido. "La única parte que los clientes no pueden ver es cuando la carne se pica y cuando está en la plancha. Pero considero que es el restaurante más transparente", cuenta el empresario.

El proceso de la hamburguesa es simple. Primero el pan es empujado por un pequeño bloque de madera y lo cortan unas cuchillas. Tras eso, cae a una tostadora y, cuando tiene el punto justo, cada rebanada cae en un compartimento del mismo recipiente. Después, sobre una rebanada se echan las salsas elegidas y la carne y en la otra el queso, la lechuga o lo que haya seleccionado el comensal. Todo esto se hace a la vista del cliente.

hqdefault.jpg

Sobre los inversores, Vardakostas no ha querido dar datos por el momento, pero sí confirmó que Google ha sido uno de los inversores de esta empresa, que recibió 18 millones de financiación. Por el momento, la compañía tiene a 40 personas trabajando -nueve de ellas son empleados del restaurante, un número menor que cualquier otro restaurante de hamburguesas-.

"La máquina es mucho más barata que construir un restaurante como McDonals", asegura Vardakostas. Por eso, el empresario confía no solo en exportar su robot a otras ciudades, sino a que pueda operar en aeropuertos, estaciones de tren, estadios y universidades. En las pruebas hechas hasta ahora, la máquina consigue hacer 120 hamburguesas por hora, pero esperan llegar a las 400 por hora en los próximos meses.

En Libre Mercado

    Lo más popular

    Servicios